Autor: Ferrero Pérez, Afrodisio. 
   La reforma de la administración local debe tener impulso político  :   
 El nombramiento de alcaldes, la autonomía de las Diputaciones y la descentralización, próximos temas de debate. 
 ABC.    19/01/1972.  Página: 23-24. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

LA REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN LOCAL DEBE TENER IMPULSO POLÍTICO

El nombramiento de alcaldes, la autonomía de las Diputaciones y la descentralización, próximos temas de

debate

ES NECESARIA UNA NUEVA ESTRATEGIA DE LAS DIPUTACIONES Y AYUNTAMIENTOS

EN ORDEN AL DESARROLLO COMARCAL

La reforma de la Administración Local está en puertas. La nueva ley de Bases se hará pública en breve a

través del «Boletín de las Cortes», según han manifestado el presidente de la Cámara Legislativa, don

Alejandro Rodríguez de Valcárcel, -y el ministro de la Gobernación. Como ya se informó, el Consejo de

Ministros, del día 17 de diciembre pasado, acordó ´enviar a las Cortes el proyecto de la indicada ley.

Hasta que no se publique este proyecto de reorganización del Régimen Local, ignoramos los pormenores

que pueda suponer la reforma. No obstante, es previsible anticipar algunas consideraciones generales.

El Régimen Local es un conjunto de competencias encargadas del montaje de una amplia gama de

servicios públicos y de regular la participación de los vecinos en los asuntos que le son propios. Como

dice el profesor Morell Ocaña, en la vida local se revela el contexto de una clara ambivalencia. De una

parte admite y exige una valoración política de sus instituciones, en la medida que la representatividad

encarna intereses de sus comunidades. De ahí que esta consideración nos sitúe ante un has de fenómenos

de naturaleza política. Es decir, esta bipolaridad engendra exigencias de índole técnico y político.

En primer lugar, la participación de los ciudadanos en los poderes y actividades locales se alza como

evidente aspiración de la comunidad. Entre los grandes temas que están en la opinión pública son, entre

otros, el sistema de nombramientos de alcaldes y presidentes de diputaciones, la autonomía y la

descentralización, el municipio-comarca y la reestructuración da las haciendas locales.

LA «CUESTIÓN BATALLONA»

Sobre el tema de la designación dé alcaldes, se cree que se adoptará, en principio, este criterio: En los

Municipios de más de 10.000 habitantes los alcaldes serán nombrados por el ministro de la Gobernación

de entre los concejales más una terna presentada por las respectivas Corporaciones.

En los Municipios de menos de 10.000 habitantes los alcaldes serán nombrados por el gobernador civil

entre los concejales.

Sin duda, como dijo Calvo Sotelo en el Parlamento, con motivo de la discusión del Estatuto Municipal,

nos encontramos ante la «cuestión batallona». También dijo en aquella ocasión que el alcalde debería ser

elegido por el Ayuntamiento: «Si es un concejal bastará la mayoría de votos; si no pertenece a la

Corporación, se necesitará quorum extraordinario; es decir, las dos terceras partes de los concejales.»

No dudamos que la «cuestión batallona» va a ser ahora también el tema, de la elección o designación de

alcaldes. La provi

 

< Volver