Desde el día 14     
 
 Arriba.    29/11/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DESDE EL DIA 14

El día primero de este mes la delegación del Frente Polisario acusó gravemente a España en el Comité de

Descolonización de las Naciones Unidas. La acusación, según informaciones publicadas en la prensa,

causó «sorpresa e indignación» en los medios gubernamentales de Madrid.

Unos días después —inopinadamente— un pesquero español se vio ametrallado en aguas del Sahara —en

«una zona de guerras, según fuentes argelinas—. El ataque se produjo a unos cinco kilómetros al norte del

paralelo 24. Según las primeras informaciones la agresión se produjo desde una lancha neumática, con

motor fuera horda, armados con bazucas y fusiles ametralladores.

Los atacantes eran tres y se llevaron a tres marineros españoles como rehenes, uno de ellos resultó

herido.. Obligaron a todos los marineros (todos menos uno se encontraban durmiendo) a subir a cubierta.

Al salir los dos primeros, canarios ambos, una de los atacantes disparó una ráfaga de metralleta a los pies

de un tercero, Andrés Miranda, de Bueu (Pontevedra).

Durante unos días, y pese a las pesquisas del Gobierno español, no se pudo saber quiénes habían sido los

agresores del «Saa». Un misterio corrió durante varios días, en unos días tensos en los que estaban en

juego las vidas de tres marineros españoles.

Sin embargo, el hecho de la agresión verbal, del Polisario en las Naciones Unidas y la respuesta española

a esta actitud, asi como la seria molestia de la Administración española, causaron, al parecer, los electos

deseados. Incluso se envió un buque de nuestra Armada para patrullar la zona, y algún partido político

español, en contactos con el Polisario, entró en negociaciones.

El patrón del «Saa», Abdón Díaz García, declaró a su llegada a Las Palmas que «la piel, de los atacantes

era de un moreno oscuro». Y añadió: «Son de Villa asneros los que asaltaron el barco.» Entre los

tripulantes que regresaron a Las Palmas figuraba uno saharaui y otro mauritano.

A lo largo de los días siguientes las medidas tomadas por el Gobierno-español se encontraron ante un

muro de silencio. Parecía que los marineros habían desaparecido y nadie se quería hacer cargo del asunto.

Por último, hace pocos días el Frente Polisario afirmó que entregaría a los pescadores como un gesto de

buena voluntad. Lo cierto es que, para algunos comentaristas, ello representa o bien un cambio de actitud

del Polisario en éste caso, o la existencia de grupos diversos, con actitudes también diversas. Aunque lo

cierto es que, al fin y al cabo, privó el sentido común.

Arriba 15

 

< Volver