Autor: Díaz-Alejo, Raimundo. 
 Canarias, hoy. 
 El coste de la vida es más alto en Canarias que en Madrid y Barcelona  :   
 Realidades físicas, económicas, políticas y administrativas de las dos provincias. 
 Ya.    05/12/1976.  Página: 4-5, 7. Páginas: 3. Párrafos: 45. 

CANARIAS, HOY

EL COSTE DE LA VIDA ES MAS ALTO EN CANARIAS QUE EN MADRID O BARCELONA

Realidades físicas, economicas, políticas y administrativas de las dos provincias

LAS ISLAS, ENTRE EL SUBDESARROLLO Y a NEOCOLONIALISMO• PROBLEMAS

POBLACIONALES: NA-TALIDAD, INMIGRACIÓN Y PARO PROGRESIVO • EL AGUA:

VERTIENTES, CONSUMO, MERCADO Y PRECIO • VAIVENES DE U PRODUCCIÓN: PIATA-NO

Y TOMATE • EL TABACO, IOS ASTttLEROS Y U CONSTRUCCIÓN • EN TURISMO, US

ALEMANES SE UEVAN LA PAIMA, SEGUIDOS POR IOS ESPAÑOLES PENMSULARfS Y POR

LOS ESCANDINAVOS • IAS DIEZ EXIGENCIAS MÍNIMAS PARA LA ADECUADA REFORMA

ESTRUCTURAL DE UNA ECONOMIA EN CRISIS

HECHOS CRUCIALES

«• Pluvosidad infrecuente.

* Encarecimiento de materia prima

^ Ausiencia de autonomía administrativa insular

®Elevada tasa de natalidad y concentración poblacional

® El agua, sometida a la especulación

^* Disminuye la producción platanera y la construcción

^ Insuficientes transportes y comunicaciones.

® Preocupante situación portuaria

© Balance comercial negativo de Canarias con Europa, Asia, América y Oceania. Sólo es positivo con los

paieses africanos.

® Desequilibrio entre los ingresos y los gastos del Estado con Canarias.

Fueron leyenda, escenarlo de aventuras, nido de curtoBldadeB. albergue de ma-ravOlaa, Uto de

ansiedades históricas y meta de amM-clones. Fueron (y son) las islas afortunadas gemas grises, verdes,

doradas y encendidas clavadas en el Atlántico para que sirvieran de escalón en la aventura del

descubrimiento de América. Fueron (y son) trozos paradisiacos que se enfrentan con una realidad cruda,

dura y doliente, que puede ser punto de partida para crisis gigantesca que derive en frustración definitiva

e . trrenarable. El Centro de Investigación Económica y Social de la Caja Insular de Ahorros de Gran

Canaria ha dado publicidad y difusión a 1a problemática socioeconómica de las Islas -en "Canarias en

1975: análisis de su economía", donde con el subtítulo "Entre el subdesarrollo y el neocolonialismo" se

desentrañan tos hechos a fin de crear una conciencia critica y responsable de las necesidades y

deficiencias, a base de datos y estadísticas, de modo que sea factible orientar planteamientos y acciones

beneficiosos para la colectividad canaria en los cruciales momentos que está viviendo.

Cuatro temas cruciales

Se presentan en primer término cuatro grandes temas, problemas o realidades que afectan sustantivamente

y de modo trascendental al desarrollo de las islas Canarias. El primero es la Infrecuente pluviosidad

cíclica, que agudiza la escasez de recursos hidráulicos. A todas luces son insuficientes la» políticas que se

siguen en el plano técnico (hidrológico) y en los planos económico, Jurídico y agrario.

Segundo tema: Como consecuencia de te elevación de los precios en las materias primas, de la inflación

mundial y de la crisis del petróleo se desvelaron las deficiencias estructurales de la terciaria economia de

las islas, hasta conmocionar a éstas a medida que tales circunstancias se agudizaron en los tres últimos

años. La suspensión de pagos en la Jurisdicción ordinaria y el alarmante desempleo (sobre todo en te

construcción y sus industrias auxiliares) muestran el anacronismo de las normas vigentes en derecho

comercial, sobre todo en lo que se refiere a sociedades anónimas.

Tercer tema: El archipiélago sufrió una dura conmoción con motivo de las medidas descolonizadoras y

diversas vicisitudes políticas por las que pasó el territorio del Sahara, pot cuanto indde en te» relacione»

comerciales Canarias-Sahara en la importancia del banco pesquero aaharia-no; en el contingente humano

canario y peninsular, que trasvasado a las provincias canarias va a aumentar el factor poblacional, ya alto

y recargado, que se agrava con te entrada y asentamiento de marroquíes en algunos lugares. Por ello es

preocupante el nuevo enclave geopolitíco del archipiélago, que al convertirse en reglón-frontera ha

quedado "cerca de una zona en permanente conflictividad de evidente peligro bélico".

Cuarto tema: Necesidad imperiosa de un régimen administratico especial, adecuados al conjunto insular,

que fortalezca la competancia de los siete cabildos insulares como órganos arraigados e idoneos de re-

conocida aceptación popular, y la creación indispensable de un organismo con ámbito regional que no

frene a los cabildos, sino que los respalde.

Población y agua

Sxiate una elevada tasa de natalidad, si bien se inicia alguna declinación, y prosigue el proceso de

inmigración peninsular. Pero una gran parte de la población se concentra en zonas urbanas muy precisas,

como Las Palmas (con él 53 por 100 de la totalidad insular), el Cruce de la Sardina y otros barrios del sur.

Paralelamente las cifras de desempleo elevan el numero proporcional de parados a mis del 9 por 100, para

lleGar, según algunos, al 12 por 100. Pero el problema básico de las Canarias es el agua. En su estudio se

distingue una vertiente técnica (para la mejor explotación de los recursos hídricos), una vertiente política

(planteamiento jurídico para las aguas) y una vertiente sociológica (mentalización frente a las nuevas

técnicas de tiego). Situación dramática la d«s Las Palmas. El consumó urbano (sobre un total de 160

hectometros cúbicos) representa 28 hectómetros cúbicos; el consumo industrial, dos hectómetros cúbicos,

y el: consumo agricula, 130 hectómetros cúbicos. Ya en 1973 el precio medio del metro cúbico de agua

era de diez pesetas. Ello da idea del encarecimiento de los cultivos. Cabe registrar el agua procedente de

pozos, manantiales, corri entes subterráneas, galerías, aguas superficiales, residuales y potabilizadas. A

veces el agua alcanza precios más elevados. En Las Palmas se han pagado 19 y hasta 34 pesetas por

metro cúbico. Institucionalmente, e) agua en Canarias cuenta con instrumentos tales como los servicios

hidráulicos provinciales, los cabildos, las mancomunidades, las comunidades de regantes y las sociedades

privadas. Los problemas del agua se mantendrán agudos en Canarias mientras no se ponga remedio a la

escasez y se evite el despilfarro (mediante sistemas de riego más modernos y adecuados, como el goteo y

la aspersión). Y en tanto no desaparezcan los intermediarios y especuladores que facilitan el

enriquecimiento de unos pocos á costa de la sociedad consumidora. Hay que acabar con el entramado

comercio de las aguas y sus redes monopolizadoras de control, distribución, precios, trasvase,

administración, tuberías y canales. Esto reclama otro ordenamiento jurídico-económico independiente al

derecho de propiedad del suelo por donde discurren o en que afloren, reconociendo, con el civilista

Duggit, que "el detentador de una pieza no tiene derecho, alguno sobre ella por darse una situación de

hecho que le obliga a realizar una cierta función social, y -su agrupación es protegida en la medida y

solamente en la medida en que él la cumple". En síntesis, los recursos hidráulicos ascienden en Canarias a

960 hectómetros cúbicos, de los que 350 proceden de aguas superficiales (aprovechadas en un 11 por

100); 600 de aguas subterráneas, utilizadas en un 70 por 100, y aproximadamente diez hectómetros cú-

bicos procedentes de agua potabilizada y dep u r a d a. (Ver cuadro 1.)

Producción y turismo

La gran sèquia de 1975, la ausencía de .tecnologia y dispersión de explotaciones, la profusión de

minifundismo y la disminución -de la población agrícola vienen reclamando una estructura agraria. La

actual resulta anticuada, irracional e injusta. De ahí la irreversible crisis que registra el cultivo del plátano.

La producción platanera descendió en 1975 en un 10,6 en relación a 1974. En cambio, el tomate aumentó

en cultivo y sus exportaciones a Inglaterra y Holanda, fundamentalmente. Por su parte, registran índices

inferiores e1 boniato, la berenjena, y la cochinilla. Mientras la ganadería registra un proceso de

declinación debido a la diaria progresión del precio de los piensos, la pesca tropieza con dificultades

como la Inconcreción de las aguas jurisdiccionales, la concurrencia de las flotas peninsulares y la

antigüedad de los equipos pesqueros. La industria tabacalera en Las Palmas cuenta con 17 empresas, y

Santa Cruz de Tenerife, con 26, en tanto que las empresas peninsulares tienen once establecimientos.

La crisis de la construcción -está muy directamente relacionada con la escasez de cemento, la paralización

de los edificios turísticos, la disminución de los gastos del Estado en obras públicas, la reducción dé

viviendas sociales y el aumento de tos costos.

En cuanto al turismo, se aprecia una mayor corriente originaria de Alemania, seguida por la peninsular

española y las escandinavas. La oferta hotelera ascendía en diciembre de 1975 a casi veintiocho mil pla-

zas, lo que representa un aumento- del 687 por 100. respecto- a doce años atrás. La oferta paraholelera re-

gistra en el mismo período un 10.000 por 100. (Ver cuadro 2.) Las Canarias necesitan mejores enlaces

y comunicaciones (ahora, lentas e insúflele n t e s), superar la preocupante situación de sus puertos y

desarrollar adecuadamente en todas las islas el sistema de aeropuertos.

Carestía y exigencia mínimos

Mientras en el orden nacional el coste de vida subía en diciembre de 1975 un 16,9 por 100, en Las Palmas

ascendía al 21,8 por 100, y en Santa Cruz de Tenerife, a un 18,8 por 100. En el orden de la alimentación

los índices se elevaron, respectlva-mente, al 27, 24 y 17 por 100, Puede apreciarse la escalada

inflacionista entre las dos capitales insulares canarias y Madrid y Barcelona. (Ver cuadro-3.) La crisis

tiene repercusión en los depósitos bancarios, el protesto de letras, el hundimiento de la pequeña y

mediana industria y la evasión de capitales por ausencia de estímulos para la inversión. No hay paridad

entre los ingresos y los gastos del Estado en las Canarias, que adeudan hoy a la Administración nacional

hasta siete mil millones de pesetas. Las Canarias reclaman reformas ´estructurales políticas y económicas

que se refieren a los siguientes puntos básicos:

— Autonomia en el marco del Estado paralela al proceso de democratización, poniendo fin al excesivo

centralismo.

— Participación del sindicalismo representativo de la clase obrera en la reorganización económica.

— Socialización o control directo público de los recursos hidráulicos, el suelo urbano, los

transportes públicos urbanos e interurbanos y los recursos forestales para el desarrollo o la simple

supervivencia de la sociedad canaria.

— Definir y proclamar los limites de las aguas territoriales canarias.

— Planificación de la agricultura y los subsectores industriales.

- Control del ahorro canario mediante una banca regional.

— Nuevo esquema fiscal para la redistribución de la renta. (El proceso inflacionario grava aún más las

economías de las clases modestas).

— Desarrollar adecuadamente una política de inversiones.

— Protección (temporal y limitada) arancelaria de las industrias (para evitar encarecimiento de la vida) y

estabilizar las exportaciones.

— Poner al frente de la administración regional a funcionarios canarios.

Asi, la» isla» Canarias piensan poder colocarse en una buena plataforma de lanzamiento, a fin de salir del

subdesarrotlo y del neo-colonialtsmo que estrangulan su ecoaomía.´y su futuro de islas afortunadas, que

fueron, son y deberán seguir siendo gemas vivas de España en avanzada por el mar de lo» atlantes.

Raimundo Díaz-Alejo

5-XII- 1976

Pág. 7

YA

 

< Volver