Madrid, a vista de parlamentarios (IV). 
 ¿Cree usted beneficioso para Madrid que se mantenga la actual composición del Ayuntamiento?  :   
 Parlamentarios y partidos políticos rechazan la permanencia del ayuntamiento actual. 
 Informaciones.    01/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

MADRID, A VISTA DE PARLAMENTARIOS (IV)

¿Cree usted beneficioso para Madrid que se mantenga la composición del Ayuntamiento?

MADRID, 1 (INFORMACIONES)

La cuarta pregunta de la encuesta, muy directamente relacionada con las manifestaciones que en uno y en

otro sentido vienen haciendo los madrileños sobre la actuación del actual Ayuntamiento, permite contar

con un amplio mosaico de perspectivas, que van desde el propio enjuiciamiento de las personas que

componen la actual Corporación Municipal hasta la organización administrativa y el concepto secular de

una ciudad que, a juicio de no pocos parlamentarios, exige un tratamiento especial dentro de los

municipios de España.

La cuestión planteada es:

«¿Cree usted beneficioso para Madrid que se mantenga la actual composición del Ayuntamiento?»

Como en capítulos anteriores comenzamos las respuestas de los senadores. Don Manuel Villar Arregui,

de Izquierda Democrática, señala:

«Evidentemente, no. No entro ahora a enjuiciar la capacidad técnica de quienes rigen el municipio. Seria,

en cualquier caso, un error conferir al tema un mero tratamiento técnico.

El actual Ayuntamiento de Madrid conserva no pocos hombres sinceramente autoritarios que ven, no sin

cierto estupor, cómo lo que, en algunos casos, reputan de desinteresado servicio a la sociedad, es

desestimado por esa misma sociedad a causa de la falta de participación del pueblo en la designación de

sus ediles. Hoy no es posible gobernar a ningún nivel, sin una legitimación popular de origen. Y esta

legitimación falta a nuestros concejales y a nuestro alcalde.»

La opinión de don José Alonso Pérez, del P.S.P., es que «de entrada, hay que empezar por establecer una

corporación democrática. A partir de aquí, la actuación tendrá que ser completamente distinta a la que se

está desarrollando. Se trata de montar estructuras auténticamente representativas donde la

corrupción no sea posible, donde los vecinos puedan plantear los problemas que les atañen y a la vez

participar en la solución de los mismos; para ello damos gran importancia a la actuación de las

asociaciones de vecinos, amas de casa, etc., en general, a todas las estructuras sociales que integran el

movimiento ciudadano».

Finalmente, don Mariano Aguilar Navarro, del Partido Socialista Obrero Español, opina que «a una nueva

concepción de la política municipal debe de ajustarse, en primer término un esquema de funciones, y en

segundo lugar, un sistema institucional que se traduce en un organigrama y en una división del trabajo.

Todo ello bajo nuevas fórmulas de control».

U.C.D. NO ESTA SATISFECHO CON EL AYUNTAMIENTO

Ninguno de los parlamentarios ucedistas, ni los que han dado respuesta individualmente, ni los que lo han

hecho en conjunto a través del partido, se muestra, satisfecho con la actual composición del

Ayuntamiento. La respuesta conjunta afirma que «es necesaria una renovación y que debe hacerse de

acuerdo con la ley». Don Leopoldo Calvo Sotelo, en la misma linea, responde:

«Si el Gobierno estimara oportuna esa renovación, podría sin duda hacerla de acuerdo con la legislación

vigente. Que yo sepa no ha habido un pronunciamiento de U.C.D. sobre el tema.»

>>Mi respuesta es negativa —dice don José Luis Ruiz Navarro—; pienso siempre con la última finalidad

de dar una mayor participación al madrileño en el quehacer del Gobierno de su ciudad, y como

consecuencia, robustecer la representación y actuación a escala de juntas de distritos y barrios; éstas

deben ser elegidas por los ciudadanos correspondientes a su demarcación, y a su vez, dichas juntas

elegirán, siempre por sufragio secreto, a su presidente, que formará parte del Consejo municipal. Estos

concejales deberían a su vez elegir también por sufragio al regidor o alcalde.

No se oculta la importancia que en este sistema tendrán las asociaciones de vecinos y en general los

ciudadanos. Y quiero hacer alusión a la necesidad de un régimen especial para Madrid. Su específica

naturaleza, sus problemas "sui generis" no pueden ser tratados, y consecuentemente resueltos, con una

normativa general, esto sería un error.»

PARLAMENTARIOS Y PARTIDOS POLÍTICOS RECHAZAN LA PERMANENCIA DEL

AYUNTAMIENTO ACTUAL

También don Fernando Benzo Mestre hace referencia en su respuesta a la singularidad de Madrid:

«Para resolver los problemas de la ciudad no creo que la actual organización sea adecuada. La capital del

Reino no es una capital más de provincia; sus problemas son singulares y deben recibir tratamiento

adecuado; un tratamiento que debe rebasar los limites de su municipio, porque Madrid condiciona y

tipifica toda su provincia.

Quizá el alcalde de Madrid deba ser el presidente de un Consejo municipal de extensión muy amplia, con

diferentes alcaldes de territorios más reducidos. Una carta municipal adecuada es igualmente

imprescindible para que la capital aborde sus tremendos problemas.»

EL P.S.O.E. CONTRA LOS MIEMBROS DE LA CORPORACIÓN

Tanto la respuesta conjunta del P.S.O.E, como la de sus parlamentarios, don Juan Antonio Barranco y

doña Carlota Bustelo, supone un ataque directo y frontal a las personas que integran hoy la Corporación

Municipal madrileña. La respuesta dice:

«La actual composición del Ayuntamiento de Madrid, en cuanto a su estructura, corresponde a un sistema

centralizado y burocráticamente alejado de los ciudadanos. Así, las actuales Juntas municipales de

distrito, que deberían jugar un decisivo papel, son una pantalla inoperante. Y en cuanto a las personas,

desde el alcalde a la casi totalidad de los concejales, son vetustos gerontócratas que respiran aires ultras.

Creemos que su presencia al frente del Ayuntamiento en poco o nada beneficia a Madrid.»

En su contestación los parlamentarios del P.S.O.E hacen alusiones a pretendidas relaciones de los

miembros de la Corporación con empresas inmobiliarias.

Don Javier Solana, parlamentario del mismo partido, se refiere tan sólo a la estructura del Ayuntamiento,

señalando:

«Nosotros plantearemos una mayor descentralización en el Gobierno de Madrid, que por ser una macro-

ciudad debe acercar la Administración lo más posible al ciudadano.» Y en esa misma línea se pronuncia

don Sócrates Gómez Pérez: «No soy partidario de una gran amplitud representativa en cuanto a la

representación física se refiere. La política de síntesis en este aspecto, es más significativa. La

composición del Ayuntamiento debe asegurar la representatividad y estar en línea directa con lo que sean

soluciones y alternativas claras. Si es así, no importa el número de personas que compongan el

Municipio.»

PARA EL PARTIDO COMUNISTA EL AYUNTAMIENTO NO TIENE AUTORIDAD

La respuesta de don Simón Sánchez Montero, del P.C.E., es tajante:

«La situación actual del Ayuntamiento no es buena. Respetando a las personas, no es un Ayuntamiento

representativo, no ha sido elegido libremente por el pueblo, no tiene autoridad para tomar decisiones

trascendentes, no puede resolver los problemas realmente importantes.»

Escuetamente don Marcelino Camacho, igualmente del P.C.E., opinó:

«Hay que sustituir al actual Ayuntamiento por otro elegido democráticamente.»

Don Enrique Tierno Galván, del Partido Socialista Popular, tampoco está de acuerdo en que se mantenga

la actual composición del Ayuntamiento:

«Los Ayuntamientos tienen que cambiar. Hay que hacerlos funcionar de forma más activa; prescindir de

algunas funciones y multiplicar otras muchas; quitar, en definitiva, mucho papeleo.»

El parlamentario de A.P., don José Martínez Emperador, rehúye abordar el fondo de la pregunta para

enfocar solamente la estructura legislativa:

«Madrid necesita una ley especial que ya tiene, pero esta ley hay que cambiarla y adaptarla a los nuevos

tiempos políticos.»

 

< Volver