Autor: Orgambides, Fernando. 
 Esta madrugada, en Tenerife. 
 Tiroteado dos policías     
 
 Informaciones.    14/12/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

ESTA MADRUGADA, EN TENERIFE TIROTEADOS DOS POLICIAS

Por Fernando ORGAMBIDES (Enviado especial de INFORMACIONES.)

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14.

DOS policías han sido tiroteados esta madrugada en Santa Cruz de Tenerife desde un automóvil cuando

se encontraban de vigilancia junto al anexo de Galerías Preciados, edificio que ayer ardió a consecuencia

del lanzamiento de tres «cocteles Molotov». Los policios fueron alcanzados de lleno por tiros de escopeta,

viéndose sorprendidos y sin tiempo alguno para reaccionar. Momentos después fueron trasladados al

Hospital Militar, donde uno de ellos ingresó gravísimo y el otro con heridas de menor consideración.

• UNO DE ELLOS ESTA GRAVÍSIMO Y QUIZA TENGA QUE AMPUTÁRSELE UN BRAZO

• GRAVES DISTURBIOS CALLEJEROS EN LA LAGUNA

• CENTENARES DE POLICÍAS ANTIDISTUR-BIOS TRASLADADOS DESDE ZARAGOZA Y

CÓRDOBA

El atentado se perpetró poco después de las tres y cuarto de la madrugada. Al parecer, los disparos se

efectuaron desde un automóvil blanco que pasó por el lugar (en pleno centro de Tenerife) a regular

velocidad.

Según ha podido saber INFORMACIONES, el policía herido de mayor gravedad, don Francisco Sánchez

Aguilera, ha sido intervenido quirúrgicamente esta madrugada, habiendo salido favorablemente de la

operación. En este momento se encuentra en la unidad de cuidados intensivos.

Según el primer parte médico, a consecuencia del impacto recibido, el policía tiene prácticamente

destrozado un brazo.

El otro herido en el atentado, de carácter leve, es el policía armado don Antonio Ibáñez Soso, que fue

ingresado en la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social, donde ha sido hospitalizado.

A pesar del numeroso contingente policial (más de 1.000 hombres) que desde ayer tienen tomadas

prácticamente las calles de La Laguna y Santa Cruz, se teme que hoy vuelvan a repetirse nuevos

incidentes en Tenerife. El centro urbano de La Laguna —localidad de casi 100.000 habitantes, próxima a

la capital— presentaba esta mañana un aspecto desolador, con evidentes muestras de violencia: farolas

destruidas, restos de barricadas, destrozos en comercios, etc.

Tanto hoy como mañana han sido declaradas Jornadas de luto por las autoridades universitarias, y de

lucha por algunos grupos extraparlamentarios, entre los que destaca el M.I.C. (Movimiento

Independentista Canario), de gran arraigo entre la colonia canaria de Venezuela y no muy amigo —

aunque sí de similar proyección política— del M.P.A.I.A.C., que dirige Antonio Cubillo. Esta tarde se va

a celebrar un funeral en la catedral por el Joven estudiante muerto por la Guardia Civil el martes, a cuyo

término parece que se va a iniciar una manifestación que de forma pacífica recorra las calles de la capital.

INCENDIO DE GALERÍAS PRECIADOS

La Jornada de ayer tuvo como protagonistas dos graves sucesos: el atentado que provocó, el incendio del

inmueble donde se encuentra ubicado el anexo de Galerías Preciados y los violentos enfrentamientos que

a lo largo de la tarde tuvieron como escenario las calles de La Laguna.

Según testigos presenciales, varios jóvenes lanzaron sobre las diez de la noche tres «cocteles Molotov»

contra los escaparates del anexo de Galerías Preciados, provocando inmediatamente el incendio de todo el

material expuesto, muebles y cortinas, en su mayoría, y dando lugar a su propagación. A los pocos

minutos, las llamas se habían extendido por casi todo el edificio. El fuego fue sofocado una hora después,

calculándose las pérdidas en más de 15 millones de pesetas. Las primeras autoridades tinerfeñas —

incluido el gobernador, señor Mardones, y el Jefe superior de Policía, señor Ramos— acudieron

rápidamente al lugar de los hechos.

BARRICADAS EN LA LAGUNA

Aparte de este atentado, la jornada en la capital transcurrió tranquila. No así en La Laguna, donde los

enfrentamientos de estudiantes y trabajadores con la fuerza publica alcanzaron momentos de verdadera

tensión y violencia. Barricadas, automóviles cruzados, farolas y señales de tráfico destrozadas,

escaparates rotos, numerosos contusionados y varios detenidos —la mayoría puestos en libertad al

momento— constituye el balance de los sucesos. La Policía —reforzada por compañías antidisturbios que

llegaron en la madrugada del martes procedentes de Córdoba y Zaragoza a bordo de aviones

«Hércules»— actuó con mucha dureza, logrando dominar la situación a primeras horas de la noche. Ante

la falta de vehículos, las compañías anitidisturbios se vieron precisadas a utilizar «jeeps» del Ejército, que

conducían ellos mismos. Los comercios de La Laguna cerraron de nuevo ayer sus puertas, siendo la

actividad laboral —fábricas, empresas, oficinas y Bancos— prácticamente nula. Varias banderas

independentistas (igual que la canaria, pero con siete estrellas) y numerosos crespones negros fueron

retirados por la Policía a lo largo de la tarde en diversas zonas de La Laguna. El acceso a esta localidad

estuvo cortado durante algunas horas, teniendo que ser desviado hacia otras carreteras el tráfico que se

dirigía a Santa Cruz de Tenerife. En el aeropuerto, momentos antes de ser introducido el féretro del joven

Javier R. Fernández Quesada en el avión que lo iba a trasladar a Las Palmas, la Policía Armada cargó

sobre cerca de 400 personas que allí se habían concentrado.

INVESTIGACIONES SOBRE LA MUERTE DEL JOVEN

Por lo que respecta a las causas que motivaron la muerte del joven estudiante, además del general

inspector de la Primera Zona de la Guardia Civil, trasladado ayer a Tenerife para dirigir las

investigaciones de los hechos, llegó anoche a esta capital el diputado comunista don Fernando Soto. Al

parecer, el señor Soto tiene previsto entrevistarse esta misma tarde con los parlamentarios tinerfeños, con

el fin de presentar al Congreso un informe sobre estos sucesos. Asimismo —según ha podido saber

INFORMACIONES—, un compañero de la víctima ha presentado una denuncia en el Juzgado número 2

de La Laguna sobre la forma en que se desarrollaron los hechos, sin que hasta el momento se tenga

noticias de que haya sido aceptada por la autoridad judicial.

Entre la treintena de esquelas mortuorias que aparecen hoy en la Prensa tinerfeña dando cuenta de la

muerte del estudiante, destaca una firmada por un grupo de funcionarios del Cuerpo General de Policía.

 

< Volver