El juicio del 23-F. Amonestó al público y a los abogados defensores por su actuación en la sesión de ayer. 
 El presidente del tribunal silenció el comportamiento de los procesados     
 
 Diario 16.    07/04/1982.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

EL JUICIO DEL 23-F

Diario 16/ 7-abr -82

El presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar abrió ayer la vigésimo

octava sesión de la vista oral del proceso por el golpe de Estado del pasado año

amonestando al público asistente y a los abogados de la defensa sobre el

comportamiento en la sala. En medio de una

gran expectación, abierta tras el plante realizado algunos de los procesados en

la tarde anterior, el teniente general Alvarez Rodríguez se refirió al público

con una advertencia general, pero silenció el comportamiento d los procesados

que le desobedecieron el dia anterior.

Amonestó al público y a los abogados defensores por su actuación en la sesión de

ayer

El presidente del tribunal silencie el comportamiento de les procesados

•• Los letrados de la defensa se negaron a interrogar al teniente general Sáenz

de Santa María

••El general Juste declaró que desconfió de los golpistas porque fe

ocultaban iiirannocion

SESIÓN MAÑANA

Madrid - El presidente del tribunal que juzga a los presuntos golpistas del 23-

F, teniente genera! LUÍS Alvarez Rodríguez, amonestó ayer al público asistente y

a los abogados sobre el comportamiento en la sala, pero no hizo alusión al

comportamiento de los procesados que le desobedecieron el día anterior

La sesión de la mañana se inició con quince minutos de retraso y en medio de

cierta expectación, tras el incidente de la víspera con el abandono de la sala

del general Milans del Bosch, el capitán de Navio Camilo Menéndez, e\ coronel

Mas Oliver y el comandante Pardo Zancada, desobedeciendo las órdenes de la

presidencia

Advertencia

Al comienzo de la sesión, el general Alvarez Rodríguez, hizo una advertencia

general al público, así como a los abogados, en el sentido de que nadie debe

hacer ninguna manifestación en ningún sentido, ni de palabras, ni de gestos en

la sala Añadió que espera no tener qué usar las atribuciones que le concede eí

Código de Justicia Militar

Por último, rogó al fiscal, abogados y testigos que no hicieran juicios de

valor, que sólo al Tribunal I corresponden Sin embargo, no hizo alusión al

irregular comportamiento de los procesados en la sesión del día anterior sobre

el incidente provocado cuando el general Sáenz de Santa María hizo un símil

entre el asalto ai Congreso y el secuestro de un avión

A continuación, el presidente del tribunal, teniente general Alvarez Rodríguez,

dirigiéndose al letrado

Adolfo de Miguel, que estaba en uso de la palabra cuando ocurrió el incidente, y

al teniente general Sáenz de Santa María, que estaba declarando, les pidió que

retiraran sus referencias a que los parlamentarios retenidos en el Congreso de

los Diputados el 23-F eran rehenes

Adolfo de Miguel señaló que, por su parte, no tenía ningún inconveniente en

retirar ¡o que en esa expresión había de molesto o de mortificante, pero que la

pregunta en sí, por su carácter procesal e irrenunciable, no podía retiraría «Si

acaso, puedo retirar de la pregunta que formuló antes de que se suspendiera la

sesión — dijo el letrado— lo que pudiera haber de ofensivo »

Maximalista

Por su parte, el teniente general Sáenz de Santa María dijo que el símil que

había hecho anteayer (comparar- a los asaltantes del Congreso con los

secuestradores de un avión) ya lo

retiró en la sesión de esa tarde, por ser maximalista y poco afortunado Afirmó

que lo había utilizado para clarificar cómo se adoptaron tas medidas para

resolver la ocupación del Palacio de las Cortes

Una vez solucionado el incidente, el presidente del tribunal preguntó a cada uno

de los abogados si deseaban, en uso de su derecho, interrogar al testigo Todos y

cada uno de eitos renunciaron a interrogar

El presidente cedió la palabra al fiscal togado por si deseaba interrogar, lo

que hizo en los siguientes términos

Fiscal — ¿Se ratifica usted en lo afirmado de que ordenó al coronel Alcalá

Galiano (entonces jefe de la Primera Circunscripción de la Policía Nacional)

retirarse del Congreso de los Diputados porque el teniente coronel Tejero había

amenazado con hacer fuego contra la Policía Nacional si miembros de este Cuerpo

se acercaban a las Cortes?

Santa María - Sí

Fiscal — ¿ Dijo el general Armada cuando liego ai hotel Palace con el propósito

de entrevistarse con Tejero por qué era constitucional la propuesta que iba a

hacer de formar un Goobierno provisional presidido por él?

-Santa María - No Sólo dijo que era constitucional

Fiscal — ¿Qué sterpreta-ción dio usted a la alusión de Armada de que él iba a

ser el único sacrificado por esa propuesta´´

Santa María - Que la idea había sido suya e iba a ponería en práctica a

título exclusivamente personal Juste

Seguidamente, el presidente ordenó que se llamara al siguiente testigo, el

general de división José Juste Fernández, quien entró en la sala siete minutos

después, durante los cuales se produjo un silencio expectante

El general Juste que estuvo al mando de la División Acorazada Brúñete número 1

desde febrero de 1980 a mayo de 1981, se encuentra actualmente en situación de

reserva activa

Inició el interrogatorio Ramón Hermosilla, a quien manifestó que el general

Armada nunca le hizo una proposición para realizar acto alguno de indisciplina.

DIJO que le vio en la Brigada Paracaidista el 23-F, desde un balcón, pero que no

habló con él

Al ser preguntado sobre el general Torres Rojas, dijo que éste se puso a sus

órdenes después de que el testigo hubiera dado por buenas las explicaciones del

comandante Pardo, de cuya legitimidad, insistió, tuvo dudas por no habérsele

dicho nada con anterioridad, por ver a Torres Rojas de uniforme y por no creerse

que Su Majestad la Reina pudiera tener un parecer favorable a una operación de

este tipo, ciada la vivencia que había tenido siendo Princesa de España (el

testigo estaba de agregado militar en Roma y fue a esperarla cuando la familia

real griega abandonó Atenas)

 

< Volver