Autor: Freijanes, Víctor F.. 
 Según el secretario general don José María Zavala. 
 El Partido Carlista no plantea un problema dinástico     
 
 Informaciones.    09/02/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SEGÚN EL SECRETARIO GENERAL, DON JOSÉ MARÍA ZAVALA

«El Partido Carlista no plantea un problema dinástico»

ORENSE, 9. (INFORMACIONES, por Víctor F. Freijanes.) — «El Partido Carlista no plantea un

problema dinástico», manifestó en Orense el actual secretario general del Partido Carlista español, señor

Zavala y Castellá, en el transcurso de una rueda de Prensa celebrada el sábado. Don José María Zavala y

Castellá se encuentra en la ciudad gallega tomando contacto con los representantes del carlismo en

Galicia, con objeto de revisar planteamientos y estrategias concretas cara a la nueva coyuntura política.

El secretario general del Partido Carlista se declaró partidario de una ruptura con lo anterior, para lo que

es imprescindible la unidad de la oposición, «una presión social y popular a través de la movilización que

lleve al Régimen a la situación de aceptar la realidad de sus crisis», Gobierno provisorio y

establecimiento de las libertades democráticas. En uno de sus puntos, el señor Zavala hizo un

llamamiento a la Iglesia y al Ejército para que permanezcan neutrales ante el proceso de transformación

del país.

«Promovimos y formamos parte de la llamada Junta Democrática, pero nos separamos por su centralismo,

ya que nosotros —explicó el señor Zavala— somos federalistas. Nos unimos a la Plataforma, pero en las

regiones del Estado español estamos en los Consell de Cataluña, Valencia y Baleares, en la Asamblea de

Euzkadi.»

Tal y como había hecho ya en Baleares, el secretario general del carlismo anunció el próximo regreso a

España de Carlos Hugo, para hacerse cargo del partido. ¿Podría esto plantear un problema de

reivindicaciones dinásticas?, se le preguntó. «No hay tal problema —respondió—. Hemos sido y somos

monárquicos, pero no planteamos ningún problema dinástico.»

9 de febrero de 1976

 

< Volver