Un policía, gravemente herido. 
 Nuevos incidentes en Tenerife  :   
 Se produjeron diversas manifestaciones y cuatro autobuses fueron quemados. 
 Arriba.    25/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Un policía, gravemente herido

NUEVOS INCIDENTES EN TENERIFE

Se produjeron diversas manifestaciones y cuatro autobuses fueron quemados

SANTA CRUZ DE TENERIFE. (Agencias.)—Durante la mañana de ayer se produjeron diversos

Incidentes en Santa Cruz de Tenerife. Los hechos, casi todos de alteración del orden público,

respondían al llamamiento de «día de lucha» y convocatoria de huelga, que el Gobierno Civil

de la ciudad prohibió terminantemente mediante una nota hecha pública en todos los medios

informativos de la región.

Ayer por la mañana aparecieron numerosos comercios cerrados, a excepción de las entidades

bancarias, que permanecían abiertas al público.

En los barrios cercanos aL casco urbano de Santa Cruz, diversos grupos incontrolados

incendiaron varios autobuses y, al parecer, han sido cuatro los que han quedado prácticamente

destruidos, aunque el balance final es todavía imprevisible.

Por diversas zonas céntricas de la ciudad se produjeron manifestaciones de matiz separatista,

que fueron disueltas por la Policía Armada. Se practicaron un número indeterminado de

detenciones, y, por la tarde, la ciudad aparece como muerta. Los quioscos de Prensa están

cerrados, así como todos los comercios. Al parecer, los responsables de estos incidentes son

el Partido del Trabajo de España, Organización Revolucionaria de Trabajadores, Partido

Comunista de Canarias, Partido de los Trabajadores Canarios, MPALIAC, así como por los

Sindicatos Obreros Canarios, Confederación Canaria de Trabajadores y Sindicato Unitario.

Poco después de las seis de la tarde, en Santa Cruz de Tenerife se produjeron nuevos

incidentes, consistentes en rotura de escaparates y pedradas contra edificios determinados. El

«Diario de Avisos» de esta capital fue centro de las pedradas de un comando incontrolado,

compuesto por unas quince personas, que rompieron a pedradas y con barras de hierro las

cristaleras del edificio, mientras trabajaban en su interior los redactores. También un grupo

reducido apedreó el edificio central de la Organización Sindical, dándose inmediatamente a la

fuga.

Al parecer, estos comandos incontrolados interfieren las emisoras de los coches patrullas,

dispersándose cuando escuchan el aviso de que se dirigen a determinada dirección. También

parece ser que han quemado otro autobús de transporte público.

Por otra parte, sin que por el momento se hayan aclarado aún las circunstancias, cuando un

policía vestido de paisano iba con un compañero, resultó herido grave por un disparo que

efectuó una tercera persona con la propia pistola que acababa de arrebatar al agente, quien

tiene la bala alojada junto al esternón, después de haberle penetra do por un muslo.

 

< Volver