El ministro de la Gobernación preside la constitución del nuevo Ayuntamiento  :   
 La sesión revistió gran solemnidad. 
 ABC.    03/01/1964.  Página: 79-83. Páginas: 5. Párrafos: 55. 

ABC. VIERNES 3 DE ENERO DE 1964.

MADRID al DIA

LA SESION REVISTIO GRAN SOLEMNIDAD

En el salón de sesiones de la Casa de la Villa se celebró ayer a mediodía el acto de constitución del nuevo

Ayuntamiento, cuyos componentes ´fueron designados en las elecciones verificadas el pasado mes de

.noviembre. Con el ministro de la Gobernación, don Camilo Alonso Vega, ocuparon el estrado

presidencial el alcalde, conde de Mayalde; subsecretario de la Gobernación, señor Rodríguez Miguel;

gobernador civil de Madrid, señor Aramburu, y el director general de Administración Local, señor Moris

Marrodán.

Tomaron asiento en los escaños los directores generales de Sanidad, señor García Orcoyen, y de

Beneficencia, señor Oriol Urquijo; presidente de la Diputación, marqués de la Valdavia; presidente de la

Audiencia Territorial de Madrid, señor Soler Dueñas; tenientes de alcalde y concejales salientes y

regidores recientemente elegidos. La tribunal pública se háballa totalmente abarrotada, así como los

pasillos y entradas del amplio local, en el que daban guardia agentes de la Policía Municipal con uniforme

de gala y los maceres.

Abierta la sesión por el ministro el secretario de la Corporación, señor Fernández Villa, dio lectura de las

actas correspondientes a las sesiones ordinaria y dos extraordinarias del Apuntamiento Pleno y de la

Comisión Municipal Permanente últimamente celebradas, que fueron aprobadas por unanimidad.

TOMA DE POSESIÓN DEL ALCALDE

Inmediatamente después se procedió al juramento y toma de posesión del alcalde de Madrid, designado

por decreto de 23 de septiembre último. El conde de Mayalde lo efectuó con la fórmula y ceremonia de

ritual:

"Ante los Evangelios juro servir a España con absoluta lealtad, al Jefe del Estado, fidelidad a los prin-

cipios básicos del Movimiento Nacional y demás leyes fandamentales del reino, poniendo el máximo celo

y voluntad en el cumplimiento del cargo de alcalde del excelentísimo Ayuntamiento de Madrid para el

que he sido nombrado."

Contestó el ministro con. las siguientes frases: "Si así lo hacéis, que Dios y España os lo premien, y si no

os lo demanden", y le hizo entrega del bastón de mando.

Una gran salva de aplausos acogió el final de esta ceremonia. Dada cuenta de la orden comunicada del

ministro de la Gobernación, disponiendo la constitución del Ayuntamiento, fue leída la documentación de

la Junta Municipal del Censo, expresiva de los nombres y apellidos de los concejales elegidos y de los

testimonios de las sentencias y autos dictados por la Sala segunda de lo Contencioso-Administrativo de la

Audiencia Territorial de Madrid, resolutorios de los recursos interpuestos contra las elecciones celebradas

en noviembre último, y a continuación juraron sus cargos los regidores siguientes, por orden alfabético:

Tercio de cabezas de familia: Don Miguel Ángel Alonso Samaniego, don Pedro Tomás Esteras

Navalpotro, don José Alfredo Fernández Obregón, don Jaime de Foxá y Torroba, don Emilio Jiménez

Millas, don Vicente Olmos Puech, don Luciano Paredes Tomé, don Dionisio Porres Gil, don Jesús Sueyos

Fernández, don Juan Valverde Díaz y don Ricardo Villalba Rubio.

Tercio sindical: Don José Luis de Ceballos Bourgón, don Amadeo García Borregón, don Carlos García

Pérez., don Felipe Laporta Lorenzo, don Romualdo Mercado Arroyo, don Manuel del Moral," don

Ecluardo Ñoya López, don Luis Pérez Hernández, don José Planelles Guerrero, don Florencio Rodríguez

de la Torre, don Felipe Simón Luque y don Antonio Zaragoza Rodríguez.

Tercio de Corporaciones: Gruño A), don Evaristo Babé Delgado, don Juan Melgar y Escrivá de Romaní,

don Manuel de Quadros Tejeiro, don Constantino Pérez Pillado, don Luis Sánchez Agesta y doña Oliva

Tomé Lambea; grupo b), don José María Maureta González, don Francisco Moreno Arenas j don Gabriel

del Valle Alonso.

En total tomaron posesión treinta y dos concejales, once del primer tercio, doce del sexuado y nueve del

tercero. No pudieron efectuarlo por haber sido declaradas nulas sus respectivas elecciones don Luis .de

Sosa Pérez, don Carmelo Lacaci González, don Pedro Roiz Cossío y don Luis Resel Maceira,

perteneciente éste al tercio familiar y los tres anteriores al de Corporaciones. A los nuevos, regidores les

fueron entregados por el ministro y el alcalde los distintivos correspondientes a su cargo: medalla, botón y

fajín, así como la credencial y título de concejal.

INTERVENCIÓN DEL SEÑOR SUEVOS

Hizo uso de la palabra don Jesús Suevos, en nombre propio y en el de todos los concejales electos, y en

primer lugar agradeció al pueblo de Madrid la confianza que ha depositado en ellos, y en segundo término

expresó al ministro de la Gobernación su reconocimiento por el honor de su asistencia y al Caudillo de

España su gratitud por que haya propuesto y designado alcalde de Madrid al conde de Mayalde.

"Venimos a servir—dijo—a las órdenes de un hombre popular en la capital de España, sobre todo entre

las gentes del pueblo, que han visto en él una especial manera de ser y una conducta ejemplar. El conde

de Mayalde representa para nosotros una garantía, porque posee las condiciones básicas para ser un jefe

solvente: rectitud política, lealtad a los principios del Movimiento Nacional, honestidad de principios y de

conducta, además de una exquisita cortesía."

Puso de manifiesto que para vencer las dificultades que surgen constantemente en la administración de

una gran ciudad como Madrid pondrán el mayor celo, la mejor voluntad y una constancia ilimitada, y

terminó ofreciendo al conde de Mayalde su adhesión, lealtad y subordinación con afecto y simpatía para

servir a España, para servir al Caudillo Franco, que representa a España, para servir a Madrid y para

servir a todos los madrileños.

DISCURSO DEL CONDE DE MAYALDE

Habló luego el conde de Mayalde. Dijo que el acto de la toma de posesión quedaría grabado en su alma

para siempre. Los que hemos vivido intensa, entrañable, dramáticamente la vida de España en estos

últimos veinticinco años tenemos que comprender que se realizó algo trascendental en nuestra villa.

Desde hace treinta años que conocí en un despacho del Ministerio de la Guerra al Generalísimo Franco,

cuando parecía que se había consumado, la desmembración de la Patria y deshecho la unidad sagrada de

España, he servido a sus órdenes, y como todos los combatientes españoles tuve seguridad absoluta en su

victoria y la fe en su mando. Después desempeñé cargos de la máxima responsabilidad por su decisión.

Desde esta tribuna quiero expresar mi gratitud al pueblo de Madrid y mi deseo de servirle con todos mis

esfuerzos; este pueblo de Madrid, tan generoso, inteligente y noble, aunque algunas veces irónico, al que

he. tenido el honor de administrar tantos años por la confianza del ministro de la Gobernación y del Jefe

del Estado. ¡Quiera Dios que sea digno de esta confianza! A. ella quiero corresponder con la absoluta

dedicación a la administración de la villa.

Calificó al ministro de la Gobernación de apasionado y auténtico municipalista y le expresó su gratitud

por el nombramiento para la Alcaldía-Presidencia. Se refirió después a la ley de Régimen especial de

Madrid, que rompe el molde tradicional en la administración de las ciudades, que pudiera llamarse de

gobierno colegiado, y establece un instrumento más ágil, más moderno, más adecuado, creando un

régimen de gerencia. El alcalde, que era antes presidente que alcalde, será ahora más alcalde que

presidente; surgen las figuras de los delegados de Servicios colaboradores del alcalde; la Comisión de

Gobierno y las Juntas de Distrito, que recogerán los anhelos del pueblo con más eficacia que antes, puesto

que no había un organismo similar; se llevará la acción descentralizadora de la Administración a todos los

servicios de la ciudad, constituyendo .un auténtico sistema de separación de poderes. Habrá, pues, un

alcalde con más. responsabilidad, pero con mayor autoridad, y un Concejo con más independencia y con

más posibilidades de legislar: un pequeño Parlamento.

Otra de las facilidades que da la ley de Régimen especial es una mayor agilidad administrativa. El

Ayuntamiento de Madrid, como antes el de Barcelona, tiene en sus manos el poder racionalizar mejor los

servicios al facilitar la creación de órganos de gestión. En el orden económico se abren nuevas y amplias

perspectivas, y aunque como toda obra humana puede tener errores supone un avance formidable y un

.instrumento eficacísimo para la administración de la villa.

Dedicó después cálidos elogios a los. miembros de la Corporación saliente, cuya colaboración fue

verdaderamente eficaz y entusiasta,.y agradeció a los nuevos concejales sus buenos propósitos y su

incondicional adhesión; pero este Madrid al que van a servir tiene problemas inmensos que es necesario

resolver contando con el apoyo, del ministro de la Gobernación, y sobre todo con la ayuda del Jefe del

Estado, que tanto se interesa por la capital de España. Las dificultades económicas son las que priman. En

la última sesión del Ayuntamiento fue aprobado el presupuesto ordinario de 2.500 millones de pesetas,

cantidad aparentemente ingente; sin embargo, examinando las partidas se. comprueba que los servicios

quedan indotados, porque el crecimiento de nuestra capital ,es gigantesco y las necesidades son

progresivas, y no hay que olvidar que. el Concejo madrileño ha estado luchando casi quince años sin un

presupuesto extraordinario que permita acabar con los grandes problemas que son una vergüenza para

nuestra ciudad y para nuestra Patria. Hay que preocuparse de que en las zonas periféricas no quede una

calle sin los imprescindibles servicios urbanos.

. No es el momento de hacer -un programa. Utilizaremos la experiencia de nuestros hermanos de

Barcelona en una primera etapa en la que ha de trabajarse intensamente en la organización del Concejo;

éste tendrá que estudiar los Reglamentos y Ordenanzas que la ley necesita, y han de constituirse los entes

personalizados y proveer a todo !o imprescindible para que el Ayuntamiento nuevo pueda entrar en plena

actividad y eficacia. Para conseguirlo es preciso que el presupuesto ordinario del futuro Madrid esté lo

suficientemente dotado para que estén cubiertas todas las necesidades de la ciudad y atendidos todos los

servicios, y sobre todo deberá disponer del gran presupuesto extraordinario que la capital de España

requiere para cumplir su deber ante la Patria y para realizar la parte que le corresponde en ese grandioso

Plan de Desarrollo que nuestro Caudillo quiere afrontar. Terminó invocando la ayuda de Dios y de la

Virgen de la Almudena, Patrona de Madrid, para poder realizar la labor, que el nuevo Ayuntamiento tiene

encomendada.

HABLA EL MINISTRO DE LA GOBERNACIÓN

El ministro de la Gobernación, señor Alonso Vega, pronunció a continuación un discurso en el que, entre

otras cosas, dijo lo siguiente:

"Se ha hecho ya tópico hablar de los graves problemas que engendra la gran ciudad. Pero, que ello

constituya un lugar común, no significa que los problemas dejen de estar ahí, presentes, urgiendo

soluciones tanto más inmediatas cuanto que afectan en máxima medida al bienestar de las. clases más

modestas y a. la efectividad de una verdadera justicia social.

La sociedad actual no mide tanto la eficacia de un régimen con arreglo a patrones teóricos o criterios de

partido, cuanto por la efectividad y perfección en el funcionamiento de su aparato administrativo.

Y si la administración, en cuanto maneja intereses públicos, exige la Ley como supuesto previo para que

pueda hablarse de Estado de Derecho, la Ley para poco sirve si falta la mano que la aplique sabia e

inteligentemente. Nunca valoraremos bastante alto la importancia del hombre a la hora de regir y

administrar una colectividad humana. Por eso, nuestro glorioso Caudillo, cuya obra excepcional es

exponente vivo y ejemplar de las ventajas que a la comunidad reporta el contar con mando adecuado, ha

querido, sí, que para los, problemas de Madrid se dispusiera de la Ley más conveniente como instrumento

para resolverlos, pero también se ha desvelado porque en la selección de quienes han de administrarla se

tenga en cuenta, esa trascendental primacía del factor humano.

Y hoy Madrid, esta ciudad que al convertirse en urbe cosmopolita ha sabido conservar su gracejo, su

donaire y su excepcional poder de captación, cuenta ya con una Carta municipal en cuya elaboración no

se ha, regateado el esfuerzo y con la primera. Asamblea elegida con arreglo a sus preceptos, cuya

constitución solemne tiene lugar en estos momentos.

LOS REGÍMENES ESPECIALES DE MADRID Y BARCELONA

El Régimen especial para Madrid es el segundo de esta clase que se establece en nuestra patria, ya que

por razones, fácilmente explicables, se anticipó la promulgación de la correspondiente a Barcelona. Pero

es obligado que llamemos, una vez más, la atención sobre, la importancia crucial que ambas medidas

representan en la historia de nuestro régimen local. La necesidad, era ya antigua y estaba recogida incluso

en la Ley Municipal de 1935, aunque el precepto—como dice la exposición de motivos de la Carta de

Barcelona—resultara víctima de la ineficacia característica de la época en que se promulgó. Nos ha

cabido el honor de llevar a cabo la idea del Generalísimo Franco de terminar con ese fetiche—

inexplicable en su supervivencia—de la uniformidad legislativa de nuestro régimen local, para el que eran

casi iguales las soluciones dadas a las necesidades de la gran urbe que las correspondientes a la más

modesta aldea.

La empresa no era fácil. Las dificultades que habría que afrontar eran considerables, y ello no debe

extrañarnos por cuánto la reforma de la Ley especial de Londres, promulgada el mes de julio último, ha

requerido varios años de trabajos preparatorios, y los estudios para una verdadera reforma. de las

estructuras municipales de París, todavía pendiente, se remontan a fecha anterior, a 1957, año en que vio

la luz nuestra Ley de 7 de noviembre, primer paso para las. Cartas de Barcelona y Madrid, aprobadas

posteriormente.

CARACTERÍSTICAS DE LA AUTONOMÍA LOCAL

Con acierto se ha observado que una verdadera autonomía local, dentro de los .límites que venimos

señalando, debe estar caracterizada por dos principios fundamentales: él de la diferenciación da funciones

y el de la efectividad de éstas. El primero exige un deslinde entre las competencias de los órganos

estatales y las competencias de los órganos municipales, principio que recoge con toda claridad la Carta

municipal de Madrid, sin que ello suponga menoscabo de las posibilidades de fórrnulas colaborativas en

la prestación de servicios a que tan propensa se muestra la doctrina contemporánea, pero que nunca puede

significar la absorción por los órganos estatales de las auténticas competencias del Municipio.

Él segundo principio, esto es, el de la efectividad de las funciones municipales, sólo se garantiza con una

dotación suficiente de la Hacienda del Ayuntamiento, y a tal propósito responde la regulación del nuevo

sistema de impuestos municipales. Y conviene señalar al respecto que en nada se merma la autonomía

municipal, en lo que tiene de respetable, cuando el Estado le entrega al Municipio, en todo o en parte, el

rendimiento de determinadas imposiciones, reservándose la soberanía impositiva. Ya hace muchos años

que las sutilezas de la ciencia financiera germánica enseñaron a distinguir, dentro de la soberanía

financiera, lo que se ha llamado la soberanía impositiva o de objeto y la soberanía de rendimiento o

producto, que corresponde a la Corporación qué "recibe y administra libremente—aunque dentro de la

Ley, por Supuesto—el resultado de la recaudación.

En cuanto antecede, he querido poner luz solamente sobre algunos de los aspectos más importantes del

cuerpo de ideas que ha presidido la elaboración de la Carta municipal de Madrid. A vosotros corresponde

ahora el honor y la responsabilidad de, contrastar su eficacia aplicándola a la realidad viva del Municipio

madrileño. La Carta, como toda obra humana, es perfectible, pero los aciertos que pueda contener tienen

un solo camino para traducirse en realidades. Ese camino es el de vuestra dedicación, vuestro entusiasmo

y vuestro´ sacrificio a! consagraros a. la noble tarea de administrar los intereses comunales. Sé bien—

añadió finalmente el siniestro--que en todos vosotros concurren méritos sobrados para que la promesa que

significa el nuevo régimen municipal cuaje en espléndido fruto, y a mí únicamente me resta pedir a Dios

que os ilumine siempre en vuestra labor "

Al terminar, el señor Alonso Vega, fue objeto, de una calurosa, ovación por todos los asistentes, puestos

en pie, y el alcalde suspendió la sesión durante cinco minutos para despedir al ministro, que salió del sa-

lón de sesiones acompañado por el conde de Mayalde y demás personalidades.

Designación de tenientes de alcalde

Reanudada la sesión, el alcalde anunció que la Comisión Municipal de Gobierno se reunirá, por lo menos

una vez al mes, el último miércoles en primera convocatoria o el último viernes en segunda, y cuando el

caso lo requiera habrá sesión extraordinaria.

Figuraba con el número 7 del orden del día el examen de las condiciones legales de los concejales

proclamados y, en su caso, constitución definitiva de la Corporación, y advirtió el secretario general que

hasta el momento no se tenía conocimiento de ningún caso de incapacidad de los. regidores proclamados.

Se dio cuenta del decreto de la Alcaldía nombrando a los tenientes de alcalde y las delegaciones que les

confiere. Son éstos: primer teniente de alcalde, don Jesús Suevos Fernández (tercio de cabezas de

familia); segundo, don Gabriel del Valle Alonso (tercio de entidades), y tercero, don Manuel del Moral

Megido (tercio sindical). Comisiones Informativas: 1.° De Obras y Servicios Urbanos, Tráfico y Orden

Vial, don Jesús Suevos Fernández; 2.º Hacienda, Economía y Régimen Interior, don Gabriel del Valle

Alonso, y 3.º Cultura y Sanidad y Abastos, don. Manuel del Moral Megido.

Cada Comisión estará integrada en total, incluido el presidente, por doce concejales, cuatro de cada tercio.

Se crean también seis Delegaciones de Servicios que auxiliarán a la Alcaldía-Presidencia, y

comprenderán: Obras y Servicios Urbanos; Hacienda, Rentas y Patrimonio ; Enseñanza, Servicios

Asistenciales y Beneficencia; Deportes, Festejos, Turismo y Actividades Culturales; Salubridad y

Abastos, y Tráfico, Seguridad y Ordenanzas.

También, fueron designados los presidentes de las Juntas Municipales de distrito, por este orden: Centro,

don Dionisio Forres Gil; Latina, don Luciano Paredes Tomé; Buenavista, don Juan Melgar y Escrivá de

Romaní; Retiro-Mediodía, doña Oliva Tomé Lambea; Universidad, don Francisco Moreno Arenas;

Ventas, don Juan Valverde Díaz; Chamberí, don Vicente Olmos Puech; Vallecas, don Antonio Zaragoza

Rodríguez ; Arganzuela-Villaverde, don Carlos García Pérez; Carabanchel, don José Planelles Guerrero;

Tetuán, don Miguel Ángel Alonso Samaniego, y Chamartín, don José Alfredo Fernández Obregón.

Para esta designación dijo el alcalde que se ha. seguido el criterio de nombrar a los concejales que han de

cesar a los tres años de su mandato.

En cuanto a la Junta Municipal de Gobierno, estará Integrada por el alcalde, tenientes de alcalde,

delegados de Servicios, secretario e interventor, y por los, concejales que se designen hasta completar un

número igual al de los. delegados, que es. el de seis. Por ello se completará con tres concejales más: don

Ricardo Villalba Rubio (cabezas de familia), don Luis Pérez Fernández (sindicales) y don Luis Sánchez

Agesta (por entidades).

También por decreto de la Alcaldía-Presidencia, en las próximas sesiones, y una vez verificados los

acoplamientos oportunos de acuerdo en lo posible con las aptitudes, títulos y deseos dé los interesados, se

propondrá a la Corporación, o se dará cuenta dé los nombramientos de los concejales para integrar, las

tres Comisiones informativas, así como las especiales, las Juntas de Distrito, las Ponencias, Consejos,

Juntas y Patronatos, entidades; empresas o servicios donde tienen que estar representada la Corporación

por miembros de la misma y, muy en especial, en la Diputación Provincial, Empresa Municipal, de

Transportes, Centro de Estudios Antonio Maura,. Escuela de Cerámica, Consejo de la Empresa Mixta de

Pompas Fúnebres, Montepíos, Patronatos de Viviendas, Asistencia Médica, Museos Municipales:

hospitales, colegios, reformatorios y fundaciones, Junta rectora del Laboratorio; Comisión de

Monumentos, construcción de la Almudena, Paro Obrero, Comisaría de Urbanismo y, en su caso,

Gerencia .de Urbanismo; Parque Zoológico, Consejo de Administración del. Canal de Isabel II y del

Manzanares; Cooperativa Eléctrica Madrileña; Consorcio de la Panadería, Consejo Provincial de

Educación Nacional, Comisión Coordinadora de Transportes Urbanos; Juntas del Censo, construcciones

escolares, Asociación Matritense de Caridad, etc.

Asimismo se dio cuenta de varios decretos de la Alcaldía-Presidencia, designando vicepresidente del

Patronato Municipal de Asistencia Médica y de la Junta Técnica Administrativa Rectora del Laboratorio

Municipal, al concejal don Manuel de Quadros Tejeiro; vocales de la Junta Municipal de Primera

Enseñanza, a los tenientes de alcalde señores Suevos Fernández, que actuará de vicepresidente, y Moral

Megido y al concejal señor Forres Gil.

Representarán al Ayuntamiento de Madrid en la Comisión Interministerial, el segundo teniente de alcalde,

presidente de la Comisión de Hacienda, señor Del Valle Alonso, y a don Ramón Fontcuberta Bayod,

delegado de Hacienda.

El decano del Servicio Contencioso Municipal, don José Luis Colas Hontán, ha sido encargado para

estudiar y organizar el Gabinete Técnico de Organización, y Métodos, que bajo la inmediata dependencia

del alcalde funcionará con el carácter de órgano de estudios y asesoramiento. En conexión con el

Gabinete se creará una oficina de Información, Iniciativas y Reclamaciones. Este organismo, manifestó el

alcalde, es pieza fundamental del nuevo Ayuntamiento y en el que el legislador ha puesto enorme cuidado

y atención, porque tendrá a su cargo el estudio de los problemas y sus soluciones, terminándose así, por

primera vez, con el sistema de constantes improvisaciones en que vivían los Municipios españoles.

Afirmó el conde de Mayalde que, como el tiempo de mandato de la nueva Corporación es de seis años,

debe hacerse un plan quinquenal, ya que los primeros doce meses ha de consumirlos la preparación de la

tarea a realizar.

MANIFESTACIONES DEL ALCALDE

Terminada la sesión municipal, el alcalde conversó brevemente con los periodistas y les manifestó que no

había contestado a ABC sobre el asunto de las impugnaciones de actas porque no tenía encello la menor

intervención. "Es asunto—dijo— que corresponde resolver a la Audiencia Territorial y a la Junta

Municipal del Censo." A preguntas de los informadores explicó que en la próxima reunión de la

Comisión de Gobierno propondrá los nombres de los delegados de servicios y que creía probable la

designación de don Miguel Vixcaíno Márquez para Obras y Servicios Urbanos; don Ramón Fontcubertá

Bayod, Hacienda, Rentas y Patrimonio; don José María Gutiérrez del Castillo, Enseñanza, Servicios

Asistenciales y Beneficencia; don Enrique de Aguinaga López, Salubridad y Abastos, y don Blas Pérez

Martín, para Deportes, Festejos, Turismo y Actividades Culturales.

 

< Volver