Autor: Horna, Ángeles. 
 Los centros educativos de Cáritas. 
 Tres institutos infrautilizados por falta de recursos  :   
 De las 1.300 plazas disponibles, sólo 600 van a ser ocupadas el próximo curso. 
 El Eco de Canarias.    02/10/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 37. 

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, domingo, 2 «te octubre dé 1977

EL ECO DE CANARIAS

TRES INSTITUTOS INFRAUTILIZADOS POR FALTA DE RECURSOS

LOS CENTROS EDUCATIVOS DE CARITAS

De las 1.300 plazas disponibles, sólo 600 van a ser ocupadas el próximo curso

La Escuela-internado para sordomudos´ con capacidad para cien niños, es deficitaria

Dos guarderías y un taller de Formación Profesional completan las instalaciones que la organización

patrocina y dirige en Las Palmas

"Nuestros centros vienen a suplir la carencia de puestos escolares en nuestra provincia" (Don JOSÉ

RODRÍGUEZ)

La Organización de Caritas Española es sobradamente conocida por su constante quehacer benefactor y

por sus servicios altruistas de todo tipo. Pero hay una faceta más de una singular importancia quizá menos

conocida por el gran público. Garitas desde hace quince años se lanzó a una promoción social educativa y

nacieron institutos, guarderías, un taller de Formación Profesional y una escuela de sordomudos con un

equipamiento técnico que no tiene nada que envidiar a ningún centro de este tipo. Don José Rodríguez,

delegado de Caritas desdé hace muchos años, nos ha informado ampliamente de estos centros que vienen

a suplir la gran carencia de puestos escolares que sufre nuestra provincia. En la actualidad, patrocinados

por Caritas directamente existen en Las Palmas tres institutos que imparten, clas.es de B.U.P, El primero

de ellos, Santa Isabel de Hungría abrió,sus puertas:en el año 1962 y fue el primero que hubo en la zona de

Ciudad Alta, y el Santa Catalina y Nuestra Señora del Pilar en la zona de Guanarteme. Los dos últimos

están emplazados en la zona del Puerto de La Luz donde no hay centros de Enseñanza Media. Los tres

centros fueron construidos expresamente para sus funciones específicas. Él del Pilar de construcción más

reciente destaca por sus instalaciones ,está situado dentro del complejo pe-iigioso de la Parroquia del Pilar

y fue construido casi en su totalidad por la Dirección General.de. Arquitectura^ï El.presupuesto fue

de 67 millones de pesetas. Estos institutos nacieron al amparo del Decreto 90 en que se regularizaba esta

modalidad de secciones filiales de Instituto. Una fórmula feliz de coordinar el esfuerzo de la iniciativa

privada con la protección de la Administración. Estas secciones fueron pensadas como respuesta a una

situación carencial de puestos escolares, .en las barriadas, en los núcleos urbanos nuevos, distantes de los

institutos matrices y que por su gratuidad o coste mínimo a la vez que por su carácter oficial

constituyeron una aportación notable al problema de la enseñanza en la capital, muy de cara a las familias

de modesta cond:ción económica. Don José Rodríguez añade al respecto: «El que podamos hacer una

promoción social contribuyendo a remediar una carencia de la sociedad es lo que justifica la intervención

de Caritas en estas promociones si no >no tendría sentido. El que continúe siendo una aportación

asistencia´! justificà el que sigamos embarcados en esta aventura». En el año 1970 con la nueva Ley de

Educación estas secciones filiales fueron invitadas a su transformación. Había dos elecciones posibles: o

constituirse en un centro de E.G.B. o de B.U.P. Caritas escogió la segunda fórmula. «Desde ´hace aihora

tres años tenemos ya la calificación de centros no estata´les ´homologados de B.U.P. que en función de

haber sido secciones filiales adcritas al Instituto, siguen recibiendo la subvención estatal aunque >no en

toda ia totalidad del presupuesto». Hay que añadir a las palabras del padre Rodríguez que son los únicos

centros privados de B.U.P. subvencionados.

LOS TRES CENTROS ESTÁN INFRAUTILIZADOS

La capacidad de estos tres centros es de 1.300 alumnos. La cifra es sin duda considerable ante la escasez

de puestos en los Institutos. Pero se da el caso de que solamente se utilizan seiscientas plazas. Setecientas

pues, están fuera de servicio, míen tras que el desdoblamiento de centros estatales cada vez provoca

mayores problemas La infrautilización de estos centros se debe a la implantación paulatina del nuevo

bachillerato y la lim.itahción de los grupos sub vencionados, que lógicamente impone una restricción a la

hora de admitir alumnos y contratar profesores. Sin embargo según os dijo el director de la Organización,

no se han denegado muchas solicitudes. La explicación que da a esto el padre Rodríguez es que «mucha

gente se ha retraído». Refiriéndonos al número de alumnos qus llenarán las aulas de estos tres centros

durante el nuevo; curso hay que señalar que es- de sólo doscientos ´por centro. ...«Y todavía no hemos

recibido notifícación del Ministerio de Educación respecto a los grupos que se van a subvencionar. Nos

hemos limitado a la admisión de alumnos que permite el normal crecimietno, al pasar de un curso a otro.

No nos podemos sa lir de aihí porque corrernos el riesgo de quedarnos en la estacada». La admisión

inicial de estos centros se ha visto afectada en cierta medida al tener que establecer nuevas dependencias

y servicios exigidos por la Ley de Educación. Un dato interesante y comparativo es el del coste por

algunos en estos institutos. Don José señaló que es de menos del cincuenta por ciento en relación con los

demás centros estatales. En cuanto a las instalaciones, hay que decir que tienen üri promedio, cada centro,

de diez a doce aulas, con una capacidad para unos cuarenta alumnos. Del mismo modo cada instituto

dispone de tres ´laboratorios, habiendo igualmente en cada uno dé ellos, biblioteca, instalaciones

deportivas y dérnás dependencias destinadas1 a seminarios, profesorado, etc. Respecto al equipamiento es

comparable según palabras de Tléstro interlocutor: -al de cualquier otro Instituto.

PROFESORADO

Contrariamente á la ´problemática que se planteó el curso pasado en torno al profesorado, produciéndose

paros en muchos cen tros, los institutos de Caritas no registraron ningún tipo de problemas.

«Afortunadamente y me complazco en proclamarlo con admiración y gratitud a los profesores, no ´hemos

tenido situación as problemáticas. Hasta el punto, que la prensa nacional el pasado curso se hizo eco de

que eran ios únicos centros que no habían in te r r um pido sus ciases». El promedio de profesores en

estos centros es de 6 a 8. Si bien para este año se ha contratado nuevo profesorado. «A quién

•hemos rogado que acepte nuestro compromiso hasta que nos llegue la notificación definitiva de los

grupos que van a> ser subvencionados». Las fuentes de financiación dé estos centros están cubiertas de la

siguiente manera: Una subvención del M.E.C. que, él pasado curso, fue de un 73 por ciento. La

aportación de las familias asciende a un 16 y el resto, dentro de los déficit, lo pone Caritas, un 11 por

ciento. Cada uno de los centros tiene un presupuesto más o menos ´de cuatro millones y medio.

ESCUELA - INTERNADO PARA SORDOMUDOS

Probablemente la institución más importante, por su enorme contenido social, es la Escuela-internado

para sordomudos, San José. Esta Escuela se .inauguró:, en el año 1974 y tiene una capacidad para cien

alumnos entre los cuatro y quince años. En esta Escuela-internado hay alumnos de casi todas las islas del

Archipiélago y de •pueblos del interior de nuestra isla. Los propósitos de este centro son la

desmutización, la articulación, el lenguaje y a partir de ahí todo lo más, que se le pueda enseñar a un

chico en los disitntos niveles de enseñanza. «Se incluye —añade el Padre Rodríguez-una fase final de

Formación Profesional para que cuando los Chicos abandonen la Escuela puedan valerse por sí mismos si

no quieren continuar con otras enseñanzas superiores». Las. instalaciones de esta Escuela-internado única

en la provincia, están perfectamente .dotadas, para impartir la enseñanza especial de estos niños. El centro

dispone de cinco laboratorios de hip.oacústicos, tres cámaras de ortofonía; una cámara audiométrica y un

detector Jouve para el diagnóstico y recuperación del oído. Por otra parte existen también equipos de

metrología, d« manualizaciones y abundante material especializado de preescolar y E.G.B. En cuanto a

los avances experimentados por los niños que reciben esta educación especial, don José afirma que los

progresos han sido tan evidentes que «ihay alumnos que van a> hacer ya el cuarto grado de E.G.B.».

El número de sordomudos que existe en nuestra provincia es, según un estudio que, realizaron asistentes

sociales de unos quinientos, de ellos doscientos en edad escolar. De estos datos se deduce la , demanda

que queda por cubrir. Sería necesario crear más centros o ampliar éste que ya funciona con un saldo

educativo favorable. No es tan favorable sin embargo, el saldo económico. Mantener este tipo de centros

es sumamente costoso. Los aparatos, el cuadro de profesores que tiene que estar integrado por

especialistas en pedagogía terapéutica, por otra parte el número de alumnos por clase de no más de 13,

encarece los •presupuestos. «Es la obra que más dinero cuesta a Caritas. La más deficitaria. Es cierto que

recibimos subvención del Ministerio para el profesorado, así como la contribución de los padres, que

reciben importantes becas para ´los niños, y demás aportaciones, pero no obstante el presupuesto de gastos

no se cubre, en especial el del internado». El presupuesta total cada año es de diez millones. El déficit que

arrastra Caritas viene siendo de millón y medio. Sería necesaria no cabe una concienciación por parts de

la sociedad para contribuir a que esta obra continúe y pueda superar cuantos obstáculos sgbre todo

económicos surjan. ,_

GUARDERÍAS: 260 NIÑOS

Para los más chiquitines también tiene centros Caritas. En la actualidad funcionan dos guarderías, una en

Lomo Blanco con una capacidad para cien niños, ya cubiertas para este curso y otra en Guanarteme,

habilitada para ciento sesenta chiquillos. A la mitad de los niños aproximadamente se les sirve la comida-

de los comedores de Caritas. Las instalaciones están bien provistas —dice el padre Rodríguez y sobre

todo, ambas guarderías están situadas en barrios ´donde hay una gran población trabajadora. Estos dos

centros reciben subvenciones de la Dirección General de Asistencia Social, pero no llegan al millón y

medio mínimo del presupuesto anual. Son pues deficitarias. Para la Formación Profesional también hay

un hueco en Caritas: «Funciona desde hace algunos años un taller, de tricotado donde se imparten clases a

miniusválidos, mujeres abandonadas, ´viudas carentes de •recursos, etc., coa el fin de que puedan

establecerse: por su cuenta. En este sentido hemos promocionado a más de cien personas». Resumiendo la

labor educativa de todos estos años, don José señaló que estás acciones y otras similares constituyen la

vertiente de la asistencia y promoción social de Caritas. «Y por supuesto la toenef ¡cenciai que no la

abandonamos nunca». «Nuestras promociones —añade— se hacen en la: medida en- que responden a>

una situación de carencia y a la vez a una forma, concreta de dolor V sufrimientos de la humanidad. Los

tiempos evolucionan y por ende las formas de dolor, por eso nosotros buscamos nuevas formas de

respuesta. No somos ningunos .intrusos-, nos sentimos obligados a la vez que sumamente

comprometidos». A pesar de la obra realizada y de los problemas, en la cabeza de don José Rodríguez

bullen las ideas,, y los proyectos. Un centro de recuperación para drogadictos. y buscar soluciones a los.

problemas de los ancianos abandonados están esperando verse realizados si hubiese los necesarios medios

económicos. Las afirmaciones varias veces repetidas a las que ha hecho alusión el padre Rodríguez, sobre

la situación carencial de puestos escolares hacen que estos centros tengan una gran importancia,; ya que

están solucionando la grave problemática que reina en nuestra provincia, en torno a la falta de

instalaciones. De todas formas y suponernos que sin respuesta queda en el aire una pregunta: ¿Van a

utilizarse .esas setecientas plazas vacantes dé los tres institutos? ¿El Ministerio va a encargarse de que

haya ,un niño ocupando estos puestos, o una vez más van a seguir´infrautlizados los escasos centros que

poseemos?

Angeles HORMA (Foto: TROYA)

 

< Volver