Autor: Maribel. 
 Reunión del alcalde con algunos parlamentarios. 
 El Ayuntamiento no quiere hacerse cargo del Metro  :   
 Pero se lo impondrán por Decreto-Ley (Arespacochaga). 
 El Alcázar.    10/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Reunión del alcalde con algunos parlamentarios

«El Ayuntamiento no quiere hacerse cargo del Metro»

• «Pero se lo impondrán por Decreto-Ley (Arespacochaga)

• Ante la dura crítica de Tamames a la empresa privada, Satrústegui le acusó de demagogo

Con la ausencia de los diputados del PSOE y los de UCD, se celebró ayer una reunión en la Casa de la

Villa entre representantes municipales y parlamentarios madrileños para tratar del tema de los transportes

urbanos y la reciente subida de las tarifas. Y de allí no salió nada claro, porque ni Ramón Tamames del

PCE, ni Satrústegui, liberal, ni el señor Martínez Emperador, de Alianza Popular, supieron unos o no

pudieron o no les dejaron a otros dar soluciones claras al transporte urbano de nuestra capital.

Por parte del Ayuntamiento asistieron el alcalde, los tenientes de alcalde, señores Villoria, del Toral y el

delegado de Circulación y Transportes, señor Estrada. Y fue precisamente el delegado de Circulación

quien inició la reunión, explicando la historia de la EMT y sus antecedentes, manifestando que el

Ayuntamiento no ha podido establecer un régimen administrativo para el transporte de viajeros, de

acuerdo con los criterios justificativos de su prestación a través de una empresa pública, ya que se vio

obligado a la sustitución de una empresa privada en completa ruina, que entregó una larga historia de

atrasos tecnológicos, a ausencia de inversiones, de falta de instalaciones y exceso de personal. Se refirió

el señor Estrada a la antigua Sociedad Madrileña de Transportes y a la Empresa Mixta de Transportes

Urbanos, hasta 1947 en que el Ayuntamiento se hace cargo y se compromete a pagar las deudas de esta

Empresa Mixta.

Desde este año, 1947, hasta el momento actual, el Ayuntamiento ha gastado 8.000 millones de pesetas en

inversiones. Para el delegado, y en general, para todos los asistentes a la reunión, el Metro es la pieza

clave del transporte madrileño, y hasta que no se solucione el problema, la EMT tendrá que sufrir la

congestión de viajeros que padece actualmente. El delegado dio cifras comparativas entre Madrid y

Londres. En nuestra capital, utilizan diariamente el autobús 330.000 personas; 290.000 hacen usó del

Metro y 180.000 emplean su coche particular. En cambio en Londres, las cifras se invierten: 850.000

personas viajan diariamente en Metro, 150.000 en autobús y 50.000 usan el coche particular.

Informó el delegado que el presupuestó de la EMT para este año asciende a 7.700 millones de pesetas, de

los que el 70 por ciento es para mano de obra, el 11 por ciento para gastos de combustible y lubricantes, el

7 por ciento para materiales y el resto para gastos generales.

Según el informe expuesto por el señor Estrada, para que los transportes fueran autosuficientes el billete

ordinario debería costar 16 pesetas. Se citó el ejemplo de los transportes de Roma que habían subido en

17 años y que en proporción aquí se ha subido alrededor del 400 por cien si tenemos en cuenta los 17

años. Anunció también, que se irá incrementando el coste del transporte hasta 1980, en que el transporte

llegará a valer 18 pesetas.

Aseguró el señor Estrada y justificó que la subida de tarifas había sido estudiada para el año anterior, y

que a pesar de ésta, el déficit será de unos 2.000 millones de pesetas. Por último habló de la necesidad de

un consorcio de transportes para Madrid y los pueblos próximos, pero que el Ayuntamiento no tenía

medios para hacerlo, y que ello correspondía a organismos superiores, como por ejemplo, el Ministerio de

Obras Públicas.

LOS TRANSPORTES NO SON UN NEGOCIO

El alcalde dejó clara su opinión; «Los transportes no han sido negocio, ni lo son, ni lo serán nunca. La

experiencia de este Ayuntamiento al respecto ha sido nefasta». Sobre el Planeamiento Integral del

Transporte, el alcalde manifestó que el Ayuntamiento no lo había hecho, y que no quiere ni privatizar ni

desprivatizar nada. Al Ayuntamiento sólo le preocupa el hecho de que tiene que transportar a su gente, y

ésta sí es su misión. Lo que no es de su competencia ni es su obligación, es ver cómo se hace la

desprivatización, dijo refiriéndose concretamente al Metro. El alcalde argumentó que aunque el

Ayuntamiento no quiera hacerse cargo de él, se le impondrá por Ley.

El señor Arespacochaga sostuvo que hacían falta unos 7.800 millones de pesetas para dar solución a los

problemas de infraestructura, y de ellos, unos 6.000 millones habrían de invertirse en el Metro, porque

éste se había quedado chico y era urgente terminar los 40 kilómetros de red proyectada.

Dijo que la política debe ser de municipalización o estatificación y no dar ninguna concesión a empresas

privadas.

EL PCE PIDE UNA REFORMA FISCAL MUNICIPAL

El señor Tamames, por su parte, dijo que la subida se produce sin previa comunicación a los partidos ni a

los ciudadanos, y supone un incremento superior al 22 por ciento reflejado en el Pacto de la Moncloa.

Criticó al Ayuntamiento por la falta de visión integral del transporte, afirmando que era urgente una

reforma fiscal municipal. El representante del PCE pidió al alcalde que se facilitara amplia información

sobre la Compañía Metropolitana, ya que dijo «no aceptaremos una desprivatización del Metro si no se

estudia bien su historia», afirmando que la Compañía disponía de gran cantidad de activos inmobiliarios.

Tamames criticó duramente a la empresa privada, y se refirió a las líneas ferroviarias que, dijo, se habían

montado con carácter especulativo y, en algunos casos, para estafar.

El senador Joaquín Satrústegui contestó a su colega comunista diciendo que no aceptaba su crítica

demagógica sobre la empresa privada, y afirmando que, con ésta se ha hecho el mundo occidental, y que

ya quisiera para sí el mundo oriental.

José Martínez Emperador, preocupado por el transporte no sólo de Madrid capital, sino lo que es mucho

más importante, de las ciudades dormitorios a la capital, preguntó si el Ayuntamiento había realizado

estudios sobre la incidencia de los coches que llegaban desde estas ciudades satélites al centro de la

ciudad.

Estrada, siempre optimista e idealista, contestó que dejen el transporte privado y tomen los transportes

masivos. Se afirmó que más de 200.000 coches llegan diariamente a la capital desde estas ciudades

dormitorios.

Al final, Tamames sugirió una nueva reunión para seguir hablando del transporte.

Maribel

RETRASO EN LAS OBRAS

El acabado final de las obras que se están realizando en la avenida de Portugal para establecer un cruce a

distinto nivel entre el final de la autopista de Extremadura y la M-30 no quedarán terminadas antes del

mes de abril. A pesar de ello, el Puente del Rey irá entrando en funcionamiento progresivamente a medida

que se vayan finalizando las obras, lo que puede ser a finales de febrero o principios de marzo.

El nuevo Puente del Rey ha entrado en la fase final de sus obras, al haberse abierto al tráfico el paso

subterráneo que comunica el paseo Marqués de Monistrol con la prolongación de la M-30 con dirección

sur.

En el mes de febrero entrará en funcionamiento el desvío desde el paseo del Marqués de Monistrol hacia

la avenida de Portugal, y en el mes de marzo, el enlace directo subterráneo entre la M-30 dirección Norte.

Con esta entrada en servicio, la obra quedará prácticamente acabada a excepción de los remates

ornamentales del puente y establecer la nueva ordenación circulatoria en la zona.

La obra del Puente del Rey se previo con anterioridad a que fuera abierto al tráfico el primer tramo de la

M-30, desde la avenida de Portugal hasta la autopista de Barcelona. Pero dificultades presupuestarias del

Ministerio de Obras Públicas lo impidieron y el cruce se hizo en forma provisional.

 

< Volver