Autor: Planas Sanmartí, Jacinto. 
 Declaraciones de Doña Pilar Franco:. 
 Blas Piñar es un exaltado     
 
 Informaciones.     Páginas: 1. Párrafos: 17. 

DECLARACIONES DE DOÑA PILAR FRANCO:

«Blas Piñar es un exaltado»

PALMA DB MALLORCA, 28. (INFORMACIONES, por Planas Sanmartí)—¿Desde luego, esto no es

una balsa de aceite, y Blas Piñar es un exaltado, de tal forma que a donde va la arma», ha manifestado

doña Pilar Franco Bahamonde, hermana del Jefe del Estado, a «Diario de Mallorca» con motiw de su

estancia en Ibiza, donde ha pasado unos días de descanso.

El corresponsal en Ibiza del diario mallorquín aprovecha la fuente directa de información para averiguar

detalles del estado de salud del Caudillo.

—Físicamente se encuentra muy bien —asegura doña Pilar Franco—, no está resentido de su enfermedad.

—¿Ha podido saberse cuál fue la causa de ésta?

—Según parece, fue debido a que la última vez que estuvo pescando cogió un salmón enorme, de 12

kilos. Ya se sabe que la lucha que ofrece una pieza de este tamaño es fuerte. Y como él tenía la caña

apoyada en su costado, cabe la posibilidad de que sufriera un fuerte golpe en este lado.

—¿Y la voz? ¿Cómo se encuentra en este aspecto?

—También se encuentra bien en este aspecto. Siguió con voluntad férrea el régimen que le impusieron.

—¿Le interesa a usted la política?

—Me interesa siempre que signifique todo lo mejor posible para España. Soy una persona más práctica

que política.

—¿Qué le parece la figura política de Blas Piñar?

—Es muy exaltado. De tal manera, que a donde va, la arma.

—En el discurso de fin de ano, el Jefe del Estado se despidió con un «buenas noches», ¿cuál es su

Interpretación?

—Sólo que se le ocurrió cambiar de despedida.

—¿Cuál es su político preferido?

—Desde mi punto de vista, el futuro está oscuro. Tengo esperanzas de que si en otros momentos, mucho

más trágicos, hubo personas que supieron dar el «do de pecho»,

ahora habrá hombres que igualmente podrán responder. Tengamos presente que no sólo es España la que

sufre, es todo el mundo.

DISCRECIÓN DEL JEFE DEL ESTADO

—¿Cuál es la opinión de su hermano, el Jefe del Estado?

—El escucha y actúa. Lo que piensa su lado derecho, el izquierdo no lo sabe. Como ejemplo, le diré que

cuando reasumió la Jefatura del Estado, después de la enfermedad, su mujer y su hija se enteraron por las

noticias del «Telediario» de las nueve de la noche.

—¿Es usted optimista, doña Pilar?

—Mire usted, todos tenemos que tirar del carro y cada uno poner su granito de arena. Créame que con

peleas y disensiones no aclararemos nada. No cabe duda que si dijéramos que vienen tiempos fáciles,

sería hacer el avestruz. Esto, desde luego, no es una balsa de aceite.

 

< Volver