Autor: Yárnoz, Carlos. 
 23-F: Los votos de los jueces militares, uno a uno. 
 Sentencia a duras penas     
 
 Tiempo.    14/06/1982.  Página: 6-10. Páginas: 5. Párrafos: 20. 

23 F; LOS VOTOS DE LOS JUECES MILITARES, UNO A UNO

SENTENCIA A DURAS PENAS

En el Consejo Supremo de Justicia Militar hubo fuertes tensiones para decidir la

sentencia.

Seis jueces militares se inclinaban por penas mínimas cercanas a la absolución

general, según supo tiempo. El día 1, el Tribunal alcanzó un acuerdo inicial

sobre las penas.

El 2, Oliart las reconoció y pidió que se reconsiderase el acuerdo.

El 3, la sentencia definitiva condenaba a los golpistas a penas superiores a las

acordadas inicialmente.

Por diez votos contra seis se decidió en el seno del Consejo Supremo de Justicia

Militar la sentencia contra los procesados por la intentona golpista del 23-F.

De fuentes muy próximas al propio Tribunal militar, esta revista ha sabido que

emitieron su voto a favor de la sentencia dictada los tenientes generales

Federico Gómez de Sálazar Nieto y Juan Retuerto Martín; el vicealmirante Jorge

García-Parreño Ka-den; los generales de División Jaime Llosa Rodón, Manuel

González Fuster, Alberto Barrio Balan y Fernando Morillo Flandes; y los

generales consejeros togados (jurídicos) José de Diego López, Juan Luis

Fernández de Mesa Montijano y Francisco Jiménez Jiménez.

Asimismo, quienes no votaron a favor de la sentencia y formularon su "voto

particular" al respecto fueron: el teniente general José Hernández Ballesteros,

el vicealmirante Jacinto Ayuso Serrano, el general de División José Contreras

Franco, los generales consejeros togados José Barcina Rodríguez y Gabriel

Martínez García y el ministro togado de la Armada Justo Carrero Ramos.

DE DIEGO CONTRA "LOS DUROS"

Pocas horas después de finalizada la vista oral de la causa 2/81, el pasado 24

de mayo se iniciaban en la sede del Consejo Supremo de Justicia Militar —situada

en la madrileña calle de Fortuny— las deliberaciones pertinentes para la

elaboración de la sentencia. Va en las primeras reuniones, los miembros del Alto

Tribunal militar comenzaron a definirse sobre la suerte de los procesados.

Dos hombres destacaron inmediatamente por las posturas tan encontradas que

mantenían.

Por una parte, el general consejero togado José

de Diego López sostenía tesis similares alas del fiscal en su definitivo escrito

de acusación. Por otro lado, el teniente general Hernández Ballesteros se

decantaba con dureza por opciones infinitamente más favorables para los

procesados.

De Diego López ha actuado como ponente de la sentencia (era el primero en emitir

su voto) y fue juez instructor de la causa durante el período del plenario.

Como consejero togado, es un experto en los temas jurídicos y, por lo tanto,

siempre basó sus tesis en argumentaciones jurídicas.

En torno a él se situaron pronto los también generales togados Fernández de Mesa

Montijano y Francisco Jiménez Jiménez, así como los tenientes generales Gómez de

Salazar Nieto y Retuerto Martín.

Estos cinco mili tares han sido considerados los más próximos al ministro de

Defensa, Alberto Oliart, dentro de! Consejo Supremo

El grupo de jueces militares encabezados por el teniente general Hernández

Ballesteros se exprese desde el primer momento con valoraciones muy benignas

para los acusados.

En su opinión, los máximos responsables de lo ocurrido el 23-F actuaron movidos

por sentimientos patrióticos, mientras capitanes y tenientes —y en especial

estos últimos— lo hicieron por "obediencia debida" Además, se mostraron reacios

a admitir que Miláns del Bosch y Tejero fueran considerados cabezas de la

rebelión, para quienes el Código de Justicia Militar señala como única pena la

de treinta años de reclusión militar.

De haber prosperado esta opción, casi todos los procesados hubieran resultado

absueltos

Avanzadas ya las deliberaciones y a pocos días de conocerse ¡a sentencia, las

tesis de Hernández Ballesteros eran apoyadas por la mayoría del Consejo, aunque

eran vanos los jueces que todavía se mostraban indecisos, por lo que las

distintas votaciones no alcanzaban la mayoría requerida.

Las discusiones se sucedían en elevado tono, y alguno de los "duros" llegó a

sostener que la pena contra Armada no podía ser inferior a la que correspondiera

a Miláns del Bosch.

EN PORTADA

EL ENFADO DE OLIART

Finalmente, el día 1 de junio por ¡a tarde se alcanzaba una mayoría absoluta. La

sentencia acordada, todavía sin firmar, era comunicada el día 2, por la mañana,

al presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor (PREJUJEM), teniente general

Alvaro Lacalle Leloup. inmediatamente, éste transmitía la información al Rey don

Juan Carlos y al ministro de Defensa, Alberto Oliart.

En ese momento, la sentencia era la que horas después filtró la agencia de

noticias Europa Press: de quince a veinte años para Tejero, quince para Miláns

del Bosch, seis para Armada y Torres Rojas... y absolución para todos los

tenientes.

Para Oliart, esta sentencia era "inadmisible", y llevó a cabo todas

las gestiones que pudo para que el Consejo Supremo de Justicia Militar

reconsiderase su decisión.

En aquellas horas, el enfado del ministro era evidente, y se esforzó por hacer

llegar al Alto Tribunal militar la conveniencia de que las penas contra Miláns y

Tejero fueran las máximas previstas en !a Ley, y la incongruencia que suponía la

concesión de la absolución para los tenientes, basándola en la "obeciencia

debida".

El mismo día 2, por la tarde, el Consejo Supremo vuelve a reunirse

y, tras una larga deliberación, las penas son modificadas ligeramente, pero sólo

"por arriba".

Sin embargo, en la sentencia se introduce la petición al Gobierno para que

rebaje las penas a Miláns y Tejero, y se mantiene la absolución para todos los

tenientes Por ello, el Gobierno ya

había decidido, antes de difundirse la sentencia el día 3, la presentación del

recurso.

De hecho, varios técnicos de la Administración va prepararon estudios

jurídicos sobre la cuestión el mismo día 2.

OBEDIENCIA DEBIDA

Desde el mismo momento en que se iniciaron, las deliberaciones del Consejo

Supremo de Justicia Militar fueron seguidas con la máxima expectación, no exenta

de inquietud, por todas las tuerzas politicas.

En los últimos días de mayo, alguna filtración Ilegada al Gobierno apuntaba que

el Consejo Supremo se basaría en una peculiar interpretación del concepto de

"obediencia debida" para exculpar a los tenientes de la Guardia Civil

procesados.

Inmediatamente, en el Ministerio de Justicia y en otros Departamentos de la

Administración, los ministros correspondientes encargaron estudios jurídicos en

ios que basar el ya seguro recurso contra la sentencia.

En síntesis, la opinión del Gobierno es que no puede hablarse de "obediencia

debida" cuando las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil

El general Hernández Ballesteros sostuvo las tesis

más favorables a los procesados, en contra del general De Diego

están precisamente a las órdenes del Gobierno, cuyos integrantes fueron

manifiestamente desobedecidos y vejados el 23-F. Además, ningún militar debe

cumplir unas órdenes que vayan contra la Constitución, según lo preceptuado en

el Código de Justicia Militar y en las Reales Ordenanzas.

Por si fuera poco, algunos oficiales absueltos recibieron ordenes de quienes no

eran sus jenes naturales, extremo que también anula la posibilidad de

"agarrarse" a la obediencia debida.

Otro punto clave de disentimiento del Gobierno con la sentencia se refiere a la

alusión del Consejo Supremo respecto del exacerbado patriotismo de algunos

procesados, lo que les habría inducido a actuar como lo hicieron. En este

sentido, el Gobierno desea dejar bien claro que ni las Fuerzas Armadas como

tales, ni mucho menos un grupúsculo de las mismas, son quienes deben interpretar

el concepto de patriotismo. En definitiva, el Gabinete de Calvo-Sotelo desea

poner énfasis en lo siguiente: las Fuerzas Armadas están a las órdenes del

Gobierno; no existe autonomía del poder militar frente al poder civil; el 23-F,

un grupúsculo de las Fuerzas Armadas se enfrentó no sólo ai Gobierno, sino

también al Rey; políticamente, el patriotismo es patrimonio de todo el pueblo

español.

REFORMAR LA JUSTICIA MILITAR

Ante todos ios acontecimientos registrados en torno al proceso del 23-F, el

Gobierno ha decidido promover cuanto antes una profunda reforma del Código de

Justicia Militar.

Según un miembro del Ejecutivo, el proyecto de reforma estará en las Cortes

antes de que finalice el presente mes de junio.

Esta pretendida reforma —de acuerdo con los comentarios hechos a tiempo por este

miembro del Ejecutivo— afectará, fundamentalmente, a los aspectos procesales de

la Justicia Militar y a la competencia de los Tribunales militares.

Expertos de la Administración Civil ya se encuentran trabajando sobre estas

cuestiones desde principios de mes. En este caso, Calvo-Sotelo ha preferido que

sean civiles quienes piloten el proyecto de reforma y no militares, como ocurrió

en la última reforma efectuada en 1980.

En el terreno procesal, la reforma se encaminará a dinamizar y agilizar el

procedimiento de las causas instruidas por Tribunales militares. Debido a que

por la reforma del 80 se suprimieron los juicios militares su-marísimos, el

proceso por el 23-F se ha prolongado durante más de un año, con el consiguiente

coste, tanto en el ámbito civil como en el militar.

Con la reforma, los procesos militares tendrán que ser más breves, aun sin

llegar a la fórmula del juicio sumarísímo.

Pero el punto más importante de la anunciada reforma será el relativo a la

competencia de los Tribunales militares.

La intención del Gobierno es recortarla en profundidad, concretándola a delitos

sólo y exclusivamente militares cometidos en el estricto ámbito militar. Esto

significa, por ejemplo, que delitos como el 23-F, de volver a producirse, no

serán juzgados por Tribunales militares, sino por Tribunales civiles.

Carlos Yárnoz

Este mes irá a las Cortes la reforma del Código Militar.

Delitos como el del 23-F

serán juzgados por Tribunales civiles

Alguno de los "duros"

llegó a sostener que la pena contra Armada no podía ser inferior

a la de Miláns

Tte. Gral. Jaime Miláns del Bosch .....

Gral. Div. Alfonso Armada Comyn.....

Gral. Div. Luis Torres Rojas...........

Cor. José Ignacio San Martín .........

Cor. Diego Ibáñez Inglés .............

Cor. Miguel Manchado García ........

Cap. de Navio Camilo Menéndez......

Tte. Cor. Antonio Tejero Molina .......

Tte. Cor. Pedro Mas Oliver...........

Cdte. Ricardo Pardo Zancada ........

Cdte. José Luis Cortina Mauri ........

Cap. Francisco Dusmet ..............

Cap. Carlos Alvarez Arenas...........

Cap. José Cid Portea .................

Cap. José Pascual Gálvez ............

Cap. Juan Batista González...........

Cap. José Luis Abad Gutiérrez.....

Cap. Carlos Lázaro Corthay..........

Cap. Jesús Muñecas Aguilar ....

Cap. Francisco Ignacio Román .......

Cap. Juan Pérez de la Lastra ......

Cap. Francisco Acera Martín .......

Cap. Enrique Bobis González.........

Cap. Vicente Gómez Iglesias....

Tte. Vicente Carricondo Sánchez .....

Tte. César Alvarez Fernández.....

Tte. José Núñez Ruano ...........

Tte. Pedro Izquierdo Sánchez ........

Tte. Vicente Ramos Rueda ...........

Tte: Santiago Vecino Núñez ..........

Tte. Manuel Boza Carranco...........

Tte. Jesús Alonso Hernaiz ............

Juan García Carrés ..................

30 años de reclusión militar 30 años de reclusión militar 20 años de reclusión

militar 15 años de reclusión militar 15 años de reclusión militar 15 años de

reclusión militar 8 años de prisión militar 30 años de reclusión militar 12 años

de prisión militar 15 años de reclusión militar 12 años de prisión militar 8

años de prisión militar 10 años de prisión militar 6 años de prisión militar 10

años de prisión militar 8 años de prisión militar 12 años de prisión militar 8

años de prisión militar 12 años de prisión militar 6 años de prisión militar 10

años de prisión militar 8 años de prisión militar 8 años de prisión militar 8

años de prisión militar 6 años de prisión militar 6 años de prisión militar 8

años de prisión militar 5 años de prisión militar 8 años de prisión militar

5 años de prisión militar 8 años de prisión militar

6 años de prisión militar 12 años de prisión militar

30 años de reclusión militar 30 años de reclusión militar 20 años de reclusión

militar 15 años de reclusión militar 15 años de reclusión militar 15 años de

reclusión militar

4 años de prisión militar 30 años de reclusión militar 10 años de prisión

militar 15 años de reclusión militar 12 años de prisión, militar

6 años de prisión militar

7 años de prisión militar

5 años de prisión militar

7 años de prisión militar

6 años de prisión militar

8 años de prisión militar 6 años de prisión militar 8 años de prisión militar

1 año y 6 meses de prisión m. 6 años de prisión militar 6 años de prisión

militar 6 años de prisión militar 8 años de prisión militar

3 años y 1 día de prisión m. 5 años de prisión militar,

4 años de prisión militar 4 años de prisión militar 4 años de prisión militar 4

años de prisión militar 4 años de prisión militar

3 años y 1 día de prisión m. 10 años de prisión

30 años de reclusión militar 30 años de reclusión militar 15 años de reclusión

militar 15 años de reclusión militar 15 años de reclusión militar 12 años de

prisión militar

4 años de prisión militar 30 años de reclusión militar

8 años de prisión militar 15 años de reclusión militar 12 años de prisión

militar

5 años de prisión militar

6 años de prisión militar

5 años de prisión militar

6 años de prisión militar

3 años de prisión militar

7 años de prisión militar 5 años de prisión militar

7 años de prisión militar

1 año y 6 meses de prisión m. 5 años de prisión militar

5 años de prisión militar 5 años de prisión militar

8 años de prisión militar

2 años de prisión militar

4 años de prisión militar

3 años y 1 día de prisión m. 3 años y 1 día de prisión m, 3 años y 1 día de

prisión m. 3 años y 1 día de prisión m. 3 años y 1 día de prisión m. 2 años de

prisión militar

10 años de prisión

15 años de reclusión militar 6 años de prisión militar 6 años de prisión militar

4 años de prisión militar 4 años de prisión militar 3 años de prisión militar

3 años de prisión militar

De 15 a 20 años de reclusión m.

4 años de prisión militar 4 años de prisión militar

Absuelto

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

Absuelto 3 años y 1 día de prisión m.

2 años de prisión militar

3 años y 6 meses de prisión m.

Absuelto

2 años de prisión militar 2 años de prisión militar

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto 2 años

de prisión

30 años de reclusión militar 6 años de prisión militar 6 años de prisión militar

3 años y 1 día de prisión m.

5 años de prisión militar

3 años y 1 dia de prisión m.

1 año de prisión militar 30 años de reclusión militar

3 años de prisión militar

6 años de prisión militar

Absuelto

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

Absuelto 3 años y 1 día de prisión m.

2 años de prisión militar

3 años y 6 meses de prisión m.

Absuelto

2 años de prisión militar 2 años de prisión militar

2 años de prisión militar

3 años de prisión militar

Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto Absuelto 2 años

de prisión

287 años y 6 meses

 

< Volver