A consecuencia de un paro cardíaco. 
 Falleció don Javier de Borbón Parma  :   
 Era padre de Carlos Hugo, presidente del Partido Carlista. 
 Arriba.    08/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

A consecuencia de un paro cardíaco

FALLECIO DON JAVIER DE BORDÓN PARMA

• Era padre de Carlos Hugo, presidente del Partido Carlista

MADRID. (De nuestra Redacción.)—Don Javier de Borbón Parma y Braganza, padre del actual jefe de la

Casa Carlista, Carlos Hugo y de Sixto Enrique, falleció a las nueve de la mañana de ayer en el hospital

cantonal de Chure (Suiza), donde estaba internado desde hace un tiempo a consecuencia de un paro

cardíaco. En el momento de su muerte sólo se hallaba presente la menor de sus hijas, María de las Nieves.

Hasta este momento se desconoce el lugar y el día del sepelio, si bien el propio finado había dispuesto

que el entierro tuviera un carácter sencillo y estrictamente familiar. Un portavoz del Partido Carlista nada

más conocerse la triste noticia manifestó que el Consejo Federal del partido mantendría una reunión para

decidir el orden de los actos que, con este motivo, se celebrarán hoy. Esta convocatoria, debido a la

conmemoración de Montejurra, bien podría tener lugar en Biarritz, San Sebastián o Pamplona.

Por lo que atañe a Carlos Hugo de Borbón, éste emprendió viaje a la localidad suiza en el momento de

conocer el óbito de su padre. Precisamente el presidente del Partido Carlista se encontraba camino de

Biarritz para acudir hoy a la romería de Montejurra.

BIOGRAFIA

Francisco Javier de Borbón de Parma y Braganza nació el 25 de mayo de 1889 en Villa Pianore, en la

antigua provincia del Bourbonnais (Francia). Era hijo del duque Roberto y de la duquesa María Antonia

de Parma, infanta de Portugal. Atraído por las Armas, fue oficial de Artillería. El 13 de noviembre de

1927 don Francisco Javier contrajo matrimonio con doña Magdalena de Borbón Busset, de la que tuvo

seis hijos: Carlos Hugo, María Francisca, María Teresa, María Cecilia, María de las Nieves y Sixto

Enrique.

En 1936, junto con Manuel Fal Conde, en julio, Francisco Javier de Borbón firmó la orden de in-

corporación de los requetés al Alzamiento Nacional: era el pacto entre el Ejército (Sanjurjo y Mola) y el

carlismo. Durante la segunda guerra mundial estuvo prisionero de los alemanes en el famoso campo de

concentración de Dachau, en Francia, por colaborar con «la ressistence». El mariscal Petain pudo salvar

su vida, pues la Gestapo alemana le había condenado a muerte. Luego, en 1953, don Javier escribiría un

libro titulado «Los acuerdos secretos anglo-franceses de diciembre de 1940», en el que intentaba

completar las «Memorias» de Winston Churchill. Los artesanos del acuerdo en cuestión fueron lord

Halifax y Jacques Chevalier, ministro de Instrucción Pública del Gobierno de Vichy.

En febrero de 1972 don Javier es atropellado por un automóvil y resulta gravísimamente herido. Días

después delegó «plenos poderes» en su hijo primogénito Carlos Hugo, aunque «en casos trascendentales

tomaría las decisiones junto con su hijo».

Un 8 de abril de 1975 don Javier firmó en la capital de Francia su «abdicación», a la vez que ponía en

manos de don Carlos Hugo «toda responsabilidad como Rey de los carlistas».

En Arbonne, el 20 de abril de 1975 fue comunicada esta decisión.

El 7 de marzo de este año don Javier de Borbón de Parma y de Braganza, luego de una peripecia de

secuestro aparente por parte de su hijo Sixto Enrique, ofreció a la opinión pública un acta notarial en la

que reiteraba que el «único sucesor político y máximo responsable de la dirección del carlismo era su

hijo Carlos Hugo».

 

< Volver