Madrid eligió ayer ciecinueve concejales  :   
 Los nuevos representantes cubren siete vacantes por el tercio familiar, seis por el sindical y seis por entidades. 
 ABC.    18/11/1970.  Página: 26-27. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

MADRID ELIGIO AYER DIECINUEVE CONCEJALES

Los nuevos representantes cubren siete vacantes por el tercio familiar, seis por el sindical y seis por

entidades

Madrid. (A B C.) Desde las nueve de la mañana a las cinco de la tarde han tenido lugar en Madrid las

votaciones para la renovación de las 19 concejalías vacantes en el Ayuntamiento, por los tercios familiar,

sindical y de entidades.

SEIS NUEVOS CONCEJALES POR EL TERCIO SINDICAL

A las diez de la mañana comenzaron, en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Madrid, las elecciones

municipales por el tercio sindical. Treinta y tres candidatos se presentaban para las seis concejalías

vacantes, que serían cubiertas por los votos de sesenta compromisarios. En el último momento anunciaron

su retirada dos candidatos, don Luis Gómez Montejano y Arroyo, empresario, y don Filemón Prado

Montero, técnico, por lo que el número de éstos quedó reducido a treinta y uno.

El secretario de la Junta Municipal del Censo leyó los nombres de los compromisarios que, a

continuación, fueron depositando sus papeletas. Acabada la votación se procedió al escrutinio, en el que

participaron los miembros más joven y de mayor edad del cuerpo de compromisarios.

Fueron elegidos: don José Planelles Guerrero, presidente de la Sección Social del Sindicato Provincial del

Combustible, 38 votos; don Constantino Pérez Pillado, vocal económico provincial del Grupo de

Fabricantes de Pan, 37 votos; don Enrique Carvajal Gavilanes, vocal provincial y presidente del Consejo

Provincial de Trabajadores de Madrid, 36 votos; don Luis Gil Calvo, presidente del Sindicato Provincial

Textil, 28 votos; don Luis Ferrer Zapata, vocal económico y presidente de la Sección Económica del

Sindicato Provincial de la Construcción, 27 votos, y doña Felisa Martínez Montero, vocal provincial y

nacional del Sindicato de Enseñanza, 26 votos.

Posteriormente la Junta Municipal del Censo proclamó a los elegidos concejales por el tercio sindical.

TERCIO DE ENTIDADES

Las votaciones para elegir a los concejales por el tercio de entidades se celebraron por la tarde en el salón

de sesiones del Ayuntamiento de Madrid. Resultaron elegidos, por el Grupo A (Universidades, Escuelas

Superiores y Colegios Profesionales), los siguientes señores: Don Enrique Castellanos Colomo, 16 votos,

en representación del Colegio Oficial de Licenciados en Ciencias Químicas; don Juan José Miraved del

Valle, 15 votos, en representación de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas, y don Alfonso

Carraledo Masa, 15 votos, en representación del Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y

Puertos.

Por lo que se refiere al grupo B (entidades culturales y económicas) resultaron elegidos los siguientes

señores: Don Carlos Pérez de Lama, 27 votos, en representación de la Asociación de Inquilinos y

Arrendatarios de la provincia de Madrid; don Manuel del Moral Megido, 25 votos, reelegido, en

representación de la Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Madrid, y don Pedro Jiménez

González, 19 votos, en representación de la Junta de la Hermandad de Alféreces Provisionales de Madrid.

En cada uno de estos grupos los representantes de las respectivas entidades podían votar a tres personas,

tantas como vacantes existen en ambos sectores. La votación correspondiente al grupo B hubo de

repetirse, como consecuencia de la duplicidad de dos nombres casi con idénticos apellidos: Manuel

Millán Parral y Manuel Millán Peral. Al parecer este último no poseía las credenciales oportunas.

VOTACIONES POR EL TERCIO FAMILIAR

Las votaciones para proveer las vacantes por el tercio familiar, por participar en ellas un mayor número

de madrileños, son las que a lo largo de estos días han despertado mayor atención. Del examen de su

desarrollo—interés en los electores, porcentajes de abstención—podrá deducirse la reacción de los

madrileños ante esta convocatoria para la renovación de su Ayuntamiento.

En general, la afluencia de votantes fue reducida, aunque creció a medida que se acercaban las horas del

cierre. Por el contrario, era más amplia en las de consejeros locales, que también se celebraban ayer, en

ocasiones en los mismos colegios electorales. Esta coincidencia doble de tiempo y lugar puede ser uno de

los factores de desconcierto en los electores. A algunos de ellos oímos preguntar si la votación que iban a

realizar valía para las dos elecciones, o si se habían equivocado de colegio. En algunas secciones, grupos

de jóvenes repartían las papeletas de los candidatos. Había un mayor porcentaje entre los que acudían a

las votaciones de consejeros locales que a las de concejales por el tercio familiar. Posiblemente se haya

registrado un mayor porcentaje de votantes en los distritos de la periferia industrial, en donde participaban

gran número de obreros. Para explicar esto habría que considerar—como nos dijo un jefe de mesa del

distrito de Vallecas—que a los obreros les exigen en sus empresas más taxativamente el justificante del

voto. En algunos distritos, especialmente en Ventas, se notó una presencia masiva de amas de casa. En

todos ellos, las elecciones transcurrieron con toda normalidad.

LOS MINISTROS EMITEN SU VOTO

Don Gregorio López Bravo, acompañado de su esposa, depositó su voto a las diez de la mañana, en el

distrito de Buenavista. A las doce lo hicieron los ministros de la Gobernación y secretario general del

Movimiento, en los colegios de Ferraz, 44, y General Mola, 61, respectivamente. Poco después, en el de

Serrano, 119, lo hizo don Enrique García Ramal, ministro delegado nacional de Sindicatos. El almirante

Baturone Colombo, ministro de Marina, votó en el colegio de la avenida de los Toreros, 45, y más tarde

lo hicieron los ministros de la Vivienda, en Fernández de los Ríos, 52; Comercio, en Diego de León, 12;

Educación y Ciencia, en Reyes, 4, y Agricultura, en Conde de Peñalver, 14.

Los ministros de Industria y de Información y Turismo no votaron por hallarse fuera de España el primero

y por no celebrarse elecciones en el distrito de Chamar-tín, al que pertenece el segundo.

 

< Volver