Para atender los servicios que el municipio demanda. 
 Es necesario un trasvase de los recursos del Estado a los ayuntamientos  :   
 Una ponencia estudiará el anteproyecto de la Ley de Bases de Régimen Local, según acordaron los alcaldes reunidos en Sevilla. 
 ABC.    07/10/1979.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

PARA ATENDER LOS SERVICIOS QUE EL MUNICIPIO DEMANDA ES NECESARIO UN

TRASVASE DE LOS RECURSOS DEL ESTADO A LOS AYUNTAMIENTOS

Una ponencia estudiará el anteproyecto de la ley de Bases de Régimen Local, según acordaron los

alcaldes reunidos en Sevilla

Durante los dos primeros días de octubre se han reunido en Sevilla representaciones de los

Ayuntamientos de las principales ciudades de España para estudiar los problemas que afectan a la

Administración municipal. Se han analizado cuestiones referentes a la situación económica y financiera

de los Municipios, el futuro proyecto de ley de Bases de Régimen Local, problemas del Mundial de

Fútbol 82, seguridad ciudadana y consecuencias económicas y sociales del paro.

Con ocasión de esta segunda reunión, que es continuación de la celebrada en Valencia el pasado 11 de

junio, los alcaldes asistentes quieren alertar a los ciudadanos sobre la absoluta necesidad de mejorar la

participación de los ingresos de las administraciones locales dentro del conjunto de los ingresos públicos,

si realmente se pretende dar respuesta a la demanda de servicios de todo tipo que surgen en una sociedad

democrática. En este sentido es indispensable que los Presupuestos Generales del Estado para 1980

traduzcan el propósito de cooperación con los Municipios, a fin de iniciar así, con toda decisión, el ca-

mino de un progresivo transvase de recursos financieros de la Administración central a la local.

La conferencia municipal de Sevilla, para la debida formación de la opinión pública y para su

presentación al Gobierno, ha preparado el siguiente comunicado:

• La realización efectiva del presupuesto de liquidación de deudas de los Asentamientos hasta el 31 de

diciembre de 1978 se encuentra retrasada por la falta de Instrumentación por parte del Gobierno de las

obligaciones que contrajo en los Presupuestos Generales del Estado para 1979. En este sentido, los 37.000

millones de pesetas todavía pendientes de asignación a los distintos Municipios a través del Banco de

Crédico Local deben hacerse efectivos sin más dilaciones.

• En los Presupuestos Generales del Estado para 1980 deberá figurar (en el capítulo «Gastos de otros

Ministerios», epígrafe «Administración local»-) el importe de la carga financiera de las operaciones de

liquidación de deudas hasta el 31 de diciembre de 1978, que asciende, según el cálculo realizado por los

Municipios, a un total de 900 millones de pesetas. Asimismo, en los Presupuestos Generales del Estado

para 1980 deben consignarse los 3.500 millones de pesetas que fueron incluidos por el Ministerio de

Hacienda en 1a regulación de los presupuestos de liquidación de deudas para 1978.

• Igualmente, en los Presupuestos Generales del Estado para 1980 habrán de consignarse las cantidades

suficientes para atender a los presupuestos de liquidación de deudas de las Corporaciones municipales

que cubran los déficit correspondientes a 1979, procedentes de los presupuestos ordinarios, de las deudas

de los presupuestos extraordinarios especiales y de los déficit de las empresas municipalizadas de trans-

portes, y de otros entes municipales, así como los gastos financieros derivados de todo el difícil

proceso de reajuste de la Administración municipal en su primer ejercicio, todavía no completo, de

funcionamiento democrático.

• Para la preparación de los presupuestos municipales de 1980 es indispensable que el Gobierno

desarrolle reglamentariamente el real decreto-ley 11/79, publicando a la mayor brevedad las normas sobre

la confección de presupuestos, al tiempo que debe facilitar las indicaciones precisas sobre ingresos

previsibles de impuestos transferidos a los Ayuntamientos, o compartidos con ellos, pero cuya

recaudación todavía realiza la Administración central.

• Los Ayuntamientos, reunidos en Sevilla, consideran esencial que en los Presupuestos Generales del

Estado para 1980 se cumpla el objetivo, ya fijado en el real decreto-ley 11/79, de que la participación de

los Municipios en la imposición indirecta alcance al 10 por 100 del total para ese año.

• Igualmente debe cumplirse por el Gobierno la previsión hecha en la disposición transitoria sexta

del real decreto-ley 11/79 de que el Estado compense a los Ayuntamientos por los ingresos de contri-

bución urbana no percibidos por la circunstancia de no haberse aprobado aún las nuevas normas

reguladoras de las Haciendas locales.

• Los Ayuntamientos reiteran su anterior planteamiento de disponer de una participación del 50 por 100

en los ingresos resultantes de los impuestos sobre el juego.

• Los Ayuntamientos entienden que es urgente la constitución de los consorcios para la gestión de

contribuciones territoriales, y en este sentido proponen al Ministerio de Hacienda la inmediata apertura

de las correspondientes conversaciones.

• Dentro del total previsto en los Presupuestos Generales del Estado para 1980 como avales para

empréstitos y emisiones de deudas en el exterior, los Ayuntamientos plantean que para las Corporaciones

locales se señale la cantidad de 50.000 millones de pesetas a fin de atender a los gastos extraordinarios de

equipamientos de los planes de acción municipal. La captación de tales recursos deberá quedar exenta de

la exigencia del depósito previo.

• Con unos gastos de los Ayuntamientos que en 1979 no superarán todavía el 7 por 100 del gasto total

de las Administraciones públicas, se considera que es indispensable llegar al objetivo, del 10 por 100 en

1980, para gradualmente, en los años sucesivos, ir transfiriendo a la Administración municipal toda

una serie de impuestos (o compartiéndolos con ella), para qué el gasto de los Municipios atienda como

mínimo el 25 por 100 del total de las Administraciones públicas, puesto que las necesidades más

urgentes de la población a la hora de exigir se dirigen, fundamentalmente a los Ayuntamientos.

• Respecto al compromiso gubernativo de enviar a las Cortes antes del 15 de octubre el proyecto de ley

de Bases de Régimen Local, los Ayuntamientos entienden que el Gobierno debe abrir en esa fecha una

encuesta de dos meses de plazo, durante los cuales cualquiera de los 8.000 Municipios españoles

pueda presentar sus observaciones y sugerencias, que el Gobierno deberá tomar en consideración a

efectos de elaborar el definitivo proyecto de ley para su remisión al Parlamento.

• Los reunión de alcaldes ha decidido que para sus sucesivos encuentros seguirá un turno itinerante, y

para mantener la coordinación de los trabajos ha designado una Comisión de Seguimientos, integrada por

representantes de los Ayuntamientos. Esta Comisión se ocupará de velar por la efectiva aplicación de los

acuerdos adoptados y mantendrá las oportunas conversaciones con el Gobierno. Con carácter

temporal se ha designado también una Ponencia para estudiar el anteproyecto de ley de Bases de

Régimen Local.

 

< Volver