Los carlistas interpelan al Gobierno sobre Montejurra     
 
 Diario 16.    10/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los carlistas interpelan al Gobierno sobre Montejurra

MADRID, 10 (D16).—El juez Rafael Gómez Chaparro, hasta hace unos días titular del Juzgado numero

1 de Orden Público de Madrid, no había comunicado todavía esta mañana a la acusación particular la

puesta en libertad provisional de los dos principales acusados en el caso Montejurra.

José Luis Marín García-Verde, el ´´hombre de la gabardina", y José Arturo Márquez de Prado, acusados

en el sumario de dos presuntos delitos de homicidio y encarcelados en El Ferrol y Pamplona, fueron

puestos en libertad provisiona1 bajo fianzas de 300.000 y 200.000 pesetas el día de Nochevieja, por

decisión del titular del desaparecido J. O. P numero 1.

El abogado de la acusación particular se enteró casualmente el sábado de la libertad de los dos principales

procesados por los sucesos de Montejurra cuando acudió al J. O. P. para revisar en el sumario las últimas

actuaciones judiciales, encontrándose con el auto de libertad provisional. Gomez Chaparro dictó auto de

conclusión del sumario Montejurra el pasado día 4.

Esta tarde, la acusación presentará ante el Juzgado número 21 de Madrid, quien notificó la conclusión del

sumario, recurso de reforma contra el citado auto de conclusión, por entender que son necesarias otras

diligencias para esclarecer lo ocurrido el 9 de mayo de 1973 en Montejurra.

La parte querellante por los sucesos que costaron la vida a dos personas en la montaña navarra próxima a

Estella mostró su sorpresa ante la decisión del juez de Orden Público de poner en libertad provisional a

personas acusadas de homicidio en un asunto de tanta trascendencia pública como el de Montejurra.

Medios jurídicos calificaron de inusual esta decisión del juez.

Esta tarde, el Partido Carlista, a través del procurante en Cortes Gabriel Zubiaga (familiar por

Guipúzcoa), hará pública la interpelación sobre los sucesos de Montejurra que el Gobierno no ha querido

aceptar durante varios meses.

 

< Volver