Autor: Ridruejo, Carmelo C.. 
 No hubo incidentes en el Montejurra 78. 
 Carlos Hugo pidió la incorporación Navarra al País Vasco     
 
 Informaciones.    08/05/1978.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

NO HUBO INCIDENTES EN EL MONTEJURRA-78

Carlos Hugo pidió la incorporación de Navarra al País Vasco

PAMPLONA, 8 (INFORMACIONES, por Carmelo C. Ridruejo).

CONCLUYERON ayer en Estella los actos del Montejurra 78 sin que se registrasen incidentes de

ninguna clase pese a los rumoras que corrían sobre la posible presencia de don Sixto de Borbón en las

inmediaciones de Estella. La presencia en los actos se puede cifrar en varios miles de personas, aunque,

según se pudo observar, el número de asistentes ha sido menor con relación a otras ocasiones.

Durante la celebración de todos los actos tanto el sábado en Pamplona, como el domingo en Estella, se es-

tablecieron grandes medidas de seguridad por parte del servicio de orden del Partido Carlista, acercándose

a 2.000 el número de las personas que lo componían.

Por otra parte, en las inmediaciones del monte, se encontraban grandes efectivos de la Guardia Civil y

fuerzas especiales de la Policía Armada, en evitación de posibles incidentes. También en la cumbre de

varios montes próximos había números de la Guardia Civil. Afortunadamente no tuvieron que intervenir,

puesto que los actos se desarrollaron con entera normalidad.

Los actos comenzaron el pasado sábado, con un festival de solidaridad de los pueblos, al que asistió el

presidente del Partido Carlista, don Carlos Hugo; su esposa, doña Irene, y miembros del comité federal

del partido.

A las diez y media de la mañana de ayer, en la explanada de Irache, se realizó la inauguración de un mo-

nolito en recuerdo de don Ricardo García Pellejero y don Aniano Jiménez Santos, muertos, como se

recordará, en los trágicos sucesos del Montejurra-76. En el monolito había una placa, en la que, además

de los nombres, se podía leer: «Vuestra sangre abrirá caminos de libertad.» Acto seguido, doña María

Teresa de Borbón-Parma, ante el monolito, dirigió unas palabras, subrayando que tanto Ricardo como

Aniano como don Javier de Borbón habían muerto luchando por la libertad.

Seguidamente comenzó la ascensión al monte con el rezo del tradicional Via Crucis. Subieron andando

hasta la cima la esposa de don Carlos Hugo, doña Irene, y las hermanas de aquél, doña María Teresa y

doña Cristina. A la cumbre se llegó alrededor de las once y media, tras una hora y media de ascensión.

Cuando se habían concentrado todos los asistentes a este Montejurra-78, apareció don Carlos Hugo, bajo

fuertes medidas de seguridad, acompañado de don Mariano Zufia, secretario general de EKA en Euskadi;

don José María Zabala, secretario general federal del partido. Se pronunció la homilía, con un recuerdo a

los muertos por el carlismo, pero especialmente dedicado a Ricardo, Aniano y Javier de Borbón.

Una vez que hubo finalizado la misa, la Hermandad del Via Crucis de Montejurra entregó una placa a la

Cruz Roja por sus servicios prestados durante todos los años, pero especialmente en el Montejurra - 76. A

continuación habló doña Irene, esposa de don Carlos, quien pidió en su intervención se desterrase el odio

para conquistar la paz. Dijo también que don Javier sufrió presión de la extrema derecha, y que su historia

había sido tergiversada.

EN ESTELLA

Por la tarde, a las cinco y media, dio comienzo en la plaza de los Fueros, de Estella —antes se había cele-

brado una comida de hermandad— el acto político del partido, con la intervención ante varios miles de

personas de don Carlos Hugo, don Mariano Zufia y don José María Zabala.

Don Mariano Zufia, en su intervención, se refirió al Montejurra del 76, recordando los trágicos sucesos.

Pidió en su intervención la legalización de todos los partidos políticos y la autonomía para todos los

pueblos del Estado español, «porque todo pueblo tiene derecho a ser libre». Finalmente dijo que «había

que acometer las siguientes tareas: impedir que la Constitución cierre las puertas a derechos y libertades,

la legalización de todos los partidos democráticos, la elaboración de los estatutos de autonomía y una

equiparación de los regímenes económicos de las cuatro provincias vascas para que el Estatuto de

Autonomía sea posible».

El secretario general federal del Partido Carlista, don José María Zabala atacó a la impunidad de la

extrema derecha en los actos de Montejurra - 76. «Actos previstos para frenar el proceso democrático

emprendido.» Señaló que «las elecciones municipales están siendo manipuladas por el Gobierno, impi-

diendo la participación total del pueblo, y no podemos aceptar que se apruebe la Constitución sin que el

pueblo intervenga directamente antes del referéndum, discutiendo sobre él. De esta manera se quiere

conseguir el Estado capitalista y la forma de Gobierno adecuada».

Cerró el acto político el presidente del Partido Carlista, don Carlos Hugo, quien antes de comenzar gritó:

«¡Navarroa Euskadi da!» («¡Navarra es Euskadi!»), lo que provocó vivas a don Carlos Hugo y al

carlismo, y gritos de «¡Navarra es Euskadi!». Se refirió en su discurso a Navarra como cuna del

vasquismo y por tanto como parte integrante de Euskadi, a la unidad del socialismo, al bipartidismo, la

unidad sindical y la autogestión. Terminó diciendo que «en esta jornada de solidaridad, reafirmamos una

vez más nuestro objetivo: libertad para escoger, socialismo para compartir, federalismo para convivir y

autogestión para decidir».

 

< Volver