Alianza trata de corregirse     
 
 Diario 16.    21/06/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Alianza trata de corregirse

MADRID, 21 (D16).—Tras las breves vacaciones que se tomó Manuel Fraga Iribarne, después de la

jornada electoral, con su regreso a Madrid, la maquinaria de Alianza Popular se puso ayer otra vez en

marcha, y la primera actividad se apunta a corregir los errores cometidos.

Aunque en los medios más vinculados al secretario general de AP se afirma que éste se encuentra muy

entero, con mucha moral y sin pesimismo de cara al futuro, "encajando la derrota deportiva y

democráticamente", en otros sectores de la Federación se califica de "catástrofe" la experiencia electoral

de AP.

Ayer ya se celebraron algunas reuniones para analizar los resultados electorales y la nueva situación

política abierta a partir del día 15. Se tiene la impresión que la Federación va a sufrir una considerable

remodelación, que podría afectar tanto a personas como a planteamientos políticos.

Praga se reunió ayer con los otros dos diputados elegidos por Madrid: José Martínez Emperador y

Gregorio López Bravo. Esta sesión de trabajo es la primera de las que el líder de AP piensa mantener en

las próximas horas con la directiva nacional, dirigentes de los respectivos grupos que integran la

Federación, diputados y senadores provinciales.

Después de estos contactos se espera que Fraga rompa su silencio y mantenga un contacto con la prensa

para hacer una valoración de loa resultados electorales y de la política a seguir a partir de ahora.

De prematura calificó un portavoz responsable de AP la posibilidad de que los diputados aliancistas

llegaran a formalizar un pacto con la Unión del Centro Democrático, a quien le faltan escasos votos para

conseguir la mayoría en el Parlamento. Sin embargo, no se descartó tal posibilidad. Tampoco se confirme

el que algunos candidatos electos de AP estuvieran haciendo gestiones para pasarse a las filas de Adolfo

Suárez.

Grave problema económico

Uno de los problemas más graves con los que se enfrenta la alianza derechista es el del pago de la

campaña electoral. Aún no se ha ultimado la elaboración de las cuentas que habrán de presentarse hoy en

la Junta Electoral Central, pero Logos estima que AP habrá perdido del orden de 500 millones de pesetas.

Cifra difícilmente recuperable con los 15 millones de pesetas que por los 15 escaños obtenidos en el

Congreso abonará el Estado, de acuerdo con la ley Electoral, y 45 pesetas por voto conseguido, lo que

apenas suma unos 82 millones de pesetas.

 

< Volver