Autor: Martínez, Francisco. 
 Carlos Hugo regresó a España. 
 Soy un político y vengo a luchar por la democracia     
 
 Pueblo.    29/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Carlos Hugo regresó a España

"Soy un político y vengo a luchar por la democracia"

MADRID, (PUEBLO, por Francisco MARTÍNEZ.)

«Yo lo que planteo es un pleito político, no un pleito dinástico ni monárquico. Yo soy un político que

viene a luchar para ayudar a la evolución democrática de mi país», manifestó ayer tarde a los periodistas

don Carlos Hugo de Borbon Parma, líder del Partido Carlista, a su llegada al aeropuerto de Barajas,

después de varios años de vivir constantemente en Francia. El líder carlista, que regresa con pasaporte

francés, vino acompañado de Mariano Zufia, secretario de EKA (Partido Carlista de Euskadi), y fue

recibido por los miembros del consejo federal del partido, al frente de los cuales figuraba el secretario

general, José María Zavala.

«Vuelvo a un país — añadio don Carlos Hugo de Borbon— en el que por fin existen las libertades demo-

cráticas. Para mí representa volver a una situación por la que he luchado personalmente más de veinte

años.» «Vengo a luchar en pro de la democracia —añadió— que permita a España ser una vanguardia en

la lucha por la democracia en el mundo.»

Declaró que lo ocurrido en Montejurra en el año 1976 fue una agresión al carlismo por parte de ciertos

grupos, «pero sirvió —dijo— para enseñar a los estamentos del Poder que la democracia era necesaria si

se quería tener una evolución pacifica.»

Preguntado sobre cuando piensa que le darán la nacionalidad española —actualmente es súbdito fran-

cés—, don Carlos Hugo manifestó que «esperaba que aquí mismo, en el aeropuerto, me dieran el

pasaporte, pero por lo visto el problema no está resuelto del todo» La princesa Irene de Holanda, hija de

la Reina de Holanda y esposa de don Carlos Hugo, se espera que en breve también llegue a Madrid.

Sobre lo que hoy representa el carlismo en España, don Carlos Hugo manifestó que se trata de un partido

que lucha por la democracia con una concepción federal de la unidad de España, por una sociedad

socialista y pluralista. Acerca de que su partido haya sido calificado de derechista y clerical, el líder

carlista dijo que si realmente hubieran sido derechistas y clericales él no habría estado expulsado de

España y el Partido Carlista habría estado legalizado ha ce muchos años.

Don Carlos Hugo, al abandonar el aeropuerto, fue vitoreado y aplaudido por un grupo de personas,

algunas de ellas gritaron «Ya era hora, ya era hora», y abrazaron al líder carlista, llamándole una de ellas

«alteza».

Don Carlos Hugo asistirá al IV Congreso del Partido Carlista, que se va a celebrar en Madrid este fin de

semana, y pronunciará un discurso durante su inauguración. Según afirmó, no tiene tomada ninguna de-

cisión sobre su presentación como candidato en las próximas elecciones municipales, sobre todo sin

conocer las leyes por que se van a regular.

Durante el congreso se presentarán tres ponencias importantes, sobre la línea ideológica del partido, estra-

tegia política a seguir y organización. También se abordará la participación del Partido Carlista en las

elecciones municipales, sindicales y analizará el «pacto de la Moncloa». Sobre este sentido, el secretario

general del PC, señor Zavala, manifestó que se ha llevado un proceso asambleario de base para trabajar en

la preparación del congreso.

En cuanto al problema navarro, el señor Zavala manifestó que «la palabra integración no la aceptamos.

Nosotros creemos que Navarra es Euskadi. Pero además Navarra tiene su peculiaridad y su propia per-

sonalidad». En cuanto a las próximas elecciones municipales, el secretario general del Partido Carlista

manifestó que «consideramos que las candidaturas no han de ser de partido, pero sí promovidas por los

partidos, ofreciendo sus alternativas».

Respecto a la evolución ideológica producida en el partido, el señor Zavala indicó que era lógico que hu-

biera habido resistencia por parte de los más conservadores, pero «ha habido una separación de aquellos

integristas y conservadores —añadió—. Los cuadros dirigentes procedían en su mayoría del integrismo

producido en la guerra, pero la base popular ha sido la protagonista de esta evolución del partido hasta

llegar al socialismo autogestionario».

 

< Volver