Autor: Criado, Ramón. 
 Debido al control de las fuerzas del orden sobre la Campa de Irache. 
 Montejurra se celebró en Javier  :   
 Dos mil quinientos carlistas asistieron en el Santuario a una misa por el eterno descanso de don Javier. 
 Pueblo.    09/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Debido al control de las fuerzas del orden sobre la Campa de Irache

MONTEJURRA SE CELEBRO EN JAVIER

Dos mil quinientos carlistas asistieron en el Santuario a una misa por el eterno descanso de don Javier

PAMPLONA. (PUEBLO, de nuestro enviado especial, Ramón CRIADO) —«Donde los carlistas

expongan sus deseos de libertad y autodeterminación, allí estará Montejurra», dijo el secretario general

del Partido Carlista, José María Zavala, a los 2.500 congregados en la campa de la basílica de Javier, al

término de la misa ofrecida por don Francisco Javier de Borbón, duque de Parma, fallecido el pasado

sábado.

El Partido Carlista había anunciado durante una rueda de Prensa, celebrada a las ocho y media de la

mañana de ayer en Pamplona, su decisión de mantener la convocatoria de Montejurra: «Sólo si nos es

imposible acceder allí celebraremos una misa en Javier por nuestro viejo rey.»

A las diez de la mañana, un control de la Guardia Civil, en Puente la Reina, detenía a la princesa doña

Irene, que iba acompañada por Guillermo García Pascual, responsable del partido en Andalucía, y tres

señoras. Allí, el secretario general del partido, José María Zavala, entregó a la esposa de Carlos Hugo una

carta de su marido, y ante numerosos periodistas la informó de que era imposible llegar hasta Irache, por

lo que era preciso emprender el regreso. El capitán de la Guardia Civil, a cuyo mando estaba el control,

detuvo durante media hora a la comitiva, hasta la llegada de una escolta. La princesa declina el

ofrecimiento e intenta regresar. El capitán insiste en que no se puede abandonar Puente la Reina en media

hora, tiempo calculado para la llegada de los efectivos que se esperan. «Ustedes son testigos —dice

dirigiéndose a los periodistas José María Zavala— que la señora es retenida en contra de su voluntad-, y

doña Irene apostilla: «Sólo cuando se restablezca la democracia aceptaré esa escolta.» Antes de ser

obligada a abandonar España se dirigió a los periodistas con estas palabras:

«Esto es el colmo. No dejan celebrar los funerales por don Javier.» A un kilómetro de Puente la Reina los

periodistas que seguían a doña Irene fueron retenidos durante una hora, tiempo que se calcula como

necesario para que doña Irene cruce la frontera por Vera de Bidasoa.

EN JAVIER

De acuerdo con la convocatoria del Partido Carlista, sus militantes se dirigieron hacia el castillo de Javier,

enclavado en las proximidades de la localidad de Sangüesa, muy cerca de Aragón. Fuerzas de la Guardia

Civil se encontraban presentes ya en las proximidades del castillo, pero sin impedir el acceso al mismo.

De tal forma, que unos dos mil quinientos carlistas se encontraban en Javier sobre la una de la tarde.

Hacia esa hora llegaba a este lugar María Teresa de Borbón, hermana de Carlos Hugo, que al igual que el

resto de su familia había entrado clandestinamente en España en los últimos días.

La misa se celebró en medio de un imponente servicio de seguridad del Partido Carlista, que había

movilizado a un millar de militantes para este cometido.

Durante la homilía el oficiante señaló que «como cristianos y como carlistas ofrecemos la misa por

nuestro viejo rey». Exhortó a los cristianos de España para que por encima de sus convicciones políticas

exijan la libertad de todos, y terminó con estas palabras: «Con Cristo y la familia de Borbón Parma está la

salvación para nosotros.»

PACTO POLÍTICO EN LA CAMPA

A continuación se celebró un acto político en la campa, que se encontraba adornada por numerosas ikurri-

ñas, senyeras y otras banderas.

El secretario general de E. K. A., Mariano Zucía, pidió un minuto de silencio por don Francisco Javier, y

se dirigió a los asistentes para decirles que no era el sitio de reunión lo más importante, sino «nuestra

voluntad para seguir luchando». «No olvidamos tampoco —agregó— a Ricardo Aniano y otras víctimas

de los sucesos de Montejurra del año pasado. Vuestra sangre está abriendo el camino de la libertad.»

Seguidamente leyó el mensaje de don Carlos Hugo «a todas las naciones democráticas, a todos los mo-

vimientos europeos democráticos, hacemos hoy este llamamiento. Respaldar la libertad en España, exigir

el respeto a todas las libertades, renunciar a la defensa de los "búnquer" egoístas, a los sucursalismos

económicos, que sólo sirven para posponer la realización de una democracia en España. Sólo sirven estas

actitudes para retrasar la consecución de toda la libertad y obligar al final a esa libertad a llegar por la vía

difícil, cuando no dramática de la confrontación y no por la vía del diálogo. A todos los partidos del

actual Estado español hacemos este llamamiento. Re-construiremos todos juntos la solidaridad,

forzaremos el respeto legal a todas las libertades. Sólo sobre la base de una solidaridad entre todos los

trabajadores, entre todos los luchadores de la libertad, se podrá reconstruir la solidaridad entre todos los

partidos democráticos.»

• NO HUBO INCIDENTES

Por su parte, doña María Teresa recordó a su padre con estas palabras: «Has muerto lejos de tu patria, le-

jos de los tuyos, pero luchando por la causa de la libertad que fue tu causa. Estamos decididos a avanzar

por el camino del socialismo federal y de autogestión global y ser pioneros en este sentido.» Terminado el

acto, a las dos y media, los carlistas volvieron a sus puntos de origen sin que se registrase ningún

incidente.

• REUNIÓN INFORMATIVA

A las seis de la tarde de ayer el secretario general del partido, José María Zavala; secretario general de

E.K.A., Mariano Zuña, y otros miembros del partido, se reunían con los periodistas en Pamplona para

hacer un balance de la jornada.

"Pese a la expulsión de doña Irene, pese a que no hemos podido llegar a Montejurra, y pese también a las

tres horas que he estado de tenido —dijo Zavala—, la convocatoria ha sido un éxito. Hemos demostrado

que somos un partido sereno y responsable, y hemos podido reunir a unos miles de militantes en Javier.»

 

< Volver