23-F: Sentencia definitiva. 
 La cárcel     
 
 ABC.    29/04/1983.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La cárcel

Todos los condenados por el 23-F cumplirán las penas en establecimientos

penitenciarios militares, aunque hayan causado baja en el Ejército, de acuerdo a

!o que establece el artículo 243 del Código de Justicia Militar. El mismo

artículo dispone que sólo los condenados por delitos de traición, espionaje,

contra el derecho de gentes, devastación, saqueo y fraude purgarán sus penas en

prisiones civiles.

Aunque el régimen interno en las penitenciarías militares es más estricto que en

las civiles, la diferencia de trato, de ambiente y de convivencia entre fos

reclusos hizo que este tema fuera uno de los más debatidos en los medios

castrenses.

En estas últimas semanas han sido acondicionados varios castillos o prisiones

militares. Entre ellos se encuentra el de Fi-gueras (Gerona), el de Santa

Catalina (Cádiz) y el de Manon. Al mismo tiempo, dentro de un amplio programa de

reorganización de estos centros está en construcción una prisión en Cananas y

otra en la II Región Militar. En fuentes oficiosas se apuntó la posibilidad de

que Miláns de Bosch fuera trasladado a Figueras.

Respecto al tiempo real que permanecerán los condenados en la cárcel, el Código

de Justicia Militar contempla la concesión de la libertad provisional cuando se

hallan extinguido las tres cuartas partes de la pena. De toda formas, el

Reglamento de Instituciones Penitenciarias Civiles considera que un sentenciado

puede ser puesto en libertad provisional al cumplir setenta años, aunque no

tenga cumplidas esas tres cuartas partes.

En último caso, el Reglamento civil puede actuar como supletorio del militar.

Miláns del Bosch cumplirá en junio sesenta y ocho años, Alfonso Armada tiene

sesenta y tres años y Luis Torres Rojas, que pasó recientemente a la categoría

de caballero mutilado permanente, tendrá sesenta y cinco años en diciembre.

 

< Volver