En los libros de consulta de los pilotos. 
 Dos planos distintos de Los Rodeos     
 
 Diario 16.    30/03/1977.  Página: 16-17. Páginas: 2. Párrafos: 6. 

En los libros de consulta de los pilotos

Dos planos distintos de «Los Rodeos»

Las explicaciones oficiales en torno al accidente de Tenerife son tan confusas como insuficientes. Bajo el

amparo del secreto del sumario, al opinión pública ésta sufriendo una sustracción informativa que no está

justificada.

Peso tal vez haya razones para el silencio. Por ejemplo, algo que no se ha dicho es que en los libros de

consulta, de los pilotos hay dos planos del aeropuerto de Tenerife que son vigentes y distintos. Y que

dentro de lo que cabe explicar como un error del piloto también pudiera Interpretarse como un error

producido por una consulta a un plano erróneo. No se trata más ´que de una hipótesis entre las varias

posibles. En efecto, el plano que puede considerarse perfecto de los dos que reproducimos es el que dice

"Tenerife, pista y rodadura´s" (plano 1); pero lo más probable es qué el piloto no consultara este plano,

sino el que reproducimos en segundo lugar (plano 2), que es el que, por ejemplo, reproduce el diario "El

País" el día 29. Y es fácil explicárselo: este segundo p{ano es la contrahoja de la hoja de aproximación

del piloto para el aterrizaje (plano núm. 3), en la que se facilitan los datos para la maniobra de

acercamiento al aeropuerto. El piloto no tiene más que volver la hoja para encontrarse con el plano de las

pistas, sin tener que molestarse a buscar el plano núm. 1, más detallado.

Pero como puede observarse en el plano 2, aparecen dibujados junto a la torre unos parterres que no

figuran en el plano uno. Por tanto, si el piloto hubiera entrado desde la pista de rodadura a la de despegue

por el pasillo señalado en el plano 1 con "C-2", lo natural es que hubiera estado buscando los parterres

que figuran señalados en el plano 2 (que es erróneo), pues serían la guía más adecuada en la niebla; pero

como esos parterres no existen, entró, sin poder percatarse del error, en la pista de despegue.

En este caso el error no hubiera sido del piloto, sino del plano. Pero, aunque no fuera así, pues la carencia

de datos sólo da opción a la conjetura, resulta lamentable que en los libros facilitados a los pilotos puedan

figurar planos equívocos.

Las compañías extranjeras no usan los planos de Iberia —sólo los utilizan ésta y Aviaco.

 

< Volver