Autor: Riguet, Albert. 
 Uno de los campamentos del Polisario visitados por Felipe González sería el mismo en que adiestran los comandos terroristas del MIC. 
 Españoles, cubanos y argelinos se adiestran para la guerra subversiva en Canarias     
 
 El Alcázar.    06/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

UNO DE LOS CAMPAMENTOS DEL POLISARIO VISITADOS POR FELIPE GONZÁLEZ SERIA

EL MISMO EN QUE ADIESTRAN LOS COMANDOS TERRORISTAS DEL M.I.C.

ESPAÑOLES, CUBANOS Y ARGELINOS SE ADIESTRAN PARA LA GUERRA SUBVERSIVA EN

CANARIAS

Otros grupos son entrenados por oficiales comunistas del Ejército venezolano en el Club Paraíso,

adquirido por diecisiete millones de pesos. • Más de cuatro millones de dólares procedentes de Venezuela

para la adquisición de armas con destino al MIC. • Envíos en colaboración con la Unión Soviética y su

red naval en el Mediterráneo y en el Atlántico. • El presidente de la República de Venezuela sería uno de

los máximos alentadores y sostenedores del separatismo canario, a través de personalidades de las islas

pertenecientes a la masonería.

PARÍS, (Especialpara EL ALCÁZAR, de Albert Riguet).—Don Felipe González, hombre de paja de la

Internacional Socialista para la coyuntura española del cambio constitucional, visitó la zona sahariana de

Argelia, en sus proximidades con la frontera de Marruecos, en su trazado antiguo y en el subsiguiente a la

entrega del territorio saharui protegido por España hecha a Hassan II por don Antonio Carro, tras de unas

fulgurantes negociaciones, sancionadas por sus correligionarios en el Gobierno. Las vinculaciones entre

el ala procomunista del socialismo español y el llamado Frente Polisario, son muy conocidas por todos los

servicios de información europeos y seguidos con suma atención en Washington, Moscú y Pekín.

Las múltiples implicaciones internacionales que esas ^vinculaciones hispanoargelmas podrían tener,

hacen que sus manifestaciones, por irrelevantes que parezcan, se examinen con máxima atención. Esta

minuciosidad ha llevado a los gabinetes especializados a un contraste de las fotografías disponibles de la

citada visita de don Felipe González a los "campamentos del Frente Polisario", con otras de diversa

procedencia y distinta finalidad propagandista. Del análisis ha resultado, en algunas de ellas, una

consecuencia espectacular: el escenario de algunas de las fotografías dadas a la publicidad sobre la visita

de don Felipe González es el mismo de una serie de fotografías, alguna - pública, pero la mayoría

reservadas, sobre los campos de entrenamiento del M.I.C. (Movimiento de Independencia de Canarias),

en territorio argelino y en las proximidades de la frontera con Marruecos, en la región del Sahara. Aparte

de ello, algunos rostros de "guerrilleros polisarios" aparecidos ocasionalmente en el reportaje de la visita

de don Felipe González, han sido indentificados con los de algunos activistas españoles desaparecidos y

con los de cuatro oficiales cubanos, especializados en guerrillas y terrorismo, fichados por los servicios de

información militar de algunas naciones.

Sin don Felipe González conocía o no lo que realmente se escondía-tras la apariencia de un campamento

del Frente Polisario, interesó poco en principio a los servicios de información europeos. Pero las

actividades en Europa del Presidente de la República de Venezuela y diversas confidencias de máximo

´interés llegadas de América Latina, han aconsejado a los jefes de algunos de estos servicios ordenar se

investigue si don Felipe González fue objeto de un hábil engaño o si, por el contrario, la versión´

informativa de una visita de solidaridad fraternal con "los compañeros del saharanis" esconde

otros propósitos políticos no confesados, enmarcables en el cuadro de graves tensiones norteafricanas,

susceptibles de desembocar en un conflicto armado entre Argelia y Marruecos.

El M.I.C., en efecto, crece constantemente sus efectivos y su dotación de armamento, con preferencia

desde cuatro naciones: Argelia, Checoslovaquia, Cuba y Venezuela.

Durante las últimas semanas ha sido detectada por los servicios de contraespionaje europeos la presencia

de unos agentes latiltoamericanos que pretenden la adquisición de armas ligeras en gran cantidad con

destino a Argelia, así como una serie de complementos, cuyas características son las idóneas para la lucha

guerrillera en zonas semidesérticas y en montaña de vegetación nula o escasa. Pero ha sorprendido, sobre

todo, que uno de los objetivos de esos agentes es la adquisición de lanchas especiales de desembarco,

diseñadas para acciones de comandos. .A tenor de las pretensiones de dichos agentes en los contactos que

los servicios de contraespionaje han detectado, parece ser que el volumen de contratación podría ser

superior a los cuatro millones de dólares. Esa cifra se aproximaría bastante a la contenida en una

información procedentes de Caracas, según la cual, la (Logia a la cual pertenece el Presidente de la

República de Venezuela, habría dado orden de librar en favor del equipamiento de las unidades del MIC

en Argelia.

Se tiene la convicción de que los mencionados agentes habrían realizado ya varias operaciones en firme,

una de ellas en Italia, con la ayuda de una sociedad filial del PCI y la colaboración de un diputado

socialista, dirigente en. una financiera a la que pertenecería la empresa suministradora, cuya producción

teóricamente civil, es muy versátil, hasta el punto de que la mayor parte de ella es destinada a

implementos militares. Parte de ese material fue .embarcado clandestinamente en un puerto meridional

italiano, bajo la apariencia de una exportación normal de la empresa a un país socialista. Se tiene la

convicción, sin embargo, que durante un encuentro en alta mar con un navío soviético de apariencia civil,

pudo producirse un trasbordo de esa mercancía militar. Este último barco fue detectado más tarde en el

varadero permanente de la flota soviética frente a las costas españolas de la provincia de Almería, en unos

bajos situados en el límite mismo de las aguas jurisdiccionales. En dicho lugar se realiza normalmente el

abastecimiento de combustible a submarinos, barcos-espía y otras unidades, además de otras operaciones

de suministro, trasbordo de personal, etc.

El paso por el Estrecho,, del mercante al que se habría pasado la mercancía de manera subrepticia fue

detectado, así como su posterior escala en el puerto de Las Palmas, camino de América. El área marítima

en tqrno a las Islas Canarias se ha convertido en un foco importantísimo de la acción naval soviética

respecto de África occidental y Latinoamérica, desde que se firmó el acuerdo pesquero entre la URSS y

España. La actividad se ha incrementado extraordinariamente durante el último año y en los servicios de

información militar de Europa existen numerosas comprobaciones de los trasiegos constantes que se

verifican entre unidades militares, comerciales y pesqueras de la Unión Soviética en dichas aguas, así

como los frecuentes abordajes a estas últimas de pequeñas embarcaciones deportivas o de

pescamatriculadas en los puertos canarios.

En el ámbito de estas actividades encaminadas a favorecer una acción armada de carácter terrorista en

apoyo del separatismo socialista canario, la Logia de la que el Presidente de la República de Venezuela es

miembro, con grado 18, ha adquirido, a través de una sociedad afín, en diecisiete millones de pesos del

Club Paraíso, en Caracas. En dicho recinto, que reúne condiciones óptimas para este fin, están siendo

entrenados grupos de terroristas del M.I.C. por oficiales del Ejército afiliados al Partido Comunista de

Venezuela. Los miembros de ´dichos grupos son españoles llegados exprofeso, bajo la apariencia de

emigrantes o residentes temporales por motivos profesionales p de estudios, venezolanos y militantes de

las guerrillas urbanas de otras naciones latinoamericanas, que han debido huir por cansa de la enérgica

acción antiterrorista de los gobiernos militares que se extienden por casi todo el continente. Venezuela, de

otra parte, recibe a los componentes de comandos cubanos, con pasaportes falsos, que luego marchan

hacia Argelia y .España, por diversos caminos. Ha podido detectarse también la entrada de algunos de

ellos en el Club Paraíso.

Esta vasta operación político-militar, sobre la que se han establecido concreciones durante la visita del

Presidente de la República de Venezuela a Moscú, cuenta en su apoyo, en el plano político, con los

miembros, muy bien situados social y politicamente en Canarias, Madrid y Barcelona, de una tradicional

Logia canaria, cuya sede primitiva fue la ciudad de Santa Cruz de la Palma, en la isla de la Palma,

provincia de Tenerife. Otra Logia, sólidamente establecida en la ciudad de Las Palmas sería, sin embargo,

la más activa en el plano político y la que mantiene una línea de apoyo financiero importante, a través de

un personaje de notoria relevancia en dicha ciudad y en Caracas, amigo personal del anterior y el actual

Presidente de la República de Venezuela, a las reuniones de cuya Logia asiste en Caracas regularmente,

lo mismo cuando vivía habitualmente en esta capital que cuando viaja a ella.

 

< Volver