Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
   Panfletos históricos     
 
 Diario 16.    03/04/1982.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La actividad panfletaria promovida por los golpistas en torno a las Fuerzas

Armadas en general y al juicio del 23-F en particular ha experimentado un

incremento importante en las últimas semanas Desde que comenzó el año se han ido

sucediendo una sene de escritos perfectamente diferenciados - lo que no

significa que su inspiración provenga de un mismo sector- y que han tenido

bastante difusión en medios militares

Por una parte están los «escritos senos», muy medidos, dirigidos a un

determinado sector de las Fuerzas Armadas Incluso con la pretensión de que se

provoquen adhesiones y recogidas de firmas en torno a algunos de ellos

Pero los que más han proliferado son los panfletos, las «hojas volanderas» en

las que se vierten los más descarnados ataques a personas e instituciones, se

amenaza e incluso se reproducen listas de presuntos militares «indeseables» como

ya se dijo desde estas mismas páginas

Ahora asistimos a la aparición de un tercer panfleto el histórico En ellos se

trata de reproducir episodios épicos y heroicos de los militares

Panfletos históricos

Fernando Reinlein

sublevados en julio de 1936 para provocar un mensaje de paralelismo entre éstos

y los modernos golpistas que hoy están siendo juzgados en e! Servicio Geográfico

del Ejército

Por cierto que el general Armada está un tanto disgustado con la prensa Al

parecer el general acusado de rebelión considera que «no es justo» que se le

eche en el mismo saco que al resto de

sus compañeros de prisión Sobre todo si se tiene en cuenta que dentro de la

misma tensión entre Armada y otro sector de los acusados ha hecho subir la

temperatura de las relaciones entre los procesados.

Pero, volviendo ai tema panfletario, hay un detalle significativo en el

procedimiento de distribución que utilizan. En los sobres que echan a los

buzones de correos — normalmente en la centra! de Cibeles-, el nombre y

dirección de los destinatarios está colocado en una especie de sello pegado al

papel.

Una simple observación descubre que se trata de sellos fotocopiados, que según

algunos expertos demuestra -junto con otros detalles de contenido- la existencia

de una infraestructura para poner en marcha todo el aparato propagandístico

Donde no tienen demasiado éxito, al parecer, es en la distribución en los

cuarteles Las medidas de impermeabilización puestas en marcha por el mando

parece ser que funcionan y las órdenes son tajantes, actuar con firmeza ante

cualquier intento de adhesión o distribución de este tipo de documentos.

 

< Volver