Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
   Informes privados     
 
 Diario 16.    24/03/1982.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

FUERA DE LA SALA

Informes privados

Fernando Reinlein

Después de las declaraciones del comandante Cortina, esperadas con expectación y

que han supuesto como ya se anunció desde esta misma columna la negación más

absoluta de todos los cargos, reuniones, coordinaciones, llamadas, traslados y

un largo etcétera, habidos y por haber, la vista oral del juicio del 23-F va a

entrar en un tono menor.

Las declaraciones de los acusados a las preguntas del fiscal y defensores irán

encaminadas ahora a hechos muy concretos, de actuaciones personales en la noche

del 23-F, de los capitanes y los tenientes. Por cierto que se volverá casi con

toda segundad al agravio comparativo entre los subalternos de la Guardia Civil y

los del Ejército - unos procesados y otros no- y también sobre los traídos y

llevados pactos de la rendición

Pero entre tanto ha aparecido en escena un nuevo elemento. Tras las cartas al

Rey —por cierto que se buscan, sin éxito, firmas y adhesiones en algunos

cuarteles- los panfletos y los «dimes y diretes», ahora la moda es el informe

del «consulting» privado.

E! Gobierno tiene más de uno, según fuentes de toda solvencia. Y no es cosa de

echar en saco roto. Estas empresas privadas, algunas con capital extranjero,

elaboran análisis e informes por encargo de los poderosos Y los poderosos en

éste y otros países se llama Banca Es lógico que nuestros banqueros se interesen

por la situación y que dispongan del material informativo necesario para tomar

sus decisiones.

Y en los últimos informes, el factor común es precisamente el juicio del 23-F.

Los hay más o menos alarmistas y en algunos de ellos se buscan incluso posibles

soluciones al problema que el juicio -y, lo que es más importante, las posibles

sentencias— representa para el sistema democrático.

Lo curioso es que en otras ocasiones no se hizo caso —o al menos no se hizo el

suficiente- a un informe de este tipo, elaborado por una empresa privada con

capital extranjero y con fecha de los primeros días de febrero de 1981.

Según fuentes próximas a los servicios secretos, de toda la documentación previa

que llegó a sus manos sobre la conspiración militar fue precisamente ese informe

el que más se acercaba a la realidad que luego fue La colaboración entre la

empresa privada y los servicios de información no siempre es mala A veces

resulta muy interesante. El problema está en la valoración, la coordinación y la

voluntad política de poner los remedios.

 

< Volver