Autor: Vera Suárez, José. 
   Casi un tercio de la población canaria ha emigrado     
 
 Ya.    05/12/1976.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

CASI UN TERCIO DE LA POBLACIÓN CANARIA HA EMIGRADO

HACE unos diez afioe, quizá meao*, el que dijeran que Canaria» como todavía boy se piensa en la

Península —eran unas "islas afortunadas", lo aceptábamos pensando en el turismo. Hoy, en estos

momentos, afirmar que éstas son unas islas afortunadas resulta una auténtica paradoja rayana en el

sarcasmo. Hay sol y una temperatura agradable, pero el precio a todo esto es la gran escasez de agua

existente, que repercute en la agricultura y en la economia de los hogares si se piensa que una hora de

agua para el riego ha llagado a pagarse a más de seiscientas pesetas y el abastecimiento a los hogares

resulta a veinticinco pesetas los diez primeros metros cubicos, y el resto, a sesenta pesetas. Conclusión:

muchos cultivos de plataneras están desapareciendo, y esto es muy grave, porque la agricultura es la única

base sólida de las islas.

La emigración y la evasión

Los problemas son muchos, y el mejor ejemplo, como así se ha afirmado en la prensa local, es que más de

cuatrocientos mil canarios viven hoy fuera de su tierra, casi un tercio de la población actual. La buida ha

sido la solución tradicional en las anteriores crisis, coincidentes siempre, al igual que ahora, con la sequía

y la ruin» agrícola. Como contrapartida, a Canarias llegan miles y miles de "visitantes" que después se

quedan legalmente o amparados por una legislación demasiado suave.

Por otra parte, Canarias está totalmente descapitalizada. Los asiáticos que regentan en exclusividad

infinidad de bazares—los famosos "shopings"´—evaden miles de millones de pesetas—como así lo

afirma el periódico "La Provincia"—a la central del "trust", en Londres. ´Se trata de un dinero hecho en

Canarias que huye de la región. Puestos de trabajo que no van a los isleños, sino a asiáticas, que ganan

por debajo del salario mínimo y malviven aquí. Recientemente, los Consejos Provinciales de

Trabajadores y de Empresarios han pedido una Investigación a fondo sobre el movimiento de esa colonia

asiática y destino que se le da al dinero.

Para colmo de males, no hay una banca canaria y el reato de los bancos aquí instalados son peninsulares,

por lo que el "trasvase" del dinero desde las islas a la península Ibérica es constante.

LOS "INDIOS" DE LAS TIENDAS EVADEN MILES DE MILLONES VIA LONDRES • SOLO UN

CANARIO—DON BLAS PÉREZ GONZÁLEZ—HA LLEGADO A MINISTRO EN CUARENTA

ANOS DE FRANQUISMO

No podemos olvidar que el archipiélago está casi marginado y los problemas de aquí son vistos en la

lejanía por la Administración Central. La prensa local ha dicho que "estamos hartos de promesas y de

tópicos "estudios previos", a medidas de fondo que jamás llegaron". Hartos de que problemas

fundamentales de nuestra área geopolítica se resuelvan sin consultarnos. Asi, por ejemplo, en la

descolonización del Sahara y también en las conversaciones pesqueras con Marruecos. Las islas viven

una frustración histórica radical, relegadas en la distancia, cansadas de las triunfales fórmulas, los

brillantes tópicos y las archirrepetidas promesas de los últimos cuarenta años. Ni el Instituto Nacional de

Industria aparece con inversiones trascendentes, ni se dotan los polígonos industriales, ni se resuelve el

tema de los astilleros, ni Madrid acaba por reconocer que las islas "son —como ha dicho el embajador

Matías Vega Guerra—el último territorio ultramarino que le queda a España".

Efectos de la descolonización

La reciente descolonización del Sahara ha tenido para las Islas •unos efectos negativos, no sólo por

absorber a una gran parte de la población civil que allí residia, .justa en unos momentos difícil*» —mas

de veinticinco mil parados tan sólo en la provincia de Las. Palmas—, sino porque con ello se ha cortado

una interesante corriente comercial. El Aaiftn era una gran puerta comercial hacia el resto del continente

africano y hacia allí se movían mercancías por importe de muchos cientos de millones de pesetas cada

alio, que han sido cortados. También lo» efectos de la descolonización del Sahara se ha observado en el

sector de la pesca, del cual viven muchas familias, que ahora ven el rico banco pesquero del Sahara como

algo prohibitivo, y sigue latente él temor de que Marruecos lleve a cabo la ampliación de BU» aguas

territoriales.

Hay que tener muy presente que la lucha armada del Sahara influye aquí de una forma muy fuerte, y ello

ha dado lugar también a un nacimiento del nacionalismo canario, no sólo por cuestiones raciales, sino

económicas y políticas, que hacen que las islas tenga una dependencia casi colonial desde el punto de

vista económica y político.

Las islas continúan defendiendo su escaso protagonismo en la vida nacional. Todos los delegados de

ministerios en un noventa y nueve por ciento son peninsulares, y en los cuarenta años de franquismo tan

sólo un canario llegó a ministro: don Blas Pérez González. Todo esto ha influido en la presencia de

infinidad de partidos tendentes hacia la autonomía.

Detrás de Cubillo, ese abogado canario que desde Argelia y cada noche a través de un programa que lleva

el nombre de la "Voz de Canarias Independiente", en el que éste arenga a los canarios a la violencia, hay

algo más serio. Cubillo interpreta folklóricamente una situación que de hecho se está palpando.

El año más difícil

El periódico "La Provincia" hace muy pocos días reflejaba la situación de Canarias en lo» siguientes

términos: éste es él año más difícil que ha padecido nuestro archipiélago. Si bien nuestra escasa, pero a

menudo dramática historia, arroja tradicionales ciclos depresivos, nunca hasta ahora se habla desatado un

tal cúmulo de problemas y cuestiones pendientes, penosamente arrastradas en buena parte a lo largo de

los cuarenta artos franquistas. Crisis económica agudísima, galopante carestia de la vida, elevado nivel de

inflación, retraimiento de las inversiones, paro creciente, descapitalización máxima, la caída del sector

agrario y un turismo en fase delicada, pese a los últimos incrementos registrados, «te., condicionan nues-

tro presente más Inmediato.

Si al pertinaz subdesarrollo que venimos padeciendo le añadimos el alto grado de dependencia neo-

colonial en que se debate nuestra economía y también la indefensión en que nos situamos frente al

expansionismo marroquí en la zona, la "invasión" de miles de extranjeros indocumentados, que vienen a

agravar el paro y a deteriorar la convivencia y, además, observamos las primeras señales de una próxima

escalada de violencia que preconiza desde Argel el denominado Movimiento para la Autodeterminación e

Independencia del Archipiélago Canario, tendremos entonces un cuadro completo de nuestras

dificultades.

Se hace preciso añadir también, antes de poner punto final a este trabajo, que detrás de ese calificativo de

Islas Afortunadas, de esa "pantalla" de cara al exterior, hay muchos problemas a resolver y situaciones

muy delicadas que, justo en estos momentos, el Gobierno debe tener muy en cuenta. Lo contrario seria un

error imperdonable.

José Vero Suárez

 

< Volver