El negocio del dinero negro. 
 Canarias: se prepara un paraíso fiscal     
 
 Diario 16.    16/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 24. 

El negocio del dinero negro

Ganarías: Se prepara un paraíso fiscal

MADRID, 16 (DIO). _ Los Cabildos canarios estudian la vabilidad de que las islas Canarias se conviertan

en un ´paraíso fiscal"» señalaron a O1G medios vinculados a la Administración tinerfeña.

Un "paraíso fiscal" es un conti´o comercial y bancario ajeno a la jurisdicción e impuestos del país de cuyo

territorio forma parte. Según como se cuente, existen entre 12 y 20 de estos "paraisos" en el mundo.

Los Cabildos están elaborando la propuesta que presentarán al Gobierno español. Buena parte del estudio

ee concentrará en analizar las modalidades operativas de los centros existentes en otros países.

Los otros paraísos

Los tinerfeños tendrán que recorrer toda la geografía del planeta para hacerse eon la información do base.

Los franceses tienen un "paraíso" en Port Vila, localidad de las Nuevas Hébridas, en el sur del Pacifico.

En Singapur, 66 bancos mueven "anualmente 12.000 millones de dólares (830.000 millones de pesetas)

sin pagar un sólo billete verde en concepto de impuestos.

Los más importantes están concentrados en "el Caribe, ai ce exceptúa Luxemburgo, teñido de seriedad

europea y, por eso, dejado de lado por muchos al computar los "paraísos". En Centroamérica brillan

Panamá, las islas Cayman y las Báhamas, cuya cifra de negocios oscila entré 20 y 30.000 millones tíe

dólares (1,4 a 2,1 billones de pesetas) al año.

Los ingleses llaman a estos sitios, centros bancàries "oíf-shore", algo así como "alejados de la costa". Los

americanos, más precisos, los denominan "loophóle república", expresión intraducibie que eignificaria

algo asi como, "países donde los negocios se han desmadrado".

En concreto, se trata del lugar de encuentro de los capitales flotantes, el dinero negro y la especulación in-

ternacional. Los bancos no pagan impuestos sobre los intereses recibidos por prestantes concedidos, y los

depositas en divisas no deben dar nada al fisco.

Cocodrilos bancàrios

Tres pequeños lotes de fierra en el Caribe reciben el nombre de islas Cayman, nombre americano de los

cocodrilos flue pululan en eus aguas. Está bajo dominio británico, pero a los efectos comerciales como si

nada. Un anuncio de una página en él "Herald Tribuno" de hace fiéis meses destaca que cada vez que el

Parlamento inglés dicta una ley, las autoridades caimanesás establecen un pacto con el Gobierno de Su

Majestad para que los términos del texto legal no se apliquen a las islas.

El liberalismo de las islas llega a tal punto que el manejo del mercado de cambios es controlado por la

banca privada, compuesta por no residentes. Estos puetei abrir sucursales bancarias, previo acuerdo con el

gobernador para ser exceptuados del pago de impuestos durante treinta años. En .el caso de compañías

que hacen de testaferros de multinacionales ubicadas en el exterior, la benevolencia fiscal puede

extenderse por cincuenta años.

En las Islas hay un banco cada 65 habitantes. Hasta el momento abrieron eu,s puertas doscientos bancos.

Con 13.000 habitantes, tí Gobierno lleva registrados 14.000 números de télex, utilizados por empresas

multinacionales como domicilios legales para hacer negocios escapando a las leyes impositivas de sus

países ´de origen.

En las Báhamas, en relativo declive tras el "boom" de las islas Cayman, hay censadas 15.000 empresas y

cuentan con un banco cada 60 habitantes, veinte veces superior ai promedio americano y también por

encima da Suita, donde hay un banco cada tres mil ciudadanos.

No sólo el canal

El interés de los americanos en Panamá no se centra exclusivamente en el canal. Sin necesidad de un

territorio designado especialmente como "paraíso fiscal", los panameños brindan la misma clase de

facilidades que aquéllos.

La Comisión Bancària Nacional sólo supervisa en general a los bancos extranjeros. Estos no están

obligados a constituir un mínirtio de reservas, a "techos" en ka tipos de interés ni a pagar impuestas,

requisitos que el se aplican a los bancos panameños. A cambio, la banca internacional facilitó el acceso de

Panamà a los euromeroados con el fin de obtener créditos para cubrir su déficit presupuestario.

Diferencias horarias

Muchos de los centros "off-chore" se localizan en sitios ubicados a mitad de camino entre centros

comerciales y bancarios genuinos. Es e! caso de Bahrain, en el golío Pérsico, y de Singapur, en e3

extremo sur de la península indochina.

El negocio consiste en las diferencias horarias. Cuando en Bahrain es de noche, en Singapur y Tokio los

bancos están trabajando. Cuando ea Europa es mediodía, en Bahrain los bancos ya cerraron. Este paraíso

fiscal del Meólo Oriente impuso la moda de los préstamos por doce horas. El negocio consiste en tí cobro

de intereses y comisiones por prestar dinero a quienes trabajan mientras el prestamista duerme.

Un principado

Absoluta libertad de cambios, múltiples excepciones legales para los bancos, inexistencia ce impuestos y

secreto baneario, hicieron del principado de Luxemburgo la segunda plaza en importancia del mercado de

euroc´ó-lares, luego de Londres.

Luxemburgo mueve unos 75.000 millones de dólares al afio. No es casual que el 84 por 100 de los,

depósitos bancàries estén conformidos en divisas extranjeras, según la revista francesa "Banqus"

En conjunto, los "paraísos fiscales" representan el 30 por 100 de los morcados de euroóivisas: unos

90.000 millones de dolares (6,3 billones de pesetas).

Si prospera la intención de los Cabildos las facilidades de que goza el comercio hindú en las Canarias

serán Juego de niños comparados con los negocios del capital financiero internacional.

 

< Volver