Autor: R. B.. 
   El señor Zavala, secretario carlista, declara sobre los sucesos de Montejurra     
 
 Informaciones.    09/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

EL SEÑOR ZAVALA, SECRETARIO CARLISTA, DECLARA SOBRE LOS SUCESOS DE

MONTEJURRA

MADRID, 9 (INFORMACIONES, por R. B.).—El secretario general del Partido Carlista, don José María

de Zavala, ha prestado declaración a mediodía de hoy ante el Juzgado de Orden Público número 1 de

Madrid, sobre los sucesos de Montejurra, ocurridos el pasada 9 de mayo.

El señor Zavala manifestó a INFORMACIONES a su salida que se había ratificado en los términos de la

declaración prestada en su día ante el Juzgado de Estella, ampliando en concreto algunos extremos.

Añadió el señor Zavala que los sucesos de Montejurra 76 han sido el primer acto alterado violentamente

por personas ajenas totalmente al carlismo, como lo demuestran, añadió, las actividades desarrolladas por

diversos grupos y personas extraños al carlismo, con anterioridad al acto de este año en Montejurra,

celebrado bajo la presidencia de don Carlos Hugo de Borbón Parma y su esposa, la princesa doña Irene.

El señor Zavala añadió que la presencia en Montejurra de organizaciones como Fuerza Nueva, U.N.E., de

ex combatientes y otras, era debida a su propia iniciativa, pues no habían sido invitadas al acto, del que el

Partido Carlista, adicto a la dinastía Borbón-Parma, ha sido el único organizador desde el año 1939.

En Montejurra, el señor Zavala estuvo con un grupo de carlistas, entre las que se encontraban la princesa

doña Irene y doña María de las Nieves, hermana de don Carlos Hugo, así como la Junta de gobierno del

Partido Carlista, Junta de la Hermandad del Vía Crucis, todos ellos en la explanada del monasterio.

Posteriormente, el grupo subió hasta la décima cruz, desde donde pudieron oír los disparos en la cumbre.

En el transcurso de los sucesos resultaron muertos los jóvenes don Ricardo García Pellejero y don Aniano

Jiménez Santos. A raíz de estos sucesos, la Audiencia de Pamplona nombró un juez especial para el

sumario, que se inhibió a favor de la jurisdicción de Orden Público, encargada en la actualidad del caso.

 

< Volver