Sanz Arribas a Gabeiras: ¿ Podría ser usted la autoridad militar esperada en el Congreso?. 
 Señor presidente No consiento que se me haga esa pregunta     
 
 Diario 16.    03/04/1982.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 26. 

NACIONAL

«Señor presidente! No consiento que se me haga esa pregunta»

3-abril-82/Diario

El teniente general Gabeiras Montero, jefe del Estado Mayor del Ejército en el

23-F, tuvo ayer un momento de crispación al serle formulada, por el abogado Sanz

Arribas, la pregunta de « ¿podría ser usted la autoridad militar esperada en el

Congreso?». «¡Señor presidente! -replicó enérgico-. No consiento que se me haga

esa pregunta.»

Sanz Arribas a Gabeiras: «; Podría ser usted la autoridad militar esperada en el

Congreso?»

2.ª PARTE

Madrid - La sesión se reanudó tras el habitual descanso de media mañana con el

interrogatorio del abogado defensor del teniente coronel Tejero, López Montero,

al teniente general Gabeiras Montero, jefe del Estado Mayor del Ejército en el

23-F

López Montero - ¿Telefoneó usted a la Capitanía General de Valencia el 23 de

febrero de 1981 para pedir la contraseña mediante la cual se le permitiría la

entrada al general Armada en el Congreso de los Diputados?

Gabeiras - Yo hablé con el teniente general Milans del Bosch y le dije que iba a

ir personalmente al Congreso El me respondió que allí no entraba más que quien

él dijera Le pregunté por qué, y me respondió que tenía la contraseña por la

cual se franquearía el paso Me pidió que se pusiera el teléfono el general

Armada Se puso el general Armada, quien después de un momento de conversación

tapó el auricular y me dijo cuál era la contraseña («Duque de Ahumada»)

López Montero - ¿Autorizó usted al general Armada a ir, a título personal a

proponer a los diputados la formación de un Gobierno presidido por él?

Gabeiras - No Y al ser comunicada mi negativa a la superioridad, la superioridad

la ratificó absolutamente

López Montero - Pero, parece ser que el general Sabino Fernández Campos,

secretario de Su Majestad, le dio una autorización tácita al general Armada para

que, a título personal, propusiera un Gobierno presidido por él mismo

Gabeiras - Yo no puedo entrar ni salir en lo que dijera el general Sabino

Fernández Campos Lo que le repito es que ni yo ni, mis superiores autorizaron •

al general Armada a proponer la formación de un Gobierno presidido por él Armada

salió sólo autorizado para ofrecer aviones a los ocupantes si querían marcharse

y desautorizado para lo otro ¿ Constitucionalista?

López Montero - La televisión dijo ayer por la noche que usted es un

militar Constitucionalista ¿Se considera como tal?

Gabeiras - Soy José Manuel Gabeiras Montero, militar

El presidente del tribunal interrumpió el interrogatorio para indicar al abogado

López Montero que la pregunta que había hecho era improcedente y que la

calificación de «Constitucionalista» la había dado un medio de comunicación al

teniente general Gabeiras, pero nada más López Montero pidió a la presidencia

que le indicara al testigo que no alzara la voz cuando contestara sus preguntas

López Montero -

¿Considera usted que el 23-F se produjo una situación de rebelión militar?

Gabeiras - Eso quien tiene que decirlo es este Tribunal

López Montero - ¿Conocía usted el bando publicado el 23-F por el teniente

general Milans del Bosch en la III Región Militar?

Gabeiras - No Ni me importaba

López Montero - Si no lo conoció, ¿cómo es que trató al teniente general como a

un sublevado?

Gabeiras - Mire usted Desde las siete menos veinte de la tarde del 23 de febrero

yo estaba a las órdenes del Rey, y me importaba un comino el bando.

Porque Milans no podía difundirlo sin mi autorización Como lo había difundido

sin mi autorización, estaba incumpliendo mis órdenes

Cena con Armada

Acto seguido interrogó al testigo el abogado Sanz Arribas, defensor de los

capitanes Cid Fortea y Bobis

González

Sanz Arribas - ¿Cenó usted con el general Armada en fechas aproximadas al 16 de

febrero de 1981?

Gabeiras — Sí Cenamos Armada y su esposa, mi mujer y yo, el capitán general de

Cataluña y su ayudante.

Sanz Arribas - ¿Asistió a esa cena el diputado comunista Solé Tura?

Gabeiras - A esa cena

sólo asistieron las personas que le he dicho

preguntas de Sanz Arribas, el teniente general Gabeiras explicó más adelante que

no dejó nunca al general Armada al mando del Estado Mayor del Ejército mientras

él estuvo en la Junta de Jefes de Estado Mayor, el 23 de febrero de 1981

Crispación

Sanz Arribas - ¿Le explicó a usted Armada, cuando le sugirió la posibilidad

de proponer un Gobierno presidido por él, qué composición tendría este Gobierno?

Gabeiras - No Sólo me dijo que lo encabezaría él No tenía que darme ninguna otra

explicación, ya que a mí me bastaba saber que la propuesta era absolutamente

anticonstitucional

Sanz Arribas — ¿No se

le ordenó al general Armada que hiciera deponer su actitud a Tejero antes de

ofrecerle los aviones para salir de España?

Gabeiras - Eso no hace falta decírsele a un general de división El debe saber

que una propuesta como la de los aviones se hace en última instancia, después de

intentar hacer que deponga su actitud la persona en cuestión

Sanz Arribas - ¿Podr ser usted la autoridad m tar esperada en el Congreso?

Gabeiras (enérgico) Señor presidente. No consiento que se me haga es pregunta

Intervino en ese momento el fiscal para decir qu esa cuestión era

impertinente que la planteara el letrado El presidente de tribunal

indicó al abogado Sanz Arribas que retirara I. citada pregunta El letrado

señaló que su único desee era clarificar los hechos su cedidos el día 23 de

febrero, a lo que el teniente general Alvarez Rodrigue; contestó que lo

único que estaba haciendo era oscurecerlo todo con el interrogatorio que estaba

llevando a cabo

El cese

Sanz Arribas - El cese del general Armada como segundo jefe del Estado Mayor del

Ejército, ¿lo ordenó usted?

Gabeiras - Yo lo ordené y se cumplió, pero como jefe del Estado Mayor del

Ejército, nombrado por un Gobierno legalmente constituido, no tengo obligación

de dar más explicaciones de cómo se siguió el trámite para cesar al general

Armada

 

< Volver