El Juicio del 23-F. Pérez de la Lastra, capitán de la Guardia Civil. 
 Fue al Congreso voluntariamente y ahora dice que no sabía nada     
 
 Diario 16.    25/03/1982.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 44. 

Diario 16/25-marzo-82

Fue al Congreso voluntariamente y ahora dice que no sabía nada

Pérez de la lastra: Aquella noche yo vi darás muy poquitas cosas, mi general...

Fiscal: ¿Ha convivido usted con Tejero en la prisión de Alcalá de llenares?

Pérez de la lastra: Sí. Muy a gusto

El capitán de la Guardia Civil, Juan Pérez de la Lastra estaba en el Parque

Móvil cuando comenzó la operación del 23-F. De «motu propio», según confesó

ayer, paró uno de los autobuses y se unió a la expedición. Sin embargo, Pérez de

la Lastra, que se sintió «a gustísimo» compartiendo la cárcel con Tejero,

asegura que no se enteró de que se estaba produciendo un asalto al Congreso de

los Diputados.

Pérez de la Lastra, capitán de la Guardia Civil

Madrid — La vista se reanudó en la mañana de ayer con la declaración del capitán

de la Guardia Civil Juan Pérez de la Lastra, para quien el fiscal solicita seis

años de prisión y separación del servicio Esta acusado de haber sido informado

por el coronel Manchado de la operación que iba a llevarse a cabo en el

Congreso, y de acudir al mismo, negándose a cooperar con el director general de

la Guardia Civil, general Aramburu, cuando estuvo en el edificio del Parlamento

para que los asaltantes depusieran su actitud

Durante largo rato fue interrogado por el fiscal, produciéndose diálogos como

este

Fiscal — ¿Conocía al coronel Manchado?

Pérez de la Lastra — No

Fiscal - ¿Y a Tejero?

Pérez de la Lastra -Por la prensa Sólo una vez me había tropezado con él en el

bar del parque automovilístico

Aramburu

Pérez de la Lastra se montó, por propia voluntad, en uno de los autobuses que

salían hacia el Congreso

Fiscal - ¿En qué autobús fue usted?

Pérez de la Lastra -En el mismo del capitán Acera El autobús salía del parque

automovilístico cuando lo vi y le hice señas de que parara, pregunté si podía ir

con ellos y me dijeron que, por supuesto, sí Después pregunté al capitán Acera a

qué lugar iban y me dijo que a las inmediaciones del Parlamento. Añadió que

quien mandaba la operación era el teniente coronel Tejero, pero yo pensé que

quien mandaba era otro, porque el teniente coronel debía ser un mando más y

aquel/a operación debía de dirigirla un jefe superior

Fiscal - El autobús en que ustedes iban ¿era oficial?

Pérez de la Lastra - Ai menos la matrícula era PGC

(Parque de la Guardia Civil) El color no lo recuerdo porque ya no es como antes

Ya sabe, mi general que, desgraciadamente, ahora hay que cambiar el color de los

autobuses

Fiscal - ¿Usted se encontró con el general Aramburu? (director general de la

Guardia Civil)

Pérez de la Lastra -Exactamente

Fiscal - ¿Habló con usted?

Pérez de la Lastra -No creo

Fiscal - Parece ser que sí

Pérez de la Lastra -Bueno, yo le saludé Fue el comandante Ostos el que me habló

de cerca Me dijo Juan, tío, ayúdanos a subir a los guardias a estos dos

autobuses Por eso, los guardias que estaban próximos, que lo oyeron, subieron a

los autobuses Yo calculo que eran los que habían ido conmigo

«Motu propio»

Pérez de la Lastra no subió al autobús porque creía que la orden era «sólo que

subieran los guardias»

Fiscal - Pero bueno, la intención era clara

Pérez de la Lastra -Bueno, aquella noche yo vi claras muy poquitas cosas, mi

general

Tras asegurar que no sabía lo que pasaba dentro

del Congreso y que ignoraba que Tejero lo hubiera invadido, contó la

conversación entre Tejero y el general Aramburu, director de la Guardia Civil

Fiscal - ¿Presenció la conversación?

Pérez de la Lastra -Sólo algunos detalles Tejero le decía que estaba allí por

órdenes de la superioridad Yo estaba allí de «motu propio»

Confusión

Fiscal - ¿No le pareció extraño que regresara al Parque la fuerza sola, sin sus

mandos?

Pérez de la Lastra -Bueno, la situación era extraña Yo me subí de «motu propio»,

por lo que no me sentía comprometido con la fuerza

Fiscal — ¿Se enteró usted de cómo evolucionaron los acontecimientos aquella

noche?

Pérez de la Lastra -Bueno, más o menos, ya que hacía comentarios con los

compañeros que había fuera, y después alguno con los de dentro

Fiscal - ¿Se sintió engañado?

Pérez de la Lastra —

Bueno, al final creí, pensé, que habíamos sido víctimas de una confusión, un

engaño, o algo peor si se me apura un poco

A otras preguntas del fiscal, el capitán Pérez de la Lastra dijo que antes de

marcharse el 23 por la noche a su casa, entró en el Parlamento y estuvo hablando

con dos capitanes (el fiscal los identificó como Acera y Abad), y fue después

cuando le contaron lo del ofrecimiento del avión Siguió el declarante´

«Yo dije que era una tontería, que había sido una confusión, y que habría que

presentarse al día siguiente en las respectivas unidades y ya se aclararía la

confusión Luego, me marché a mi casa Estuve unas horas durmiendo y cuando

amaneció, pensé en presentarme en la Unidad Por el transistor oí que todavía

continuaban en el Congreso, y entonces recordé lo que me habían dicho antes de

retirarme a casa, de que aquello estaba terminado y se estaban esperando órdenes

o instrucciones de Valencia Entonces cambié de forma de pensar, y me fui

al hotel Palace para ver cómo terminaba aquello. Allí vi a un guardia que era

del CESID y le saludé (ya le había visto la noche anterior incluso).

Fiscal - ¿Cómo se llamaba ese guardia?

Pérez de la Lastra -De la Rosa, o García de la Rosa (Se trata de José Gutiérrez

de la Rosa, alias

«Charlie», que posteriormente fue detenido por tráfico de armas y que está en la

cárcel por esta razón )

Fiscal - ¿Fue usted con Te¡ero hacia el Centro de Instrucción?

Pérez de la Lastra -Bueno, cuando terminó la situación yo me fui en un Seat 1

500 hasta la Dirección General, con Tejero.

Fiscal — ¿Oyó decir a Tejero que se había detenido con el general Armada en la

calle Pintor Juan Gris?

Pérez de la Lastra -Sí Le oí decir a Tejero que el general Armada le había

contado una historia de aviones, cuando hacía sólo dos días le había dado las

instrucciones, en la calle Pintor Juan Gris, para entrar en el

Congreso

A gusto con Tejero

Interrogaron luego los abogados defensores A preguntas de Escandell, defensor de

Milans, aseguró que le habían dicho que Tejero esperaba a Armada A preguntas de

Hermosilla, defensor de Armada, contó su plácida convivencia carcelaria con

Tejero

Hernosilla — ¿Ha convivido usted con Tejero en la prisión de Alcalá de Henares?

Pérez de la Lastra -Sí A gustísimo

Hermosilla - ¿Ha comentado los hechos con él? Pérez de la Lastra

Hasta la saciedad

Hermosilla - ¿Tiene usted algún detalle relativo a Armada que no haya añadido ni

en sus anteriores declaraciones ni en el acto del juicio de hoy?

Pérez de la Lastra - A mi modo de entender, no

Tras la renuncia de vanos defensores a hacer uso de la palabra intervino el

defensor del capitán Gómez Iglesias, Joaquín Esquivel

 

< Volver