Autor: Peña, Francisco Javier. 
   Argelia pretende desequilibrar el norte africano a través de España  :   
 El embajador en Argel, recibido en Exteriores. 
 Informaciones.    24/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Argelia pretende desequilibrar el norte africano a través de España

EL EMBAJADOR EN ARGEL, RECIBIDO EN EXTERIORES

MADRID, 34 (INFORMACIONES, por F. Javier PEÑA).

EL embajador de España en Argelia, señor Mañueco, ha sido recibido esta mañana en el palacio de Santa

Cruz por el ministro de Asuntos Exteriores, a quien ha dado cuenta de palabra de la situación en estos

momentos de las relaciones hispano - argelinas.

Nuestro embajador en Argel —que fue llamado urgentemente por el Gobierno a consultas el pasado

miércoles—, no ha traído la explicación del Gobierno argelino sobre los dos recientes artículos aparecidos

en los órganos de expresión del Frente de Liberación Nacional (el tánico partido permitido en el país),

acerca de la situación colonial española de Canarias, y que demandó nuestro Gobierno, porque no es el

cana] adecuado.

Ayer mismo se publicó en el último numero de ¡a revista «Revolución Africana» otro artículo sobre los

problemas regionales españoles —su título es «España enferma por sus provincias»—, en el que se dedica

un epígrafe a Canarias, insistiendo en el mismo enfoque que «El Mudjahid»: hay un hecho colonial

español en Canarias que requiere naturalmente su descolonización.

A TRAVES DE ESPASA

A los conocedores de la situación ha extrañado bastante poco la fuerte apuesta argelina que, en la .medida

que las acciones militares en el Sahara pierden eficacia, busca conseguir su mismo objetivo (aislar a

Marruecos pa-, ra alterar el actual equilibrio del norte de África y también controlar una importante parte

de la zona septentrional atlántica africana a través de España.

Esto por dos procedimientos: primero, atizando toda la confusión política posible en Canarias, cuyos

frutos (un archipiélago independiente, afrianizada, pobre, con el miedo artificial al «invasor» marroquí,

que está enfrente, y, por tanto, bajo protección argelina), trata de aprovechar en su beneficio.

Segundo, consiguiendo mantener en la desorientada oposición española la iáea de que los problemas de

Canarias derivan de la. situación del Sahara.

En estos momentos, los diplomáticos españoles están analizando la situación, que no ofrece nuevos datos,

para examinar qué se puede hacer y qué se debe hacer. Probablemente se prepare un nuevo informe para

el Consejo de ministros, qué, en definitiva, es ahora a quien le corresponderá tomar las decisiones.

 

< Volver