Autor: Castañeda, Álvaro. 
   Calma y normalidad en Tenerife     
 
 Ya.    16/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

I6-XII-77

CALMA Y NORMALIDAD EN TENERIFE

Ha comenzado la operación limpieza y la retirada de barricadas y piedras • El miércoles por la noche

intentaron manifestarse diversos grupos, con algún conato de enfrentamiento con la fuerza pública • Dos

pisos resultaron incendiados por un bote de humo y por un "coctel Molotov" • El MPAIAC ha

reivindicado el atentado contra los dos policías armados

TENERIFE

(D8 nuestro corresponsal, Alvaro Castañeda.)

Después de los graves incidentes del lunes y martes pasados en La Laguna, 1a normalidad ha vuelto a la

isla. Precisamente en las primeras horas de la mañana de ayer se inició la operación limpieza con los

restos de las barricadas y piedras en la ciudad lagunera, donde en las primeras horas de la tarde del

miércoles, cerca de la zona universitaria, se volvieran a escuchar algunas detonaciones producidas por

botes de humo y balas de goma, Pero los pequeños grupos fueron pronto disueltos, hasta que algunos de

ellos se volvieron a enfrentar a la fuerza pública, repitiéndose los sucesos del día anterior. Dos pisos

resultaron incendiados, uno, muy cerca del Colegio Mayor San Fernando, a consecuencia de un bote de

humo y otro debido a un "coctel Molotov". Sin embargo, las incendios no alcanzaron gran importancia,

aunque uno de los inmuebles, el situado en el número 38 de la calle de Delgado Barreto, se vio afectado

al sufrir desperfectos el cuarto de estar de la vivienda, donde fueron pasto de las llamas un tocadiscos, una

librería y un tresillo. El siniestro fue sofocado por el servicio municipal de bomberos.

Por la noche la normalidad fue absoluta, aunque no cesaron la patrullar por. las calles de la ciudad las

fuerzas de orden público, formalidad que ha continuado todo el día de ayer, por lo que la ciudad ha vuelto

a recobrar su pulso normal.

El periódico de la tarde publica la siguiente información, que por su interés reproducimos: "La familia del

infortunado universitario Javier Ricardo Fernández Quesada según ha podido saberse se encuentra

profundamente molesta, en medio del´ dolor que en estos dramáticos momentos embarga a todos sus

miembros, por haber pretendido capitalizar la muerte del joven estudiantes diversos grupos políticos."

Javier, según las. fuentes consultadas, era un muchacho de ideas muy personales, muy amante de las

flores y no se le conocía vinculación con ningún grupo político o ideológico de los que alhora quieren

hacer de su nombre una bandera, cosa—añade la misma fuente—que no es nueva en este país. Ni ácrata

ni nada, sino un estudiante de Biológicas que tuvo la desgracia un día de cruzarse en el camino de una

bala mortal.

Continúa la mejoría de los dos policías armados heridos en atentado en la madrugada del martes cuando

se encontraban de servicio en el anexo de Galerías Preciados, en la calle del, Pilar; este atentado, como ya

se informó, ha sido reivindicado por el MPAIAC.

 

< Volver