Autor: Escribano, Francisco. 
 La tragedia de Tenerife. El cincuenta por ciento se producen en aproximación y aterrizaje. 
 12 accidentes en tierra, en 13 años     
 
 Diario 16.    30/03/1977.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 20. 

12 accidentes en tierra, en 13 años

Francisco Escribano

MADRID, 30 (DI6).—Déla los 212 accidentes de reactores comerciales ocurridos en el período 1962-

1975, sólo 12 se produjeron en tierra. De estas 12 catástrofes, la mayoría fueron ocasionadas por salirse

los aviones de la pista de aterrizaje y no por choque con otras aeronaves.

Los expertos en aeronáutica señalan que más del 50 por 100 de los accidentes con víctimas se producen

durante aproximación al aeropuerto y el aterrizaje. Le siguen en peligrosidad las fases de despegue y

ascenso del avión.

Las causas

En un estudio realizado sobre el decenio 1962-1972, en el que hubo 124 accidentes de reactores

comerciales, las causas de los mismos se distribuyen de la siguiente forma:

— 44 (35 por 100) en la aproximación a pista.

— 25 (20 por 1001 en la operación de despegue.

— 15 (12 por 100) en el aterrizaje.

— Cinco (4 por 100) en tierra.

Datos muy similares se obtuvieron de 1972 a 1975. Este es el balance de los 88 accidentes que ocurrieron

en este período:

— 32 en aproximación al aeropuerto.

— 16 en aterrizaje.

— 16 en despegue.

— Cinco en pleno vuelo.

— Siete en tierra.

De 1973 a 1975, 74 aviones pasaron a chatarra a causa de los accidentes. En 1973 se perdió un avión por

cada cuatrocientas mil horas de vuelo. En 1974, por cada quinientas setenta y cinco mil, y en 1975, por

cada setecientas cincuenta mil.

En 100.000 aterrizajes —en el peor de los años, 1963—, el índice de muertos es de 0,45 y de 0,80 por

cada cíen millones de pasajeros-kilómetro. En 1974, el número de víctimas fue de 0,32.

La "caja negra" es naranja

La "caja negra", denominada técnicamente "Fly data recorder", es un dispositivo que proporciona

diversos datos del vuelo: altitud, velocidad, rumbo, etc. El registro se hace en una cinta metálica, por

medio de señales oscilográficas que entran en funcionamiento desde que el avión se pone en marcha.

La "caja negra", paradójicamente, es de color naranja. Su nombre lo tomó del color que tuvo en los

primeros tiempos de su aparición, en los años 30. El cambio de color se debe a que el actual es más

fácilmente identificable.

El inventor de la "caja negra", Alfred Weston, murió en noviembre de 1974, en el hospital de una cárcel

de Liverpool. Weston, cincuenta y siete años, doctor en Ciencias de ingeniería Aeronáutica, se vio

envueltos en diversos asuntos delictivos que le llevaron a prisión durante sus últimos años.

 

< Volver