23-F: Sentencia definitiva. Historia del proceso. 
 Campamento: El juicio más largo del Derecho Penal castrense  :   
 La vista registró numerosos incidentes. 
 ABC.    29/04/1983.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

VIII /ABC

23-F: SENTENCIA DEFINITIVA

Historia del proceso

Campamento: El juicio más largo del Derecho Penal castrense

La vista registró numerosos incidentes

Madrid

La vista de (a causa 2/81 por el delito de rebelión militar, celebrada en el

pasado año en el Servicio

Geográfico del Ejército, ha sido la más larga del Derecho Penal castrense: tres

meses y cinco días.

Durante ese tiempo se leyeron más de 1.500 folios a petición del fiscal y de los

veintiséis defensores de los treinta y tres procesados, y fueron citados un

total de sesenta y nueve testigos. Lo acontecido durante toda la vista quedó

recogido en más de 22.000 folios.

Pero el proceso se había Iniciado con bastante antelación. Y concretamente al

día siguiente del intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981. La

instrucción sumaria! concluyó en julio de ese mismo año, y poco después se

entregaba el texto del sumario a los abogados defensores para que elaboraran sus

conclusiones. A continuación se iniciaría la fase del plenario en el que se

practicaron nuevas diligencias, declaraciones de testigos y careos entre

procesados. Esta fase concluyó el 27 de enero de 1982.

El juicio, iniciado en las instalaciones militares de Campamento a las diez y

diez de la mañana del 19 de febrero, concluyó a las doce y cuarto del mediodía

del 24 de mayo. Se desarrolló en varias fases: lectura del apuntamiento y de los

folios del sumario solicitados por el fiscal o tos defensores; interrogatorio a

los procesados por parte del fiscal y de los defensores que quisieron hacer uso

de tal derecho, y toma de declaración de cuarenta y siete testigos, si bien se

había autorizado la comparecencia declarativa en sala de sesenta y nueve

personas. Entre los testigos figuraban tres tenientes generales, catorce

generales, seis coroneles, seis comandantes y dos capitanes. Ef escritor Juan

Pla y el diputado socialista Enrique Múgica fueron testigos civiles.

Presidió el Tribunal de! Consejo Supremo de Justicia Militar el teniente general

Luis Alvarez Rodríguez, que sería relevado más adelante por enfermedad por el

general Federico Gómez de Salazar.

El 23 de febrero de 1982, primer aniversario de la intentona golpista, se

produjo un grave incidente al negarse los treinta y tres procesados a comparecer

en la Sala a causa de la publicación en «Diario 16» de un reportaje sobre la

actuación del capitán Alvarez

Arenas durante el asalto al Congreso de los Diputados. El presidente del

Tribunal expulsó de la Sala al director del citado diario, retirándole la

acreditación.

A primeros de marzo se inician las declaraciones de los acusados. El primero en

ocupar el banquillo es ei teniente general Miláns del Bosch. Le sigue e! general

Armada. Un nuevo incidente se produce cuando el abogado defensor Gerardo

Quintana expresa su admiración por la actuación del teniente coronel Tejero.

El periodista Miguel Ángel Aguilar sería expulsado de la Sala acusado por

algunos militares de proferir frases peyorativas contra los defensores.

Siguen desgranándose las distintas declaraciones de acusados y testigos. El día

5 de abril depone el teniente general Aramburu Topete, cuyo testimonio dio lugar

a que un grupo de familiares abandonara la

Safa. Con la declaración del general Sáenz de Santamaría abandonan su puesto

Miláns, Menéndez Vives, Mas Oliver y Pardo Zancada en señal de protesta.

Concluidos tos interrogatorios se procedió a la lectura de las conclusiones

definitivas del fiscal. Claver Torrente, que calificó los hechos del 23-F de

delito de rebelión militar y levantamiento armado contra el orden constitucional

e hizo públicas las penas solicitadas para tos encausados. Algunas de ellas son

menores y otras superiores a las pedidas anteriormente al concluir la fase de!

sumario A continuación, y hasta el 18 de mayo, se presentaron los alegatos de

los defensores. Por esas fechas, el general Armada, el comandante Cortina y el

capitán Gómez Iglesias son trasladados de lugar por problemas de convivencia que

tenían con sus compañeros.

El 24 de mayo concluye la vista oral de la causa.

 

< Volver