Señorita Pilar Primo de Rivera:. 
 Hoy, grupos reaccionarios reclaman como novedad lo que Falange exigía hace más de treinta años     
 
 Informaciones.    29/10/1970.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SEÑORITA PILAR PRIMO DE RIVERA:

«Hoy, grupos reaccionarios reclaman como novedad lo que Falange exigía hace más de treinta años»

MADRID, 29. (INFORMACIONES.)

La señorita Pilar Primo de Rivera ñas b contestado así a nuestra encueste «¿Qué es la Falange en 1970?»:

«Tengo que agradecer a la amabilidad del director de INFORMACIONES el haber admitido mi respuesta a la enenesta aun después de cerrada tan interesante consulta. De verdad que no creo que jane nada con mi aportación, pero al menos me da ocasión de demostrar mi fe falangista.

La Falange es consustancial con los falangistas, y donde quiera que haya nn falangista, subsistirá la Falange, ya que la Idea sin nombres o los hombres sin idea, cualquiera que ésta sea, no es concebible. No se concibe nn cristianismo sin cristianos, ni unos cristianos sin la doctrina de Cristo; sobre este problema se ha debatido bastante en cuanto Falange comunión y la Falange organización.

Pero, además, ya nos dijo JOSÉ ANTONIO que nuestro Movimiento "no era ana manera de pensar tan sólo, sino también ana manera de ser", que empuja nuestra conducta con ana ética determinada. Es decir, que concibe al hombre total en la idea v en la acción.

Por otro lado, ademas de vivir en cada hombre, la Falange como doctrina está inmersa en el movimiento nacional, al haber sido aceptados sus principios como base del nuevo Estado creado por Franco; por tanto, de aquí se deduce que si la Doctrina falangista fue principalmente, como asi fue, la que iportó ideología al Movimiento nacido el 18 de julio, y ha sido después recogida en las leyes como base del Estado, la Falange subsiste ahora, 1970, como en los momentos de la Fundación, salvo, naturalmente, dichos y hechos circunstanciales, que el propio JOSÉ ANTONIO se hubiera apresurado a abolir.

Ademas, los planteamientos actuales referentes a la autenticidad, al rigor, a la exigencia de una insoslayable Justici, social, al entendimiento de la Patria unida con proyección nniversal..., fueron formulados con claridad meridiana por JOSÉ ANTONIO, aunque ni» siempre talen entendidos o bien recibidos, por su agresivo requerimiento, Pero eso no obsta para que 1970, por boca de ciertos grupos tradicionalmente reaccionarios, reclame con apremio como novedad las mismas soluciones que la Falange se adelantó a exigir hace treinta tantos años, y que ya, sin retorno posible y en gran parte, gradas al esfuerzo de los que han nutrido hasta ahora el Movimiento, en Ministerios, Corporaciones provinciales y locales, Jefaturas Provinciales, etc., han sido conseguidas. De donde se deduce que el pensamiento joseantoniano está de plena actualidad.

Lo que pasa es que aquí somos a veces tan peregrinos, qn algún día, cuando el mundo, harto de ensayos y de fracasos, busque fórmulas nuevas en qné apoyar sus estructuras, nos traiga algo semejante a lo nuestro, entonces lo recibiremos con los brazos abiertos, como quien descubre la panacea de la felicidad.»

29 de octubre de 1970

 

< Volver