Encierro de trabajadores en paro. 
 La Laguna: Enfrentamientos con la Policía a toque de campanas     
 
 Diario 16.    14/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Lunes 14-marzo DIARIO 16

Encierro de trabajadores en paro

La Laguna: Enfrentamientos con la Policía a toque de campanas

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (Corresponsal D16).—Con repique de campanas, los cien

trabajadores en paro que se habían encerrado el sábado en la catedral de La Laguna despertaron a la una

de la madrugada a la población, ante los enfrentamientos producidos en el exterior del templo, entre las

fuerzas del orden público y los universitarios y vecinos que acudieron en apoyo de los trabajadores

encerrados.

Media hora después de iniciado el encierro, se presentaron en el lugar varios agentes de la Policía

gubernativa, a quienes los trabajadores expusieron el motivo de su protesta, pidiéndoles que conectaran

con las autoridades competentes al efecto de plantearles una vez más sus peticiones.

Con tal fin se trasladó a la catedral sobre las cinco de la tarde, el secretario de la Delegación Provincial de

Trabajo, al que se propuso que la Delegación garantizara el traslado a Madrid de representantes de la

comisión de parados, para que se entrevistaran con autoridades gubernativas, capaces de dar una

alternativa eficaz al problema del paro en la provincia, ya que "había quedado de manifiesto que aquí no

hay autoridades con las facultades necesarias para ello", en opinión de los trabajadores.

Por la noche, la Policía se presentó con medios antidisturbios a fin de disolver el encierro, produciéndose

enfrentamientos con los universitarios y vecinos que permanecían fuera de la catedral.

Advertidos de lo que ocurría fuera, los trabajadores encerrados hicieron repicar las campanas durante

largo rato a la una de la madrugada, despertando a la ciudad, y provocando el desconcierto entre los

vecinos que pudieron comprobar y participar en la "guerrilla urbana", desarrollada en los alrededores de

la plaza de la catedral, entre los universitarios y la Policía.

Los obreros, a través de un megáfono, entablaron una conversación con la Policía, solicitando su retirada

bajo promesa de abandono posterior del encierro, que fue llevado a cabo, tras la marcha de los efectivos

policiales.

 

< Volver