Falso secuestro de don Javier de Borbón Parma  :   
 Nunca se vio privado de libertad. 
 Hoja del Lunes.    07/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

PAGINA 6 — 7 de marzo de 1977

NACIONAL

FALSO SECUESTRO DE DON JAVIER DE BORBON PARMA

• Nunca se vio privado de libertad.

• Conflicto de derechos entre sus hijos Sixto y Carlos Hugo.

Don Javier de Borbón-Parma no ha sido raptado ni secuestrado, según ha comunicado a la agencia Cifra

Guillermo Padura Vizmanos, portavoz de la comunión tradicionalista. También informó de una

declaración que acababa de hacer en París don Javier ante notario y seis representantes de aquella orga-

nización.

En la supuesta declaración el jefe de la Casa Carlista expresa su gran sorpresa e indignación por las

noticias aparecidas sobre su falso secuestro o rapto. Afirma, que en ningún momento fue privado de

libertad de movimiento y de expresión, y añade que a nadie tiene que dar cuenta de sus actividades.

Asimismo, se muestra ofendido, porque al quedarse con frecuencia tanto en Solesmes como en

Normandía "se hayan usado como pretexto sus ausencias para inventar una historia rocambolesca que

sería risible —señala— si no sirviera de pretexto para una vulgar maniobra política".

El falso rumor de su desaparición es atribuido por don Javier, según el portavoz, posiblemente al hecho de

que hace poco rehusó avalar algunas iniciativas relativas a contenidos marxistas o socialistas dentro de los

ideales del carlismo.

El señor Padura dijo que estas declaraciones habían sido recogidas ya en el despacho del notario francés,

señor Dominique Morel Darleux, y que se encuentran en poder del abogado señor Varault.

DON JAVIER, HOSPITALIZADO POR "SHOCK" QUE LE PRODUCE EL INCIDENTE

Según informa la agencia Cifra, a las nueve de la noche del pasado sábado fue descubierta la presencia de

don Javier de Borbón-Parma en una finca de un cuñado de su hijo Sixto. Ha tenido que ser hospitalizado

bajo fuerte "shock" nervioso, según un comunicado hecho público por el Partido Carlista, en el que se

indica que don Javier se encontraba en una finca que Eduardo Lobkowicz, cuñado de Sixto, posee en

Graimville (Normandía), a pesar que éste había negado en distintas ocasiones conocer el paradero de don

Javier.

Don Javier ha tenido que ser hospitalizado a causa del fuerte "shock" que padece por las pre- (...)

conocimiento del escándalo que se ha producido en torno suyo, puesto que el grupo de Sixto le había

hecho creer que estaba cumpliendo una misión importante al servicio de España.

PROTECCIÓN PARA LOS BORBON-PARMA

Según el comunicado, cuando don Javier reclamaba la presencia de su hijo Carlos Hugo le decían que no

podía ser localizado. La Policía francesa había tenido que proteger a los miembros de la familia Borbón-

Parma, al haberse advertido la presencia de algunos participantes del lado de don Sixto en los sucesos de

Montejurra del pasado año.

CARLOS HUGO REPRESENTA AL CARLISMO

Carlos Hugo ha manifestado, según su portavoz, que este asunto le produce repugnancia y preocupación y

que en lo sucesivo no permitirá que se moleste a su padre para estos juegos sucios que la extrema derecha

intenta .montar en torno suyo. También ha señalado que en adelante será él el único que se pronuncie en

todo lo concerniente a la política del carlismo, ya que recogió en su día, por voluntad expresa de su padre,

la dirección del carlismo y la herencia de todos los derechos como sucesor.

PRÓXIMA DECLARACIÓN SOBRE EL MOMENTO ESPAÑOL

Parece que pronto hará una declaración sobre el momento político español y la legalización del Partido

Carlista.

ECO DEL SECUESTRO EN PARÍS

PARÍS. (Efe.)—"Estoy totalmente libre", aunque "indignado por el invento de mi pretendido secuestro a

fines políticos", declara un comunicado del príncipe don Javier de Borbón Parma, remitido a la prensa en

París por su abogado, el letrado francés M. Varault.

CONFLICTO DE FAMILIA

El líder del Partido Carlista, Carlos Hugo de Borbón, hijo de don Javier, presentó una denuncia ante la

Policía francesa por "secuestro" de su padre. En comunicados difundidos por el Partido Carlista, tanto en

París como en España, éste acusaba al primogénito de don Javier, Sixto de Borbón, de haber secuestrado

a su padre junto a un grupo de dirigentes de la "comunión tradicionalista" encabezados por Juan Sáenz.

Según el Partido Carlista, la comunión tradicionalista pretendía obligar a don Javier, de ochenta y ocho

años, a desvinculizarse de su hijo Carlos Hugo; el Partido Carlista preconizaba el socialismo

autogestionario, aunque no se pronunció sobre la forma de gobierno (monarquía o república). Tanto don

Javier, jefe de la dinastía carlista, quien delegó hace años en don Carlos Hugo, como éste residen

habitualmente en Francia, así como sus hijas, María Teresa e Isabel. Carlos Hugo de Borbón-Parma está

casado con la princesa Irene, hija de la Reina de los Países Bajos.

"¿BAJAS MANIOBRAS POLÍTICAS?"

Don Javier, precisó el letrado Varault, está en total libertad y puede expresarse libremente. Considera que

no tiene por qué dar cuenta a nadie de sus actividades o desplazamientos. Su "pretendido secuestro no es

más que un pretexto para bajas maniobras políticas, y no tiene nada de cómico".

Al aludir a "maniobras políticas", don Javier de Borbón se refería a la lucha que mantienen sus dos hijos,

Sixto y Carlos Hugo. El primero está apoyado por la "comunión tradicionalista" que Carlos Hugo define

como fascista e implicada en los luctuosos sucesos de Montejurra, a raíz de los cuales el primogénito de

la-dinastía Borbón-Parma fue expulsado de España.

Carlos Hugo capitanea el Partido Carlista, al que le fue denegada su legalización recientemente, mientras

se acercaba a la "comunidad tradicionalista".

UN DELICADO ASUNTO FAMILIAR

En cuanto a las autoridades francesas, después de aceptar legalmente la denuncia de Carlos Hugo por la

desaparición de su padre, comprobaron que don Javier se hallaba en la comunidad religiosa de Sollemes.

Don Javier visitó en la tarde del sábado a su esposa, que se encuentra hospitalizada en Neuilly, en las

afueras de París, acompañado por sus hijos.

Un comisario de la Policía francesa afirmó: "Es un delicado asunto de familia", negándose a dar más

precisiones sobre si hubo o no secuestro.

 

< Volver