Autor: Cruz Domínguez, Antonio. 
 El barco llegó el martes a Alcudia. 
 El MPAIAC se atribuye el secuestro del carguero Antonio Armas  :   
 Cuando se dirigía a Valencia, un tripulante y un polizón obligaron al capitán a poner rumbo a un puerto argelino, donde desembacaron. 
 ABC.    19/01/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

ABC. JUEVES, 19 DE ENERO DE 1978

EL BARCO LLEGO El MARTES A ALCUDIA

EL M. P. A. I. A. C. SE ATRIBUYE EL SECUESTRO DEL CARGUERO «ANTONIO ARMAS

Cuando se dirigía a Valencia, un tripulante y un polizón obligaron al capitán a poner rumbo a un puerto

argelino, donde desembarcaron

Las Palmas de Gran Canaria, 18. . (De nuestro corresponsal.) A punta de ametralladora y cuando viajaban

a bordo del buque de cabotaje «Antonio Armas», rumbo a Alcudia y Valencia, dos individuos

secuestraron el barco el pasado domingo. El «Antonio Armas», perteneciente a la naviera del mismo

nombre, con sede en Las Palmas, había partido del Puerto de la Luz hace quince días, y cuando había

atravesado el estrecho de Gibraltar, el Jefe de máquinas y un polizón amenazaron a la tripulación

obligándola a desviar el rumbo hacia Argelia, sin que dieran a conocer los móviles que les impelían a

ello.

El barco tomó entonces dirección al puerto de Orán en el que, tras la intervención de la Policía, los dos

secuestradores se lanzaron al agua desconociéndose hasta el momento de transmitir esta crónica su

paradero. La Intervención de la Policía argelina permitió que el barco tomara la ruta primitiva hacia el

puerto de Alcudia, donde llegó ayer, martes.

Según noticias, en la Ayudantía Militar de Marina del puerto mallorquín, los tripulantes del barco

hicieron las correspondientes declaraciones.

DECLARACIONES DEL PATRÓN DEL BARCO.—Según declaraciones del patrón del barco a «Diario

de Las" Palmas», el secuestro fue perpetrado pero después, de la inedia noche del pasado sábado. «Dos

individuos —dijo el patrón, Juan López Cabrera—, enmascarados, tocaron en la puerta de mi camarote

mientras yo descansaba. Me apuntaron con la ametralladora y me amenazaban dos puñales. Me

ordenaron, sin más explicaciones, que orientara el rumbo del barco hacia Argel. Les contesté que ello era

prácticamente imposible, ya que el barco no tenia combustible para llegar hasta allí. Luego me

consultaron hacia qué otro puerto argelino podía ser desviado el barco. Después de meditarlo un poco,

deduje que el más próximo en aquellas circunstancias era el de Oran. Nuestro barco se encontraba

entonces a la altura del cabo de Gata. A los dos secuestradores les pareció bien la idea y me ordenaron por

consiguiente que dirigiera el barco hacia aquel puerto argelino.»

El patrón, según manifiesta, reconoció a uno de los secuestradores, que era el primer mecánico del barco,

José Antonio Medina Hernández, describiendo las características del otro, que al parecer había penetrado

como polizón en el puerto de Las Palmas, «era rubio y medía 1,70 metros aproximadamente. Según nos

dijo, era natural de Fuerteventura. Se trataba de un hombre relativamente joven».

Al preguntársele por la posibilidad de que se tratara de Ángel Cabrera, «El Rubio», presunto secuestrador

del Industrial gran-canario don Eufemiano Fuentes, parece ser que los tripulantes han rechazado tal

hipótesis, puesto que su figura no se corresponde con las fotografías que ha publicado la Prensa sobre «El

Rubio». Sin embargo no ocultaron el hecho de pertenercer al movimiento de Canarias libre. «Llevaban

varios números de teléfono para mantener contactos con Argel, pero nunca citaron al M. P. A. I. A. C.»

«Durante la travesía, que duró unas nueve horas, no ocurrió nada anormal. Ambos —dijo el patrón del

barco— me habían, atado de pies y manos, aunque en alguna ocasión me soltaron para realizar alguna

maniobra del barco y para enfilar y atracar en el puerto de Oran.» Los secuestradores, antes de abandonar

el barco, dejaron una carta para las autoridades españolas, sin que se conozca hasta el momento el

contenido de la misma. Se da la circunstancia de que uno de los secuestradores. José Antonio Medina,

llevaba sólo un mes trabajando en el barco.

EL SECUESTRO UNA OPERACIÓN DEL M.P.A.I. A.C., SEGÚN CUBILLO.— Según ha manifestado

el dirigente del M.P.A.I.Á. C., Antonio Cubillo, desde Argel, el secuestro del «Antonio Armas» ívie una

operación de sus hombres. «Dos de nuestros militantes miembros de los grupos de choque —manifiesta

Cabillo— se encontraban en peligro en el interior de la Isla y les dimos órdenes de abandonar el

archipiélago por nuestra única frontera, que es el mar.» Al referirse a los secuestradores, dijo: «Ahora les

daremos pasaporte y quiza vuelvan a Canarias a integrar nuestros comandos. Eso forma parte ya de las

decisiones que vaya a tomar nuestra, organización.» Sin embargo, calificó de «tonterías» las

especulaciones sobre la posibilidad de que el polizón sea Ángel Cabrera «El Rubio.

Según noticias de última hora, el «Antonio Armas» saldrá mañana rumbo a Las Palmas, aunque

previamente hará una escala en Santa Cruz de Tenerife para dejar carga en aquel puerto. Se trata de un

buque de cabotaje que fue botado al mar en 1966, con un registro bruto de 560 toneladas y 375 netas.

Desde hace unos meses, efectuaba viajes desde Canarias con puertos de Levante y Baleares. Se trata, por

otra parte, de uno de los barcos de cabotaje mas populares entre las Islas, y durante muchos años estuvo

realizando travesías transportando mercancías a El Alun y VilIa Cisneros cuando estas localidades

pertenecían todavía a España.—Antonio CRUZ DOMÍNGUEZ.

 

< Volver