Los marineros del Saa, en Madrid. 
 El Polisario nos trató como hermanos  :   
 A su liberación en Argel asistieron representantes de la izquierda española. 
 Arriba.    29/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Los marineros del >Saa», en Madrid

«EL POLISARIO NOS TRATO COMO HERMANOS

A su liberación en Argel asistieron representantes de la izquierda española

MADRID, (Agencias.)—«Nunca nos hemos sentido secuestrados. Hemos estado libres, viviendo con los

jefes del Polisario, que nos han tratado como hermanos», manifestaron, a su llegada al aeropuerto de

Barajas, los tres pescadores canarios, Isidoro Gutiérrez, Marcos Figueroa y Andrés Miranda, que han

estado en manos del F, Polisario desde el pasado día 14 y que fueron puestos en libertad en Argel a ías

tres y media de la tarde de ayer. Los citados pescadores, que llegaron en un avión de Iberia, vi-nrerqn

acompañados de una delegación española compuesta por miembros de la Asociación cíe Amigos del

Sahara y representantes de grupos políticos y sindicales de izquierda.

Los tres pescadores, que fueron, abordados a su llegada por más de un centenar de periodistas,

manifestaron que si bien en ningún momento, han sabido dónde se encontraban, han sido objeto de un

inmejorable trato, que han comido incluso mejor que en su casa y que les han agasajado y dado regajos,

ropas, pulseras, llaveros y el traje de gala saharaui, que vestían a su llegada.

Al relatar el incidente, todos coincidieron en que en ningún momento los polisarios dispararon a darles,

sino al aire y contra el barco; que fueron ellos los capturados porque fueron quienes dieron la cara, y que

estuvieron cinco días de viaje por el desierto, sin saber por dónde iban.

Manifestaron más adelante que ellos ya habían faenado otras veces en estas aguas, pero desconociendo

que eran propiedad del Sahara: «Si lo hubiéramos sabido -dijeron— no hubiéramos faenado allí. No

volveremos a faenar mientras no se arregle este problema,»

En cuanto al problema del Sahara manifestaron que entienden que sos justas sus peticiones de libertad e

independencia. Por lo que hemos visto —dijeron—la gente allí vive bastante más. Hemos visto mucbos

niños hambrientos y tirados por todas partes. Nos sentimos solidarios con ellos.»

Por otro lado, la delegación española y los representantes de los partidos políticos y centrales sindicales

que les han acompaña, do y gestionado su liberación, ban dado lectura a un comunicado, en el que se

define la liberación de los tres pescadores como una prueba de solidaridad entre los pueblos español y sa-

haraui.

Tras denunciar la entrega de armas a Mauritania y Marruecos, piden en este comunicado que el Gobierno

reconozca la propiedad de las aguas jurisdiccionales saharauis, hagan público el acuerdo tripartito

firmado en noviembre del 75 y que éste sea derogado, reconociendo la independencia del pueblo saliaraui

y reparando en lo posible los daños

La ceremonia de liberación, que comentó a las 7,00 (hora local), estuvo presidida por Ornar Hadrani,

miembro del comité ejecutivo asi Frente Polisario; Ali Mahmud M´Barek, presidente del creciente Rojo

Saharaui, y Omar Mansur, miembro de la oficina de Relaciones Exteriores del Polisario

Los pescadores españoles fueron entregados a delegados representativos de organizaciones y partidos de

la izquierda española, entre los que se encontraban Antonio Massip, presidente de la Asociación de

Amigos del Sahara occidental; José Torres, de Comisiones Obreras; Javier Nart, del Partido Socialista

Popular, y María Dolores Calvet, miembro del Comité Central del Partido Comunista Español y diputado

por Barcelona, dos miembros de la dirección del Sindicato de Pescadores Canarios, y representantes de

asociaciones de amigos fiel Sahara occidental de Alicante, Canarias. Madrid y País Vasco.

Nota de OID

La Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores hizo público el siguiente

comunicado:

«El Gobierno acoge con satisfacción la noticia procedente de Argel que informa de la liberación de tres

pescadores españoles. Al hacer patente este sentimiento de satisfacción por el retorno de los tres

españoles, el Gobierno expresa su repulsa por los actos de los que se ha derivado la privación de libertad,

y que son contrarios a toda norma de conducta internacional.

 

< Volver