Autor: Semprún, Alfredo. 
 El atraco al Banco Atlántico. 
 Un economista empleado en la entidad asaltada fue el cerebro de la operación  :   
 Según rumores no confirmados, podría tratarse de un intento descabellado para llamar la atención sobre los sistemas de seguridad. 
 ABC.    07/04/1973.  Página: 61-62. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

7 DE ABRIL DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 61

EL ATRACO AL BANCO ATLÁNTICO

UN ECONOMISTA EMPLEADO EN LA ENTIDAD ASALTADA FUE EL «CEREBRO» DE LA

«OPERACIÓN»

Según rumores no confirmados, podría tratarse de un intento descabellado para «llamar la atención sobre

los sistemas de seguridad»

DE SER ESTO CIERTO, LOS AUTORES SE HABRÍAN AUTODENUNCIADO

La Oficina de Prensa de la Dirección General de Seguridad ha hecho pública la siguiente nota:

«La investigación realizada por los servicios de esta Jefatura Superior de Policía ha permitido la

identificación y posterior detención, con la colaboración de fuerzas de la Guardia Civil, de los autores del

robo a mano armada cometido en la mañana del día 30 del pasado mes de marzo en las oficinas del

Banco Atlántico, establecidas en la avenida de José Antonio, 48, donde cuatro individuos se apoderaron

del dinero de las nóminas del personal de dicha entidad bancaria después de amenazar y reducir, con

armas blancas y de fuego, a los empleados encargados de preparar dichas nóminas en un despacho de la

octava planta del inmueble. Se ha recuperado la casi totalidad del dinero robado, tres millones y medio de

pesetas. Tan sólo faltan por recuperar unas 190.000 pesetas, de las cuales ya habían dispuesto los

detenidos. Se han intervenido dos pistolas, una FN de calibre 6,35 milímetros y otra Astra de calibre 9

mm., además de una navaja automática, armas usadas en este hecho delictivo. Los detenidos son:

Fernando Alcázar, d» treinta y dos años; ha confesado que pro-paró y dirigió el robo, aunque sin

intervennir físicamente en su realización; Antonio Padro Iglesias, de veintidós años, estudiante; Alberto

Echegaray del Campo, de veinticinco años, estudiante; José María Burón Murillo, de veinticinco años,

estudiante; Francisco Javier Echegaray del Campo, da treinta años, economista. Los cuatro antes citados

participaron personalmente en Uk comisión de los hechos. También ha sido detenido Francisco de Sales

González González, de veintinueve años, economista, empleado del Banco Atlántico, acusado de haber

intervenido en estos hechos facilitando a los anteriores los datos precisos sobre fecha, hora, local, ete»

para 1» comisión del robo. Estas detenciones se han efectuado en 1» localidad de Gavilanes (Avila),

donde accidentalmente residían algunos de ellos, o en sus domicilios de Madrid, Por la Brigada de

Investigación Criminal se instruyen las diligencias correspondientes. Los detenidos han confesado su

participación en estos hechos y los autores han sido reconocidos por el personal de la entidad bancaria

donde el robo se cometió.» Hasta aquí la nota facilitada par el Gabinete ele Prensa de la Dirección

General de Seguridad. Al margen de su contenido, y a título de rumor no confirmado oficialmente,

debemos recoger como posible que las motivaciones que habrían guiado a los jóvenes en cuestión,

pistoleros por muy ocasional que su actuación sea, se habrían fundado principalmente, dado la

vinculación que uno de ellos tenía con la entidad asaltada, en sus deseos de dar a conocer los deficientes

sistemas de seguridad con- que cuenta la misma y convencer a su Consejo de Administración, ast como a

las autoridades relacionadas e interesadas en el tema, de la necesidad de adoptar más serias medidas de

vigilancia y de seguridad en evitación de posibles desapariciones de dinero. En efecto, los detenidos,

inspirados quisa en el histórico reportaje que un día suscribiera Mariano de Cavia sobre «>4 incendio en

el Museo del Prado*, habría» querido «llamar poderosamente la atención* sobre las facilidades con que el

dinero español encuentra para su salida en masa de la citada Entidad bancaria siempre que exista un grupo

de personas decididas a que así sea. Nuestra información Índica también que habrían sido los propios

atracadores quienes se autodenunciaran, ante la tardanza en ser descubiertos. lisia explicación, que puede

parecer *»• gemid-, viene apoyada, tanto por el procedimiento ¡levado a cabo para realizar el atraco, en el

cual, además de una asombrosa tranquilidad y lentitud en la fuga, se evidenciaba la participación

directísima de persona estrechamente vinculada con la vida interna del Banco Atlántico. No obstante,

como decimos al principio, sólo se trata de un rumor no confirmado.-.—Alfredo SEMPRUN.

 

< Volver