Autor: Apostua, Luis. 
   Reafirmación de Falange     
 
 Ya.    05/03/1971.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

REAFIRMACION DE FALANGE

SIN Palangre no hay Movimiento Nacional, porque es su raíz esencial, su pare constitutiva, Integrada, Integrante. Integradora. Un brillante discurso del ministro secretario en Valladolid ha sido una exposición, la más autorizada, del pensamiento político d« la alturas sobre el porvenir de Falange y del espíritu falangista en los años setenta. El tema, como recordarán todos los lectores, no siempre ha estado claro. »e antiguo viene cierta rivalidad entre lo que hemos quedado en llamar tecnocracia y la Falange; unos y otros se han dado algunos empujones en las poltronas del poder hasta que, en octubre de 1969, pareció zanjada 1a cuestión.

Pero si octubre de 1969 es una fecha, diciembre de 1970 ha sido otra que ha revitalizado ese factor Falange hasta hacerle recuperar escalones. Hoy, este discurso del señor Fernández Miranda seflala, a mi entender, una línea de conciliación y abre para el futuro la puerta del nuevo Movimiento a la Falange de modo preferente. A l*s pancartas de las manifestaciones "Falange, sí; Opus, no" parece haber llegado una respuesta de autoridad, en un marco y en una conmemoración estrictamente falangista.

Otra parte del discurso tiene un gran sabor a, cátedra; analiza la actual situación entre neomarxístas y neocapitalistas en esta nuestra sociedad de consumo y sienta doctrina sobre la posición ideológica de España en ese campo. Finalmente, tuvo el ministro un recuerdo para las ya viejas—sin haber nacido—asociaciones políticas, que jamás serán el disfraz de partidos políticos ni refugio de nostalgias.

Con el himno "Cara al sol" terminó este acto conmemorativo de la fusión de F. E, con las J. O. N. S., acto vallisoletano que no contaba con la presencia de un ministro desde.., 1958.

DON Fernando Suárez (procurador en Cortes por León, familiar) ha hecho bien en puntualizar. Dijo, en resumen, que en la próxima convocatoria no se presentará como candidato si antes no funcionan las medidas aperturistas, tales como las asociaciones políticas, la mejora del reglamento de la Cámara. Es una actitud cuerda, y Consecuente, sobre todo teniendo en cuenta que es un parlamentario brillante con Intervenciones de mucho peso en la reciente ley Sindical, en las que era ponente. En algún aspecto, es la Husma actitud que llevó a don Joaquín Ruiz Giménez a marcharse de las Cortes, como años después haría, con peculiar estruendo, don Eduardo Tarragona. Es, en resumen, un problema de reglas de juego.

Luis APOSTUA

 

< Volver