El caso Argelia. 
 Apoyo total de los partidos a la protesta del Gobierno español     
 
 Informaciones.    23/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

EL «CASO ARGELIA»

Apoyo total de los partidos a la protesta del Gobierno español

MADRID, 23 (INFORMACIONES).

DESPUÉS de los últimos acontecimientos, la situación de nuestras agriadas relaciones con Argelia se

encuentran en su punto más delicado, el del análisis de posiciones.

Esta tarde llegará a Madrid el embajador en Argel, señor Mañueco, cuya llamada desde el país acreditado

constituye un aviso muy serio de la gravedad con uve ha considerado el Gobierno, español unos actos

innecesariamente hostiles del argelino.

Ayer también me entregada a la Embajada de Argelia en Madrid la nota verbal española, en la que se

protesta por la publicación de un artículo sobre las islas Canarias —afirmando falsedades .manifiestas,

como que son una colonia española o que existen en ella dos bases norteamericanas de detección y

escucha de carácter militar—, y se le emplaza de modo inmediato, categórico y público para que aclare si

el citado artículo, aparecido en el órgano cíe expresión, del partido único argelino corresponde o no a la

posición del Gobierno. (Se tienen noticias de otro artículo sobre el mismo tema en una revista, política,

que está siendo valorado y apreciado por los expertos.)

Desde el punto de vista internacional se obtiene la conclusión de que la intervención y participación

directa de Argelia en la crisis del Sahara occidental está empezando a encontrar dificultades serias y

comprometedoras. Asi, como ejemplo respecto de las primeras, la protesta y reacción españolas; o sobre

las segundas, la acción militar francesa en Mauritania, una de las piezas claves para la solución bélica del

conflicto que pretenden los indepentistas y quienes les apoyan, ya que es el punto más vulnerable y peor

defendido. Sólo así se explica, el continuo desplazamiento del teatro de operaciones hacia el sur. De

puertas para adentro, la decisión del Gobierno español tiene un doble valor: primero, por la reacción

general favorable de los partidos políticos, Prensa y opinión. Segundo, porque después de que el rescate

de los pescadores secuestrados por el Frente Polisario puso en cierta medida en entredicho a la izquierda

española,, ésta parece que se vuelve discretamente sobre sus propios pasos, aceptando con sensatez la

doctrina oficial sobre el problema del Sahara: que España no ha cedido más que la administración, del

territorio y no la soberanía, porque antes de producirse la autodeterminación es necesaria una consulta a la

población bajo la responsabilidad de las Naciones Unidas.

Asi, el telegrama que los lideres de todos los partidos políticos con representación, parlamentaria, —

desdé los comunistas a los catalanistas, pasando por Alianza Popular; es decir, todos, menos Euskadiko

Esquerra— dirigieron ayer a las Naciones Unidas, a quien piden una iniciativa para la solución del

conflicto basado en la libre autodeterminación de la población «conforme a las resoluciones de las

Naciones Unidas».

Y ello sin que, por primera vez, la izquierda española atribuya a su Gobierno responsabilidad en el

problema ni condicione su solución a la denuncia española del acuerdo tripartito de 14 de noviembre de

1975.

 

< Volver