Autor: Barbero, David. 
   Montejurra: ya hay cuatro procesados     
 
 Informaciones.    17/05/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

MONTEJURRA: YA HAY CUATRO PROCESADOS

PAMPLONA, 17 (INFORMACIONES, por David Barbero).—Durante el pasado fin de semana y la

mañana de hoy lunes se han realizado nuevas actividades policiales y judiciales en torno al

esclarecimiento y castigo de los responsables de los trágicos sucesos ocurridos en Montejurra el pasado

domingo día 9 del presente mes. Estas actividades se han concretado en la detención y encarcelamiento de

varias personas supuestamente implicadas en los hechos y las declaraciones de otros, y son muestra del

ritmo acelerado que ha sido impuesto a las investigaciones por el juez de la localidad navarra de Estella

don Manuel Antón de la Fuente, que ha sido designado juez especial para este caso con jurisdicción para

todo el territorio nacional.

En cuanto a las detenciones y encarcelamientos, se procedió a última hora de la tarde del pasado sábado al

ingreso en la cárcel provincial de Pamplona de don José Luis Marín García-Verde y don Alfonso Fal

Macías, ambos acusados, según denuncias presentadas en los días inmediatos al de los trágicos sucesos,

como supuestos autores de algunos de los disparos efectuados y posteriormente identificados a través de

las fotografías y películas tomadas durante los acontecimientos y puestas después a disposición judicial.

SE ENTREGO EN HUELVA

Don José Luis Marín García-Verde, del que primero corrieron noticias de que había desaparecido de su

casa y se especulaba con la imposibilidad de su detención a causa de esta circunstancia, se presentó

voluntariamente a las fuerzas de la Guardia Civil de la Comandancia de Huelva, donde tiene su

residencia. Posteriormente, y de acuerdo con las órdenes expresas del juez especial para los sucesos de

Montejurra, fue trasladado a la cárcel provincial de Pamplona, donde están hasta ahora concentrados

todos los supuestamente implicados en los acontecimientos allí sucedidos y que ya han sido detenidos.

La acusación que pesa sobre don José Luis Marín García-Verde es la de haber efectuado presuntamente

los disparos que hirieron gravemente a don Aniano Jiménez Santos y que posteriormente le ocasionaron

la muerte. Don José Luis Marín, que ha sido calificado como tradicionalista, que frecuentaba el círculo

Vázquez de Mella, de Huelva, se dedicaba a las actividades de agricultor y fue al parecer identificado a

través de fotografías publicadas en la Prensa nacional, en las que aparecía vestido con una gabardina,

llevando gafas negras y portando en la mano derecha un arma, y las películas tomadas parecen indicar

que don Aniano Jiménez caía herido como consecuencia de los disparos.

Por su parte, el juez especial, don Manuel Antón de la Fuente, ha dictado órdenes de busca y captura de

don Javier Fal Macías y don Francisco Carrera García-Mouriño.

DECLARA MÁRQUEZ DE PRADA

Asimismo, a las cinco de la tarde del pasado sábado, se procedió a tomar declaración en el Juzgado de

Estella a don José Arturo Márquez de Prada, primera de las personas detenidas en relación con los

sucesos de Montejurra.

Su declaración había causado notable expectación, por lo que numeroso público y periodistas se habían

concentrado a esa hora en la entrada del Juzgado. El señor Márquez de Frada, que era trasladado con las

esposas puestas desde la cárcel provincial de Pamplona, al ser sacado del coche policial se llevó las

manos a la cara e impidió que fuera fotografiado su rostro.

Sobre el contenido de sus declaraciones no ha trascendido nada, aunque se ha establecido cierta relación

entre las mismas y las órdenes de detención de don Javier Fal Macías y don Francisco Carrera García

Mouriño, ya que fueron dictadas a continuación. Inmediatamente después de terminar su declaración, don

José Arturo Márquez de Prada fue conducido de nuevo a la cárcel provincial de Pamplona, donde el juez

especial de Montejurra ha ordenado que permanezca incomunicado.

Asimismo se ha podido saber que este juez especial había cursado primeramente órdenes para que don

Sixto de Borbón Parma prestara declaración sobre los sucesos ocurridos en Montejurra y que ocasionaron

dos muertes. Sin embargo, estas órdenes quedaron anuladas al dictaminarse la expulsión del país por el

Ministerio de la Gobernación.

 

< Volver