El Juicio del 23-F. 
 Los tenientes prepararon juntos las declaraciones sumariales     
 
 Diario 16.    31/03/1982.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 32. 

Diario 16/31 -marzo-82

Los tenientes prepararon ¡untos las declaraciones sumariales

Fiscal: ¿Estuvo usted nervioso la noche del veintitrés de febrero? Alvarez

Fernández: En casi todos los momentos, lo que pasa es que me lo tragué

-Según manifestó ayer el acusado Alvarez Fernández

El teniente de la Guardia Civil Alvarez Fernández, a quien se atribuye la frase

«manitas quietas que esto se mueve», pronunciada durante el asalto al Congreso,

reconoció ayer haber preparado con sus compañeros si contenido de las

declaraciones sumariales. Los tenientes, según su afirmación, se habian puesto

de acuerdo sobre ciertas «dudas», pero cometieron el error de citar a Armada y a

Milans del Bosch.

Seccion mañana 1ª parte

Madrid - Dos tenientes te la Guardia Civil, Pedro Izquierdo Sánchez y César

Alvarez Fernández, inaguraron con sus declaraciones a sesión número 24 del

proceso por los sucesos de! 23 de febrero Ambos participaron directamente en la

operación «cumbre» de aquellos hechos el asalto al Congreso de los Diputados

Pedro Izquierdo, para quien e! fiscal pide cuatro años de prisión y separaron

del servicio, fue uno te los que acompañaron al capitán Abad en el asalto a!

Parlamento Estaba destinado en el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil

Fiscal - ¿Conocía al teniente coronel Tejero?

Izquierdo - Lo conocía por la prensa, pero no personalmente

Fiscal - ¿Sabía que iba > producirse la toma del Congreso?

Izquierdo - No lo supe hasta el momento en que se produjo.

Añadió el teniente Izquierdo que el 23 al mediodía fue convocado por

radioteléfono por el capitán Abad

«Una vez en la base del Subsector -siguió el teniente Izquierdo — , el capitán

Abad nos comunicó a los tenientes que el teniente coronel Tejero le había

requerido para realizar un

servicio importante, querido por el Rey El capitán Abad y los tenientes fuimos

al despacho del corone! Manchado, jefe del Parque de Automovilismo, donde se

encontraba el teniente coronel Tejero Este explicó que la operación, en la que

iba a incluirse la Guardia Civil, era a nivel nacional y estaba mandada por e!

teniente general Milans del Bosch Tejero indicó que los hombres del Subsector de

Tráfico teníamos que formar un cordón en torno al Congreso »

Comandante Bonell

Respecto a la presencia del general Armada en el Congreso, el teniente Izquierdo

declaró

Izquierdo - Durante el tiempo en que estuvo Armada en el Congreso, por primera

vez, su ayudante, el comandante Bonell, dijo a variosoficiales que salvo la I y

la VIII Regiones Militares (Madrid y Galicia) y las Cananas, todas las

Capitanías estaban de acuerdo con el teniente general Milans

Fiscal — ¿Sabía usted que el 23 de febrero estaban siendo retenidos los

parlamentarios y el Gobierno en el Congreso?

Izquierdo - Sí Pero cuando llegamos ignoraba si la sesión de investidura había

dado comienzo ya

Por último, el interrogado declaró

«Durante la noche se hicieron en el Congreso vanos comentarios respecto a que el

general Armada era la autoridad militar esperada

El teniente Izquierdo afirmó, más adelante, que todos los guardras civiles que

participaron en la operación fueron arrestados con posterioridad, y que algunos

de ellos recibieron tratos vejatorios, ya que, a veces, ni se les dejaba salir

de tos calabozos para comer.

Intervino después Manuel Novalvos Pérez, defensor del teniente Boza

Carranco, quien pidió a la presidencia del tribunal que mostrara al procesado la

foto del incidente con el teniente general Gutiérrez Mellado, lo que fue

aceptado por la sala

El relator mostró la fotografía a Izquierdo, y éste dijo que el teniente Boza

era el que aparecía al fondo de la escena, como a unos cinco metros de Gutiérrez

Mellado, y en actitud expectante El relator trasladó la fotografía al presidente

del tribunal, que la

examinó durante unos momentos junto con oíros consejeros

Fue luego llamado a declarar el teniente de la Guardia Civil César Alvarez

Fernández, para quien el fiscal pide cinco años de prisión y separación del

servicio Fue uno de los asaltantes al Congreso que había venido desde Valdemoro

con el capitán Muñecas

Alvarez Fernández fue el encargado de «mantener el orden» en el Hemiciclo

durante la mayor parte de la ocupación Se le atribuye aquella histórica frase de

«manilas quietas, que esto se mueve» («esto» era la metralleta), inmortalizada

por las grabaciones de aquella noche

Alvarez Fernández negó ayer haber pronunciado aquella amenaza, pero sus

declaraciones proporcionaron cierta información de importancia Algunos

procesados se habían puesto

de acuerdo sobre lo que tenían que declarar Fue así

Fiscal — ¿En el víaje desde Valdemoro le dijo alguien que el servicio estaba

mondado por Milans del

Bosch y Armada

Alvarez Fernández -No

Fiscal - Pero usted tiene declarado, al igual que sus compañeros tenientes, que

si se lo habían dicho

Alvarez Fernández -Bueno, en realidad eso fue un error nuestro cuando prestamos

declaración en el sumario, ya que nos pusimos de acuerdo para solventar algunas

dudas que teníamos, e incurrimos en el error de decir que se nos había

mencionado a ios citados generales, pero no fue así

«Esto no se mueve»

Fiscal - ¿Es usted una persona nerviosa?

Alvarez Fernández -Hombre, pues no sabría qué decir

Fiscal - ¿Estuvo usted nervioso la noche del veintitrés de febrero?

Alvarez Fernández -En casi todos los momentos, lo que pasaba es que me lo trague

Fiscal - ¿Este nerviosismo cree que se pudo transformar en algún momento en

agresividad?

Alvarez Fernández -No, una cosa es nerviosismo y otra agresividad

Fiscal - ¿Sabe usted que le achacan haber dicho «Manitas quietas, que esto se

mueve», señalando a su metralleta?

Alvarez Fernández -Yo no pude ser quien dijera eso, ya que cuando se grabó el

vídeo en el- que se oye la citada frase, aún no había entrado en el Hemiciclo

Además yo llevaba tricornio y en el vídeo no se ve ninguna persona de tricornio

en el interior del hemiciclo En todo caso, no es mi estilo de oficial

 

< Volver