Capitán Batista tomó la Voz de Madrid. 
 Los golpistas habían previsto la ocupación de todas las emisoras     
 
 Diario 16.    24/03/1982.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 24. 

Diario 16/24-marzo-82

Los golpistas habían previsto la ocupación de todas las emisoras

EL JUICIO DEL 23-F

El capitán Batista tomó La Voz de Madrid

Según se desprende de las declaraciones del capitán Batista Sánchez, quien se

sometió ayer a las preguntas del fiscal y los defensores, los golpistas tenían

preparada la toma de todas las emisoras de radio de Madrid. El acusado dijo que

el

general Juste se había responsabilizado de todas las órdenes dadas la noche del

23-F y que el comandante

Pardo Zancada anunció, a la hora de cenar, su propósito de sumarse a Tejero en

el Congreso.

Madrid— Durante !a sesión de tarde de la jornada de ayer en la vista oral del

proceso contra los inculpados por el golpe del 23-F prosiguió la declaración del

procesado capitán Batista, quien en la tarde de autos acudió por dos veces a la

emisora La Voz de Madrid con un grupo de soldados armados, con intención de

ocupar la citada emisora. Batista señaló que se ofreció voluntario para ir a la

emisora, porque conocía a! jefe de programación y pretendía que por esa relación

se evitaran situaciones violentas.

El capitán Batista, de treinta y nueve años, «hijo de militares por la gracia de

Dios», según sus propias palabras, indicó que llevaba . cinco meses en el Estado

Mayor de la Acorazada Brúñete y antes estuvo adscrito a la Oficina de

Información, Difusión y Relaciones Públicas de Defensa (0I-DREP), circunstancia

"que me ha permitido tener una importante re/ación con periodistas y

escritores».

Información

El capitán Batista dijo luego que sobre las once y media de la noche del 23 de

febrero, llegaron noticias confusas al cuartel general de la Brúñete de

supuestos movimientos de tropas en otras regiones militares.

Agregó que estas noticias, al ser contradictorias, le movieron a ofrecerse al

coronel San Martín para volver de nuevo a La Voz de Madrid, esta vez a recabar

información.

Cuando se le autorizó a ir -continuó diciendo el capitán Batista- pidió un

vehículo y le enviaron un Land Rover con seis soldados armados.

Batista precisó que antes de salir había notificado al Estado Mayor de la DAC

que se marchaba y, por tanto, el comandante Pardo Zancada lo sabía, con

anterioridad a su marcha hacia el Congreso.

Más adelante, a preguntas del fiscal, Batista señaló que gracias a que Se

encontraba en La Voz de Madrid obtuvo información de los corresponsales de dicha

emisora en las provincias comprendidas en la II y VII-

Regiones Militares en relación con la absoluta normalidad que en ellas reinaba.

Aseguró Batista que esta información no habría podido haberla obtenido por

cauces militares,

Zugasti - Cuando se ofreció a ir a La voz de Madrid, ¿estaba ya fijada la misión

de tomar esa emisora, al igual que otras de la capital?

Batista - Sí, estaba fijada la ocupación de todas las emisoras de Madrid, así

como Radio Nacional y Televisión Española.

Zugasti - Y se ofreció a ir para hacer más distendida la situación...

Batista - Exacto,

Zugasti - Capitán Batista, ¿encerró usted a alguien en la noche del 23 de

febrero, cuando fue por segunda vez a La voz de Madrid?

Batista - No Al contrario, ya que a mí me acompañaron a la sala de control donde

me dejaron con un teléfono y un transistor.

Zugasti - ¿El capitán Dusmet exigió que se radiara el manifiesto? (el capitán

Dusmet había ido con Pardo Zancada al Congreso de los Diputados y llevó a La voz

de Madrid el manifiesto redactado por los ocupantes).

Batista - No.

Sabía emitir

Zugasti — Si usted hubiera querido emitir el texto, ¿habría podido?

Batista — Sí, sabía cómo hacerlo, pero no quise transmitirlo, dadas las noticias

que a esa, hora ya tenía, ya que había oído el mensaje de Su Majestad el Rey.

Zugasti - ¿Cree usted que durante el día 23 de febrero actuó siempre de acuerdo

a las ordenanzas militares y los códigos castrenses?

Batista — Totalmente. Y volvería a actuar de la misma forma si se produjeran los

mismos hechos.

Zugasti - Antes de ser procesado, ¿estuvo usted en Francia?

Batista — Sí. Pero no, fui a llevar ninguna maleta, sino a la peregrinación

militar a Lourdes.

En ese momento, el presidente del tribunal indicó con firmeza que no iba a

permitir que el procesado se expresara con ironía.

 

< Volver