Candidatos a concejales por el tercio de representación familiar     
 
 ABC.    14/11/1970.  Página: 59-63. Páginas: 5. Párrafos: 166. 

ABC. SÁBADO 14 DE NOVIEMBRE DE 1970.

CANDIDATOS A CONCEJALES POR EL TERCIO DE REPRESENTACIÓN FAMILIAR

Hoy finaliza la publicación del historial y programa de los candidatos proclamados a concejales de

representación familiar por Madrid. Los textos y fotografías han sido remitidos por la Junta Municipal del

Censo para su inserción gratuita, de acuerdo con lo que se dispone en el artículo noveno del decreto de

fecha 12 de septiembre pasado sobre las campañas de propaganda electoral para este tipo de comicios.

DON RAFAEL ALVARES DE CONTRA

Rafael Alvarez de Contra, de cuarenta y siete años de edad, natural de esta capital, gestor administrativo e

industrial, domiciliado en la calle de Vallehermoso, 16, séptimo A, candidato a concejal por el tercio

familiar, distrito de Universidad.

Estudia Bachillerato en Madrid, en el colegio de los Hermanos Maristas, y pasa la guerra de Liberación´

en Madrid, donde la familia es objeto de persecución por los elementos del Frente Popular; terminada la

guerra, termina el Bachillerato, interrumpido por ella, y se afilia a la Organización Juvenil, en que hizo el

cursillo de jefe de centuria. Alterna su trabajo en la escuela automovilista de su padre con los estudios de

Marina mercante, que termina en la Escuela de Náutica de Barcelona, cumpliendo su servicio militar en la

Armada por la Milicia Naval Universitaria, ¡siendo declarado apto en el grado de alférez de navío al

licenciarse, en que fue reintegrado a la vida civil, obteniendo por concurso oposición el título de gestor

administrativo, que continúa ejerciendo como profesión y compatibiliza con la dirección de tres escuelas

automovilistas de que es propietario en esta capital, en sucesión a la actividad de su padre (don Rafael

Álvarez León, de La Hispano), dueño de la escuela entonces más antigua y una de las primeras de

España, acaso la más antigua, fundada en 1910. Es director técnico oficial diplomado de escuelas

automovilistas, habiendo editado algunos libros sobre el automovilismo. Padre de seis hijos.—R.

DON ENRIQUE BE CASO SÁNCHEZ-CARRASCOSA

Enrique de Caso Sánchez-Carrascosa, dé cincuenta años, nacido en la calle de San Bernardo y bautizado

en la parroquia de los Dolores, distrito de Universidad. Del Ilustre Colegio de Abogados de esta capital,

de loa Colegios de Gestores Administrativos y Agentes Comerciales, profesor de la Facultad de Ciencias

Económicas de la Universidad de Madrid, profesor mercantil, procurador de los Tribunales, agente de la

Propiedad Inmobiliaria, representante de comercio, etc.

Inició sus estudios en el Instituto-Escuela y Hermanos Maristas, prosiguiéndolos en el Instituto Cardenal

Cisneros y Universidad de San Bernardo. Autor de diversos trabajos sobre temas jurídicos-económicos,

habiendo ocupado cargos directivos en entidades puramente profesionales. A los quince años de edad se

Incorporó como voluntario, combatiendo durante toda la guerra civil española, obteniendo diversas

condecoraciones. Oficial de Milicias Universitarias.

Propone como programa político una nueva estructuración revolucionaria para la resolución de los

ingentes problemas municipales que plantea toda gran ciudad. La era. que vivimos nos demuestra la

imperiosa necesidad de romper con moldes, sistemas e individualidades esclavizadas por la rutina y

acomodadas a una acción: limitada. La revolución propugnada, respetando los principios básicos y

fundamentales de nuestro Estado, se Inspira en conceptos revitalizados y valientes planificaciones, que

afrontan la problemática actual de nuestra capital, sin visión limitada en tiempo y espacio, debilidad,

cobardía o sometimiento servil. El ritmo rápido que preside nuestra época exige mutaciones drásticas cení

proyección de futuro. Nos consta a todos que de nada sirven soluciones momentáneas que son in-

mediatamente rebasadas por el natural desarrollo de la ciudad.

Bajo esa concepción renovadora, abordará el plan general de acción corporativa en toda su amplia gama

de obras y servicios municipales y recursos económicos necesarios para afrontarlos," estimulando la

actividad de los distintos órganos del Ayuntamiento y revisando a fondo los presupuestos.

Orientará la promulgación de nuevas normas reguladoras de la actividad de los elementos que intervienen

como mediadores en el ciclo económico de producción: y consumo, & fin de lograr la congelación del

alza constante del existe de la vida, que perseguirán, por último, la reducción de su nivel en beneficio de

las economías domésticas.

En un orden más concreto, dedicará especial atención a la ´gestión urbanística en general, saneamiento,

reformas interiores, vías públicas, viviendas, parques y jardines, tráfico, transportes, abastos y

beneficiencia.

Desde hace diez años emprendió él estudio de la planificación del Madrid del futuro. Hasta hoy, lograda

su madurez, no ha querido solicitar el espaldarazo electoral para convertir en realidad sus ideas. Tiene

elaborado un proyecto unitario, coherente y total, en el que se conjugan las exigencias de la moderna

ingeniería con un embellecimiento urbanístico capaz de transformar el incómodo Madrid en que vivimos

en una ciudad limpia, sin poluciones tóxicas, en la que el peatón esté protegido y el tráfico rodado se

desenvuelva con fluidez, garantizándose el aparcamiento sin riesgos de multas ni impopulares grúas

municipales. El proyecto comprende un sistema de autofinanciación con amortizaciones a largo plazo.—

R.

DON JUAN LILLO ORZAES

Juan Lillo Orzaes, sesenta y tres años padre de siete hijos, madrileño, perito industrial y aparejador.

Concejal delegado del Alumbrado, bajo el mandato del conde de Mayalde.

Presentación: Siempre es violento hablar de sí mismo. En política se había mucho, se promete demasiado,

luego se hace poco o nada.

"Por tus hechos te conocerán", a ello me remito. Al iniciar mi anterior mandato, no prometí nada; me

encontré un Madrid a oscuras. Me puse a trabajar; pronto encontré un equipo de funcionarios, quijotes

como yo, y el milagro se hizo. Sin dinero nos enfrentamos a problemas casi Insolubles. Los comerciantes

e industriales de Madrid nos alentaron, se movilizaron para iluminar sus calles, animados en un espíritu

de colaboración poco frecuente en el español.

Nuestro dinamismo, nuestra fe en un Madrid mejor nos fue abriendo puertas, surgieron ayudas y Madrid

se iluminó.

La Prensa, la radio, la televisión estimularon como pocas veces aquella labor municipal. Nunca sabrán

ellos el redoblado espíritu que nos infundieron.

La luz barrió las tinieblas y la labor cumplida quedó plasmada en un voluminoso libro, "Luz de Madrid",

que dio fe da lo realizado. ¡Otra quijotada del equipo de hombres que me animó!

Acabado él mandato legal dejamos a nuestros sucesores el acabar nuestra .obra y nos volvimos a casa,

que sacar adelante siete hijos no es tampoco tarea fácil.

Surge esta nueva elección de concejales: a pesar del pelo blanco, el amor a Madrid es el mismo o aún

mayor; Madrid necesita hombres Que trabajen para él. Si en algo puedo servirles, para mi será un. honor,

Programa de actuación: Eso pertenece a la vieja política. Un alcalde tan activo y eficiente como el actual,

aun en un régimen municipal de Carta especial, necesits hombres que le ayuden, que colaboren en los

infinitos problemas que asfixian e» Madrid. Los hombres grandes de la Historia lo fueron porque

supieron rodearse de buenos colaboradores. Yo aspiro a ser ei más humilde de todos ellos. En cualquier

sitio reamularé el trabajo. Madrid necesita da todos nosotros. ¿Por qué lo hago? Por supuesto, los que me

conocen ya lo saben; para mí trabajar no tiene mérito. ¡Ah!, y además me divierte.—R.

DON JOAQUÍN SALAZAR HERNÁNDEZ

Joaquín Salazar Hernández, natural de Madrid, de cuarenta y tres años, casado, doctor ingeniero de

Minas, domiciliado en Marqués de Urqujo, 22.

Cursé mis estudios de Bachillerato en el Colegio de Nuestra Señora del Buen Consejo, padres agustinos,

de Madrid.

Nacido en la plaza Mayor de la Villa, creo conocer, desde el punto de vista del hombre de la calle, los

problemas fundamentales que nos afectan. Su enumeración sería prolija: pero es necesario destacar, entre

otros, la densidad de tráfico, contaminación atmosférica, creciente subida de precios en relación con otros

distritos, dificultad de aparcamientos come consecuencia de la escasez de ellos, instalaciones de

ínfantilandia, zonas verdes, etcétera.

Aparte de esto, no ignoro otra serie de pequeñas y cotidianas dificultades y molestias que,

independientemente de las anteriores, nos afectan.

No cabe duda de que todos estos problemas han de tener una solución más o menos efectiva, aunque el

asegurarlo de antemano sería fácil por mi parte, pero no realmente sincera.

Lo único que está a mi alcance es ofrecer al votante el tratar de solucionar por los medios a mi

disposición todas estas incomodidades que padecemos, sin excepción, los vecinos del distrito, de los

cuales me declaro portavoz y defensor de sus derechos, para así conseguir una vida más agradable en el

seno de la gran ciudad en que se ha convertido Madrid.—R.

DON JESÚS SUEVOS FERNÁNDEZ

Jesús Suevos Fernández. Periodista. Licenciado en Derecho. Ha sido fundador de la Falange y nombrado

por José Antonio consejero nacional y primer jefe territorial de Galicia. Estuve tres años al frente de la

provincia de Pontevedra. Agregado de Prensa en las Embajadas de España en Lisboa y París. Jefe

nacional del Sindicato dei Espectáculo. Director general dé Radiodifusión, primero, y de Cinematografía

y Teatro, después. Director del diario "El Pueblo Gallego", de Vigo, y del semanario "Fotos", de Madrid.

Premio nacional "Francisco Franco" de periodismo.

En la actualidad soy consejero nacional por nombramiento directo del Caudillo. Procurador en Cortes

y. desde hace casi siete años, primer teníante de alcalde del Ayuntamiento de Madrid, lo que me ha

permitido ser uno de los protagonistas de la esforzada labor que en torno a nuestro alcalde realiza la

Coloración Municipal madrileña.

Me presento a la reelección porque me gustaría participar directamente hasta su remate en el plan de

transformación de Madrid que en el Ayuntamiento contribuí a planear. Es lógico que quienes comienzan

una tarea aspiren a terminarla.

Si tengo el honor de ser reelegido concejal seguiré colaborando activamente en la tarea de profunda

renovación ya iniciada.

Hay dos problemas qué ahora me preocupan mucho: la polución atmosférica y la busca de nuevas

fórmulas de convivencia que permitan conservar intacta la personalidad en el gigantismo creciente de las

grandes urbes. No basta escolarizar a los niños—el Ayuntamiento de Madrid ha escolarizado 75.000 en

los últimos años—, sino "humanizar" la ciudad "humanítarizando" sus habitantes. Una tarea de primer

orden que hay eme abordar con urgencia.—R.

DON MANUEL FERNANDEZ RODRÍGUEZ

Manuel Fernández Rodríguez, de cuarenta y ocho años de edad, empleado, casado y padre de familia

numerosa: natura! de Zamora y residente en Madrid cuarenta y cinco años, de los cuales veintiséis es

vecino del distrito de Vallecas, en el que su convivencia, a través de distintas actividades de orden social,

le han facilitado un amplio y profundo conocimiento de la; características, circunstancias y problema,

familiares y generales de este distrito.

Formado en las filas del Frente de Juventudes, ha participado intensamente en múltiples tareas del

Movimiento, en el que ha desempeñado diversos puestos de servicio de ámbito provincial y local. Por

otra parte, su vinculación al asociacionismo familiar en Vallecas, al mundo del deporte mediante su

colaboración en la Agrupación Deportiva Rayo Vallecan cómo vicepresidente tercero, y el hab;

desempeñado el cargo de vocal-vecino > la Junta Municipal del Distrito durante 1os cuatro últimos años,

pueden ser exponente, de su vocación y sensibilidad social, de su conocimiento y dedicación a toda la

gam de problemas que aquejan a un distrito como el de Vallecas, en pleno desarrollo urbanístico,

económico, social, cultural deportivo.

Su actitud, en lo que se refiere a política municipal, es la de contemplar los problemas con una visión de

conjunto, en beneficio de nuestra capital, una y completo acorde con el gran Madrid que apetéceme Sus

principales preocupaciones; Enseñanza, hasta conseguir el total de las plazas escolares necesarias, y

extensión cultural; Urbanización—pese a la labor ,des arrollada en estos, últimos años, aún se más de

doscientas calles las que queda por pavimentar en el distrito—; Vivienda —aunque no es problema

típicamente minicipal, hay que instar a los organismos competentes a que se resuelva este acucias te

problema en barriadas como ésta, don existen miles de viviendas carentes de los servicios más

elementales—; más guarderías infantiles para barriadas de trabaja dores; Parques y zonas verdes; más

instalaciones deportivas que potencien y haga posible la participación y formación to de la juventud en

este orden; Abastecimientos y Mercados; Sanidad e Higiene Transportes públicos; etc.

El objeto de Manuel Fernández Rodríguez, al participar como candidato en elecciones municipales para

concejales, es presentar un programa de soluciones jas, que en la mayoría de los casos llegan a cumplirse

por distintos impon rabies. Su objeto es, si llega a la Concejal favorecido por el voto de sus convecinos

aportar una vez más su vocación de servició, sin escatimar esfuerzo alguno, para una forma dinámica e

Ilusionada, velar por las justas inquietudes de sus representantes y abordar sus problemas para mitigar o

subsanarlos y, cuando posible sea, resolver los. En suma, llevar al Ayuntamiento madrileño la voz y, por

qué rio, la colaboración del vecindario del distrito de Vallecas en un afán colectivo de servicio al 1

común.—R.

DON FRANCISCO MUÑOZ DE ESCALONA LAFUENTE

Francisco Muñoz de Escalona Lafuente. Nací en Tocina (Sevilla) hace treinta y tres años, dentro de una

modesta familia. Mi padre se dedica a la reparación de maquinaria en general. Vivo con mi mujer y mis

tres hijos en un pequeño piso de Moratalaz, no dispongo de servicio doméstico y sólo hace unos meses

que poseo un automóvil utilitario. Mis ingresos proceden exclusivamente del ejercicio de mi profesión de

economista.

Mi candidatura responde a un fuerte Impulso de entrega a la solución de los problemas del distrito de

Vallecas, al margen de consideraciones políticas. Es decir, que mi decisión as libre y personal, y prueba

de ello es que li siquiera conocía a los concejales que han firmado mi propuesta. Cuento exclusivamente

con mi entusiasmo, carezco de apoyo organizado y no dispongo de medios para una campaña electoral

adecuada. Por lo tanto, sólo podré ser concejal si os convence la sinceridad de mi programa y lo

demostráis acudiendo a votar.

Mis conocimientos del distrito de Vallecas, cuya extremada pobreza es insostenible y un continuo desafío

para Madrid, me inspiran el siguiente programa:

—Subvencionar la construcción de viviendas para alquiler que hagan desaparecer el chabolismo y

resuelva el problema de las viviendas compartidas por varias familias.

—Construir nuevos mercados de barrio, porque más de la mitad de las familias viren alejadas de los

actuales, y mejorar la distribución de alimentos básicos.

—Pavimentar las calles que todavía son de tierra, mejorar las ya pavimentadas, construir los accesos que

necesitan algunas zonas, instalar alumbrado público donde aún no exista, suprimir los vertederos

interiores, mejorando y ampliando el servicio de recogida de basura, y completar el sistema de

alcantarillado y de agua potable.

—Aumentar los puestos escolares, sobre iodo de preescolares y primaria; facilitar il traslado a locales más

adecuados de los ¡elegios instalados en pisos y financiar la idquisición de los medios de enseñanza

necesarios.

—Proponer un amplio plan de guarderías infantiles como único medio de faci-litar a muchas madres

necesitadas el trabajo fuera del hogar.

—Conseguir que nuestros escasos parques y jardines, y las plazas que lo admitan, dispongan de

instalaciones infantiles de recreo vigiladas por agentes municipales.

—Promover la construcción de campos polideportivos, de los que tan necesitado stá el distrito de

Vallecas.

—Dedicar un día a la semana para recíbir a quienes estén convencidos de la uti-dad de encauzar

democráticamente nues-ras justas aspiraciones.

—Este contacto personal, junto con mis recuentes visitas a las zonas más necesitadas, aumentarán los

conocimientos de nuestros problemas comunes, con los que rü actividad podrá ser cada vez más acerada.

Podemos entre todos conseguir que nuestro distrito sea más humano, pero para ello hay que empezar por

votar reflexiva-mente. No es un buen síntoma de salud social que sólo haya tres candidaturas a concejal,

pero peor síntoma sería que des-preciáramos esta oportunidad de velar por nuestros intereses comunes.

Tenemos que demostrar nuestra madurez organizando democráticamente nuestras fuerzas individuales

para conseguir la solución de nuestros problemas.—B.

DON ANTONIO PÉREZ SÁNCHEZ

Me llamo Antonio Pérez Sánchez, natural de Madrid. Tengo treinta años, esposa y dos hijas. Vivo en

Moratalaz desde hace seis años y me presento como candidato a concejal por el distrito de Vallecas, al

que pertenece el barrio de Moratalaz.

¿Por qué me presento a las elecciones?

No tengo historial político.

Vallecas no nos satisface. Moratalaz y Vicálvaro tampoco.

El ayuntamiento de Madrid necesita aportación de nuevas ideas.

¿Por qué no nos satisfacen Vallecas. Moratalaz y Vicálvaro?

Porque tienen defectos y deseamos mejorarlos.

Vallecas y Moratalaz adolecen: falta de centros de enseñanza para nuestros, hijos; en general, faltan

centros asistenciales para cubrir las crecientes necesidades de un distrito de los más populosos y en

constante evolución.

En Moratalaz faltan zonas verdes y deportivas. En Vallecas y Vicálvaro son insuficientes.

El Ayuntamiento necesita nuestra cooperación y cada ciudadano debe contribuir a la resolución de estos

problemas cumpliendo con su deber de votar.

Nuestras mujeres tienen graves dificultades para cumplir su cometido de amas de casa, porque faltan

guarderías infantiles, centros sociales, locales para los ancianos y centros de juventud, Indispensables al

desarrollo armónico de una gran ciudad como es Madrid.

También faltan teléfonos y semáforos que regulen el intenso tráfico de vehículos y peatones.

¿Cuál sería mi programa si resultase elegido?

Ya he dicho que no soy político. Por eso, mi programa vendría impuesto sólo por las necesidades del

distrito.

Aportaría la representación genuina del vecindario.

Sería portador de las inquietudes de los vecinos.

Emplearía mi juventud y mi trabajo en beneficio de todos.

Acogería las iniciativas de las asociaciones familiares, a las que considero como auténtica representación

de los vecinos en orden al bien común.

Haría cuanto esté a mi alcance en favor de la enseñanza, por ser mi preocupación principal.

Haría labor en favor del deporte.

Lucharía por resolver el gran problema del tranco, que nos agobia a todos.

Defendería los derechos de la mujer respecto a: conseguir guarderías infantiles que le permitan disponer

de tiempo libre para que puedan desarrollar sus actividades sociales y de trabajo.

Mercados con calidad y precios vigilados que beneficien la economía doméstica.

Conseguir suficientes puestos escolares que permitan hacer realidad los proyectos de la educación de

nuestros hijos.

Recoger las aspiraciones e inquietudes d« las asociaciones de amas de casa.

Estas son, a grandes rasgos, las inquietudes de un vecino vuestro, cuya única aspiración es servir con

lealtad los intereses generales de nuestro distrito municipal, a fin de conseguir resolver cuantos problemas

acucian al ciudadano del gran Madrid, pe? el Que todos luchamos,—R.

DON CARLOS BENDITO GARCÍA

Carlos Bendito García, vivo en el distrito de las Ventas, treinta y seis años, casado y con cinco hijos,

licenciado en Derecho. Me formé en él Frente de Juventudes, en el que del delegado provincial de Madrid

durante varios años. Actualmente soy directivo de una empresa privada y por razones profesionales he

visitado en varias ocasiones diversos países de América y Europa.

Usted mismo se estará preguntando ¿por qué se presenta este señor a unas elecciones? Contesto.: Sin falsa

modestia entiendo poseer un conocimiento adecuado de los problemas del distrito, condición necesaria

para elaborar soluciones válidas. Razones profesionales y vocacionales me han hecho conocedor de la

problemática urbanística, así como de las cuestiones referentes a deporte y juventud. Ser gestor de los

intereses de la Comunidad obliga, a planteamientos rápidos, ejecutivos, a Jos que desde hace años estoy

acostumbrado en mi trabajo diarlo.

Como propósito, deseo servir lo mejor que sepa y pueda a la Comunidad en que vivo, contribuir con mi

esfuerzo a impulsar la solución de los problemas de mi distrito. Radicalmente afirmo que para mí la

Concejalía no es un medio para alcanzar otras metas, sino un fin en sí misma. Mi trabajo es mi única

fuente de ingresos y seguirá siéndolo. Pues bien, robándole tiempo a mi familia y a mi descanso, aspiro a

ser concejal y a dejar de serlo, transcurrido e1 plazo legal, si cuento con su apoyo.

No quiero presentarle un extenso programa ("de los que tienen la ventaja de que nunca se cumplen") o un

conjunto de soluciones utópicas porque me parece poco serio cuando se pide a la opinión pública que le

voten a uno.

Soy un hombre de la calle y padezco iguales o parecidos problemas qué usted. Por eso estoy en

condiciones de asegurarle que su problema es también mi problema.

De cualquier forma prestaré especial dedicación a aquellos aspectos que, relacionados directamente con

mi vocación y preocupación, afectan a:

1º La juventud. En esto englobo las instalaciones deportivas abiertas a todos, los parques y zonas verdes

para la infancia y también para los ancianos, las guarderías Infantiles que en las Ventas son

indispensables para las mujeres trabajadoras; suficiente número de plazas escolares.

2.° Servicios. Es de urgente solución el problema de transportes en el distrito y en particular en algunos

barrios. He pisado muchas calles de barriada que se encuentran en estado intransitable. Tenga la

seguridad de que me ocuparé con todo interés de estos problemas si soy elegido.

3.º Fomentar la, personalidad de cada barrio, proporcionando medios a las asociaciones de vecinos ya

existentes y creando nuevas donde no las hubiere, como cauce de las aspiraciones de cada barriada.

4.º Política de "últimas piedras". Antes de comenzar nuevas cosas, acabar las Iniciadas y continuar el

trabajo de otros hambres en todo lo que tenga de positivo, No pretendo ser concejal para "descubrir´´ el

Ayuntamiento.

Por último, quiero asegurarle que le he hablado con el corazón. En sus manos y en su voto está, en

definitiva, la decisión a la que de antemano, me someto.—R.

DON FERMÍN CABAL MENÉNDEZ

Fermin Cabal Menéndez. cuarenta, y sie te años, abogado, autor-editor, presidente del Consejo General de

Colegios de Gestores Administrativos, vicepresidente de Unión Nacional de Milicias Universitarias,

asturiano. Diez hijos. Reside veintiún años en Madrid. Fundador de tres revistas de Derecho

Administrativo. Autor de 24 libros técnico-administrativos, con millares de formularios interpretadores de

Legislación y trámites municipales.

Huérfano de guerra, quedan su familia y bienes destruidos. Se ve obligado a trabajar en Pola de Siero

durante un año en el campo, cuidando ganado, sembrando, arando y segando, pasando después como

pinche de -albañil, de pintor de brocha gorda y, más tarde, mecánico de un garaje, para ingresar

finalmente como botones en Gestoría Prieto Noriega, de Oviedo Robando horas al sueño se hace

bachiller, abogado y gestor administrativo.

Los compañeros le eligieron presidente del Colegio de Gestores de Madrid, y después del Consejo

General de España.

Fue director de la Primera Campaña de Alfabetización de Málaga.

Iniciativa y dinamismo son las notas que mejor definen su personalidad: una y otra le han llevado a

fundamentar su actual despacho profesional en representación y dirección de empresas

Hombre curtido en mil avatares, abocado desde su primera juventud a solucionar por sí mismo toda clase

de trabajos, ha hecho del trabajo su lema y bandera.

Recientemente se le concedió la Medalla del Trabajo (plata con hojas de roble). Es comendador de la

Orden Imperial y Cruz distinguida de San Raimundo de Peñafort (Mérito en Derecho).

Su capacidad de trabajo le permite ser, además de presidente del Consejo General de Gestares y de

vicepresidente de Unión Nacional de Milicias Universitarias, vocal sindical, primero social y después

empresarial, en seis legislaturas. Fue presidente de la X Agrupación Nacional Sindical de Prensa No

Diaria y consejero nacional de Prensa.

Con este apretado historial, cargado de experiencia profesional y política, pero sin merma de su juventud,

pone como aval de candidatura la total entrega a los Intereses de la comunidad, ya demostrados en

anteriores cargos y funciones.

Madrid está urgentemente necesitada de ordenación viaria a escala provincial. Y de adecuada

programación turística. Ha presentado en el Gobierno Civil un estudio sabré la primera, que fue muy

favorablemente informada por Obras Públicas, afanándose actualmente sobre la segunda.

Resume sus inquietudes en luchar por: . Protección decidida a la construcción de viviendas amplias,

económicas.

Congelación de precios en productos de primera necesidad y creación de mercados.

Enseñanza gratuita, creando las escuelas precisas.

Mayor protección al niño, anciano y subnormal, promocionando deportiva, artística y profesionalmente

nuestra juventud.

Simplificación del trámite municipal, eliminación de colas e igualdad de exquisito trato.

Faltan promociones: turísticas, Congresos. Ferias, festivales, exposiciones, etc.

Tráfico, aparcamientos, sanidad, ruidos, gases, iluminación, pavimentación, beneficencia, son problemas

a mejorar.

Buzón de sugerencias permanentemente abierto para que los electores ayuden, durante el mandato, a

plantear y resolví problemas municipales.

Todos son asuntos urgentes. Trabajando se resolverán, pero ¡¡¡trabajando!!! Por haber vivido de cerca

estos problemas sabe cómo resolverlos.

Programa: ¡Trabajar! Trabajar para hacer posible el "slogan" del que es autor "Madrid, pórtico del

cielo".—R.

DON JULIO LLANTADA CASTAÑO

Julio Llantada Castaño. Industrial, veintinueve años. Una ejecutoria personal plena de honradez, seriedad

y apasionado afán de servicio.

En su juventud—flanqueada por dos invariables constantes: el trabajo y el deporte—está la gran promesa

de su esperanzado futuro.

La mas absoluta entrega y el entusiasmo de un tesón a toda prueba dan a su personalidad emprendedora y

dinámica anticipadas garantías de éxito para la tarea que trata de poner en marcha.

Hace su presentación como candidato a concejal por el distrito de Ventas, de forma y a título

exclusivamente personales, para representar ante el Ayuntamiento de Madrid a sus 374.588 convecinos.

Sus actividades laborales y profesionales le han concedido una inapreciable fuente de conocimientos y

experiencias para dominar y conocer profundamente el sentir de las muy distintas clases sociales que

componen la población del distrito de Ven

Es fundamentalmente un hombre de realidades que tan sólo utiliza el lenguaje de la eficacia y la

efectividad.

Ha desempeñado varios cargos deportivos, entre ellos el de presidente de la Federación Castellana de

Béisbol, vicepresidente de la Federación Nacional y vocal de la Junta Provincial de Educación Física y

Deportes.

Toda promesa lleva consigo un compromiso, y éste, una ineludible obligación: la de su cumplimiento.

Representar a 374.538 madrileños es una importante y apasionada responsabilidad, y para cumplirla se

necesita la ayuda, el apoyo y la participación de los 374.588 habitantes que componen el distrito de

Ventas.

— Crear parques infantiles y dotar de zonas verdes la superficie del distrito antes de que se produzcan las

previsibles concentraciones urbanas que se están iniciando.

— Posibilitar y dar facilidades para la creación de nuevas industrias y puestos de trabajo.

— Ir al establecimiento de un plan urbano local de embellecimiento del distrito (alumbrado, rotulación

de calles, instalación de monumentos en plazas y jardines, limpieza y saneamiento, establecimiento de

teléfonos públicos, etcétera).

— Gestionar la construcción de instalaciones deportivas comunitarias.

— Conceder una atención especial al problema de la población escolar (creación de nuevas escuelas,

Institutos, Escuelas de Formación Profesional, etcétera).

— Mejorar los servicios de transportes urbanos de superficie.

— Incrementar y promocionar la construcción de viviendas sociales.

— Resolver los muchos problemas que tienen planteados los comerciantes del distrito.

— Fomentar la creación de un auténtico espíritu comunitario de intereses por los proyectos y

realizaciones del distrito entre todos sus habitantes por medio de las asociaciones locales, clubs, peñas,

etc.

— Prestar la adecuada colaboración a la obra parroquial dentro de los ámbitos del distrito e incrementar

su labor de orientación.

— Dedicar atención preferente a las justas exigencias de las amas de casa.

— Organización y creación de guarderías infantiles de carácter municipal

— Creación de un servicio permanente de recepción de iniciativas y sugerencias.

— Dar mayor rapidez a las tramitaciones de permisos y licencias, así como a todas las gestiones

dependientes de la Administración municipal.

— Promocionar activamente la creación de nuevas zonas de expansión urbana dentro de los límites del

distrito.—R.

DON CANDIDO NUÑEZ MAQUEDA

Cándido Núñez Maqueda, funcionario administrativo de Mutualidades Laborales. Treinta y cinco años.

Casado. Dos hijos. Domiciliado en plaza de Orotava, 3.

Si fuera elegido concejal por mi distrito de Ventas, procuraría, en primer lugar, ser portavoz de las

necesidades, preocupaciones, inquietudes, problemas, iniciativas y aspiraciones de mis convecinos de este

distrito, tan necesitado en todos los aspectos de la total asistencia qué abarca la función municipal de este

Gran Madrid.

Por eso y sin esbozar un programa —siempre sujeto a las realidades de la vida cotidiana, desfasa d a en su

misma evolución en cuanto a tiempo y espacio—no quiero silenciar aquellas mejoras que considero

fundamentales:

Distrito de Ventas. Su censo, muy próximo a los 400.000 habitantes, con núcleos demográficos y

avenidas de reciente ampliación: calles Arturo Soria, García Noblejas, Poblado de San Blas, Barrio de

Bilbao, La Elipa, etc., son, de por sí, merecedores de una atención preferente, aun cuando sólo sea por su

reciente desarrollo.

Población infantil.—Este distrito, con su destacado censo de mujeres y hombres trabajadores fuera del

hogar, necesita urgen-tísimamente disponer-de suficiente número de guarderías, escuelas de párvulos y de

Primera Enseñanza que atiendan y eduquen a la población infantil de forma totalmente gratuita.

La Formación Profesional, que noy sólo cuenta con un centro privado, necesita otros oficiales en que se

enseñe toda la formación que la vida hoy requiere, dotados de talleres amplios y modernos, tanto´ en su

maquinaria como en el personal docente y en su dirección.

Viviendas, mercados, parques y jardines. Pese al gran ritmo de la construcción privada, hay necesidad de

aumentar las viviendas bonificables y de renta moderada, asequibles a la clase trabajadora, que ayudada

por los créditos laborales de su Mutualidad, pueden subvenir a su amortización.

Hay necesidad de ampliar el mercado y construir otros nuevos, en los que la higiene y la decorosa

instalación se compaginen con su vigilancia.

Hay que crear más parques y jardines para la población infantil.

Hay que ampliar el Instituto y prestarle toda su atención las autoridades académicas.

Hay zonas del distrito que carecen de colectores de agua, de pavimentación de aceras y, por consiguiente,

de limpieza y riegos.

Hay que vigilar que los solares no se conviertan en vertederos.

Los medios de transportes colectivos han de hacerse más amplios y más frecuentes.

Hacen falta espacios verdes y más árboles.

Robustecimiento de la vida vecinal: Asambleas y reuniones de vecinos.

Y en fin, todas estas mejoras que enumero, que necesita el distrito de Ventas, al que siempre me

consíderaré totalmente ligado, tiene un fundamento: mi preocupación por el mejoramiento moral y

material de mis vecinos, y tamban tiene un procedimiento: que me confiéis vuestra representación, de lo

que yo siempre y en todo momento procuraré hacerme dignó de ella.—R.

DON DAVID RAÚL VALLES LABANDA

David Raúl Valles Labanda. Casado. Una hija. Nací hace treinta y siete años en Cañada de Verich, Teruel

(soy madrileño de adopción como la mayoría de vosotros).

Comencé a trabajar a los once años. Simultaneé mi trabajo con el estudio para formarme cultural y

humanamente. He sido marino de guerra y mercante: gran parte de mi vida ha tenido como escenario la

mar, excelente fragua para forjar hombres firmes y avezados en la lucha. He recorrido todo el mundo. En

mi contacto con diversas razas y países adquirí mundología y conocimientos humanos valiosísimos.

Soy traductor - intérprete jurado de inglés, vicepresidente de la Asociación de Radiotelegrafistas

Españoles, y trabajo como traductor en la. empresa A. M. P. Jamás he tenido ´Implicación ni intervención

política. Que mi trabajo y esfuerzo han dado fruto lo demuestra haber sido número uno en la Escuela de

Transmisiones de la Armada y en la Es-cuela Oficial de Telecomunicación de Madrid.

Como buen aragonés, mi carácter es un conjunto de firmeza y nobleza. Estas cualidades y experiencias

son las que pondrá íntegramente al servicio de mi labor municipal. Concibo ser concejal como una total y

sincera entrega a quienes constituimos este entrañable distrito de Ventas y conseguir la unión de esfuerzos

de todos, residamos en San Blas, Canillejas, BEbao, Concepción, Ampliación, Alegría, Pegaso o Elipa,

logrando un distrito fuerte, unido y representativo. Confío ser elegido concejal porque sé que ©1 elector

inteligente sabe distinguir entre promesas demagógicas e irrealizables y promesas sinceras, honestas y

factibles. En nuestro distrito puede y debe hacerse mucho. Para ello no se precisan grandes sumas de

dinero, sino querer hacerlo, que alguien se preocupe de gestionarlo y, caso necesario, exigirlo.

Necesidades apremiantes: más centros escollares, asistencia adecuada para ancianos, subnormales:

construcción de viviendas sociales dignas y habitables, extremar la vigilancia en mercados y galerías de

aumentación (limpieza, condiciones higiénicas, control de precios...), tan fundamental para la cesta de la

compra de la sufrida ama de casa. Conseguir jardines de infancia y guardería debidamente dotadas y

atendidas, donde pueda confiar sus hijos la madre que trabaja. Suficientes zonas verdes. Distribución

equitativa del impuesto de radicación. Transportes, comunicaciones. Limpieza de calles y parques,

incrementando la vigilancia para atajar todo acto de gamberrismo e incivilidad. Pavimentación de calles y

muchas cosas que me sugeriréis en nuestro contacto continuo para intercambiar impresiones, exponer

dificultades, sugerir ideas y posibles soluciones. La mejor forma de conseguirlo es a través de

Asociaciones de Familia, colegios (precisándose aquí un mayor diálogo entre padres y educadores),

parroquias, centros culturales y recreativos.

Quisiera que todos vosotros, al igual que tenéis en vuestra agenda el teléfono de) médico, tuvieseis

también el mío con la seguridad que podréis exponerme siempre vuestras quejas, peticiones o sugerencias

y seré cauce, portavoz y defensor tenaz da vuestras justas peticiones.

Terminó recordándoos que no se puede exigir responsabilidades si no se participa en las elecciones, sea

como elector o candidato. Por eso os pido que acudáis a las urnas y votéis. Votad..., aunque vuestro voto

no sea para mí.—R.

 

< Volver