El Juicio del 23-F. El general Prieto niega que fuera testigo de la amenaza de Tejero. 
 López Montero acusa al general Aramburu de falso testimonio     
 
 Diario 16.    14/04/1982.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 33. 

EL JUICIO DEL 23-F

14-abrill-82/Diario 16

López Montero acusa al general Aramburu de falso testimonio

Ángel López Montero, abogado defensor del teniente coronel Tejero, acusó ayer al

director general de la Guardia Civil de falso testimonio, en relación con su

declaración como testigo en la vista oral del juicio del 23 F. El testimonio

prestado ayer por el general Manuel Prieto, propuesto como testigo por López

Montero, provocó un nuevo conflicto en la sala del Servicio Geográfico del

Ejército

•• El general Prieto desmiente el testimonie prestado por el teniente general

Aramburu en relación con la amenaza de Tejero

•• «Yo no oí que Tejero le dijera "primero le doy un tiro y luego me suicido"»

Madrid - El abogado de¡ teniente coronel Antonio Tejero intentó ayer

desprestigiar y descalificar el testimonio prestado días atrás por el teniente

general José Aramburu Topete, director general de la Guardia Civil Ángel López

Montero aprovechó la declaración del general retirado Manuel Prieto, como

testigo propuesto por él, para solicitar del tribunal que emprendiera acciones

legales contra Aramburu, que el 23-F se enfrentó abiertamente con Tejero.

El general Prieto comenzó con la afirmación de que no sentía enemistad por

ninguno de los procesados y sí gran amistad con algunos de ellos y admiración

por todos

A preguntas del letrado Ángel López Montero, defensor de Tejero, que era quien

le había propuesto como testigo, el general Prieto contestó, que había estado en

la División Azul, hecho que tenía a gala, y que allí había coincidido con

algunos de los procesados, como Milans y Armada

L. Montero - ¿Cuándo llegó usted a la Dirección General de la Guardia Civil el

23 de febrero?

Prieto - A las seis y media o las siete

L. Montero —" ¿Estaba allí Aramburu?

Prieto - Sí, estaba en la puerta de salida, montado en el coche Yo le pregunté

qué pasaba, me dijo que no lo sabía, que iba a enterarse, y yo me uní a la

comitiva

L. Montero - ¿Cuántas

conversaciones mantuvo usted con Tejero?

Prieto - El numero exacto no lo recuerdo, pero fueron siete u ocho veces

L. Montero - ¿Le dijo Tejero que cumplía órdenes del Rey?

Prieto - Sí Así me lo dijo y yo se lo comuniqué a vanas emisoras

L. Montero - ¿Se lo dijo también al general Aramburu?

Prieto - También

Disciplina

Montero - ¿Observó serenidad y disciplina en los guardias?

Prieto - Con gran extrañeza por mi parte, sí Observé gran serenidad en los

guardias y en Tejero Respecto a la disciplina, bueno, salvo no obedecer a su

director general, sí, porque obedecieron a quien mandaba en aquellos momentos,

que era Tejero

L. Montero — ¿Le dijo Tejero que la autoridad esperada era Armada?

Prieto — No, eso no me lo dijo

L. Montero - ¿Cómo se enteró usted que -Armada era la autoridad militar

esperada?

Prieto - Yo intenté saber quién era el jefe de Tejero, y éste me dijo que su

único interlocutor válido era Armada Yo salí y se lo dije a Aramburu, quien

intentó localizar a Armada

L. Montero - ¿Oyó usted vivas a España, al Rey y a ¡a Guardia Civil?

Prieto - Sí Cuando llegó el bando de Milans Cuando llegó Armada,

dijeron que ya habían ganado

L. Montero - ¿Llevaba Tejero la pistola en la mano cuando recibió a Aramburu?

Prieto - Sí

L. Montero — ¿Apuntó al general Aramburu?

Prieto - Yo no lo vi

L. Montero - ¿A qué distancia estaba usted de Aramburu y Tejero?

Prieto - A unos dos metros

L. Montero — ¿Le dijo

Tejero a Aramburu «Primero le doy un tiro y luego me suicido».

Prieto - Yo no lo oí, pero me extraña que lo dijera, porque a mí no se me habría

escapado

L. Montero - Aramburu dice que tiene un documento de usted, en el que rectifica

las declaraciones sumariales ¿Es eso cierto?

Prieto - Cuando oí esa afirmación de Aramburu, me he dedicado a buscar la copia

del escrito al que se puede referir Aramburu

L. Montero - Perdone, mi general, pero lo que le pregunto es si usted rectificó

sus declaraciones sumariales

Prieto - Yo entregué ese escrito el 4 de marzo de 1981, cuando me lo pidió

Aramburu con urgencia, para llevárselo al ministro y en él debía relatar cuanto

yo recordaba de aquel día Después no he Vuelto a entregar documento alguno a

Aramburu, y la declaración sumarial que yo presté fue el 31 de marzo, por lo que

mal pude rectificarlo con un escrito del 4 de marzo

L. Montero: ¿En ningún momento ha rectificado usted su declaración sumarial,

entonces ?

Prieto — No

L. Montero - Así pues, ¿no ha existido esa rectificación ?

Prieto - No No ha existido

En ese momento, López Montero solicitó que el fiscal dedujera testimonio

El general Prieto niega que fuera testigo de la amenaza de Tejero

 

< Volver