Autor: ;Redondo, Juan. 
 Luis Fajardo, diputado del PSOE. 
 Vi como la Guardia Civil disparó a los estudiantes     
 
 Diario 16.    14/12/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Luis Fajardo, diputado del PSOE

«Vi como la Guardia Civil disparó a los estudiantes»

Antonio Ojeda Juan Redondo

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 (Corresponsal D16).—Luis Fajardo Espinóla, treinta y uno años y

diputado del PSOE por Tenerife, manifestó ayer a D16: "Yo no vi cómo cayó muerto el estudiante Javier

Fernández, pero desde luego vi con toda claridad cómo varios guardias civiles disparaban contra los

estudiantes que se encontraban en la azotea y la puerta principal de la Universidad de La Laguna."

Fajardo, catedrático de Universidad, que vive en el ático de un edificio frente a la Universidad, desde don-

de se divisa con absoluta claridad todo el campus, señaló que está en posesión de numerosos detalles

sobre la intervención de las Fuerzas del Orden, en especial de la Guardia Civil.

"Puedo afirmar con certeza —dijo Fajardo a D16— que no hubo acorralamiento de los guardias y que el

enfrentamiento se reducía a que un grupo no muy numeroso de estudiantes tiraban piedras."

El diputado socialista, que pondrá a disposición de la comisión parlamentaria que se cree y de la investiga-

ción judicial sus testimonios sobre los sucesos que costaron la vida del estudiante Javier Fernández,

califico de "desmedida e irregular" la actuación de las Fuerzas del Orden, porque "no había —dijo— acoso

ninguno de las Fuerzas de Orden Público y además no es normal que se repriman manifestaciones de esa

forma con disparos reales dirigidos contra los manifestantes".

Luis Fajardo, al ver la actuación de los guardias civiles, intentó, según dijo a D16, ponerse en contacto

telefónico con el gobernador civil para intentar mediar y modificar la actuación de las Fuerzas de Orden,

pero no lo logró.

Más testigos

El secretario de las Juventudes Socialistas Tinerfeñas, José Luis Reyna, que se encontraba junto al dipu-

tado Fajardo, declaró , asimismo a D16 que ellos vieron cómo mientras sacaban al estudiante herido "la

Guardia Civil seguía disparando". "Nosotros vimos «—dijo— cómo se tiraban ráfagas de metralleta contra

los estudiantes que estaban en la azotea de la Universidad y cómo un guardia civil apuntando con su

pistola disparaba contra los que estaban en la puerta."

Todos los testigos presenciales con los que habló D16 coincidieron en la reconstrucción de los hechos

que le costaron la vida a Javier Fernández. Después de varios enfrentamientos —señalaron— con

Antidisturbios de la Policía Armada, que disparaban balas de goma, éstos abandonaron el lugar, y varios

guardias civiles, que los testigos cifran entre catorce y dieciséis, rodearon el "campus", penetraron en el

interior y dispararon con subfusiles ametralladores y pistolas.

"Inmediatamente —dijo Gonzalo Rodríguez, estudiante de primer curso de Psicología— nosotros nos

replegamos hacia la escalinata principal de la Universidad."

"No éramos en ese momento —añade José Luis Morales, estudiante de primer curso de Económicas— más

de veinte personas, y las piedras. que se tiraban ni siquiera llegaban a donde estaban ellos."

Gonzalo afirma que vio claramente cómo un guardia civil "bajo y flaco apuntaba con su pistola apoyando

la mano derecha sobre el brazo izquierdo. Estaba al pie de las escalinatas, a unos veinte o veinticinco

metros, y disparó varias veces. Poco después una bala alcanzó a Javier Fernández".

Dos profesores del departamento de Filosofía, Jesús Sánchez Navarro y José María Chamorro, que

presenciaban los hechos desde su casa, frente a la Universidad, declararon que la Guardia Civil continuó

disparando después de que un estudiante saliera con bandera blanca.

"Efectivamente —señaló Ernesto Baena Ruiz, estudiante de quinto curso de Psicología—, gritamos todos

que había un herido y que parasen el fuego, pero continuaron disparando. Un compañero salió con

pañuelo blanco y el carnet de identidad en la mano, pero fue golpeado por un guardia."

Según todos los testigos, que han prestado declaración voluntaria en el juzgado, la Guardia Civil siguió

disparando un largo rato después de alcanzar a Javier Fernández, y sólo paró cuando cuatro estudiantes

sacaron al Joven ya muerto, que fue introducido en un Land Rover de las propias Fuerzas del Orden.

En su declaración en el juzgado, los testigos que presenciaron los hechos desde diversos ángulos

entregaron varios casquillos de bala para que figurasen como prueba.

 

< Volver