Autor: Gómez-Salomé Ruiz, José María. 
   La URSS utiliza al MPAIAC     
 
 Ya.    01/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

HOY, es noticia

LA URSS UTILIZA AL MPAIAC

Si tras diez años de intentarlo sólo ahora ha conseguido Cubillo audiencia en la OUA es porque Moscú

está empeñado en que las Canarias no formen parte de la aportación de España a la estructura logística de

la OTAN

Es un fenómeno tan viejo conio la historia de la diplomacia qué las organizaciones supranacionales tienen

su peor enemigo dísgregador en el choque de intereses de sus propios países » regímenes, hasta el

extremo de que en casi todos los casos perviven gracias a ciertas "vacunas antidivisión", capaces de

distraer a los pueblos colocando en un primer plano de discusión un tema que catalice voluntades,

aglutine votos, a falta de capacidad para resolver los verdaderos problemas. Se trata de encubrir con una

"cortina de humo" la ausencia de autoridad decisoria y la amenaza de fracaso que siempre engendran las

luchas intestinas.

El caso de la O. U. A. interfiriéndosc de forma flagrante en la política interior de España—precisamente

cuando con más realismo está encarando el regionalismo y las autonomías—viene a ilustrar esa forma de

evasión practicada por algunas organizaciones internacionales. Aunque se espere que la "cumbre" de jefes

de Estado africanos—«que tiene lugar en Librevílle, Ga-bón—, no respalde la absurda pretensión de

equiparar a las Canarias con el Sahara, lo cierto es que se ha puesto en marcha una maniobra contra la

soberanía de España, que el Gobierno de don Juan Carlos está decidido a afrontar con la máxima dureza

diplomàtica. Si la OUA insiste en pretender enviar una comisión investigadora a Canarias; la respuesta

oficial española será de una inusitada dureza, y así parece que se lo ha comunicado a los embajadores de

países acreditados en Madrid el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja Aguirre, que los ha recibido

personalmente por separado.

Concentrar el esfuerzo de decisión en Jas intrigantes aspiraciones separatistas del MPAIAC no es más que

un pobre recurso para disimular la capacidad para encontrar soluciones a los verdaderos conflictos entre

países miembros de la Organización de la Unidad África. Ahí están las querellas entre Kenia y Somalia,

Argelia y Marruecos, Uganda y Kenia, Somalia y Etiopía Tanzania y Kenia, amén de otros que están en

ciernes, como el del Chad y Libia> planteado en Libreville.

Es cierto que el Movimiento para la Autodeterminación y la Independencia deJ Archipiélago Canario—

que encabeza Antonio Cubillo desde Argel—no ha sido admitido como interlocutor ofdcial de la OUA,

pero el representante argelino le ha prestado la voz, como desde hace doce años refugio, respaldo diplo-

mático y, últimamente, media hora diaria de emisión radiada. El MPAIAC está sirviendo de excuea para

"cobrarle" a España la factura del Sahara, pero también se ha convertido en lanzadera diplomática

utilizabre en la guerra oculta que las superpotencia´s tienen planteada en los planos económico y

estratégico. Cubillo ha tenido múltiples "padrinea" desde que se instaló en Argel, porque no en balde

constituye el archipiélago canario el principal "portaaviones" anclando en las vitales rutas del Atlántico,

frente a África. Si ahora se habla.de incluir las CaMarias en el sistema logístico de la OTAN, es muy

probable que la URSS esté activando a sus amigos en la OUA para desestabilizar la política exterior de

España, creándole ante el Comité de Descolonización de la ONU un problema que, en verdad, apunta

contra loa Estados Unidos.

José María GOMEZ-SALÒME

 

< Volver